Gora

Carrascal de Parcent, Penya des (996 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2017/12/14
Aldatze data
2019/11/22
2

La Serra del Carrascal de Parcent es un conjunto montañoso de toponimia compleja y en ocasiones algo confusa, formado por la Serra del Carrascal de Parcent propiamente dicha, que en Tárbena denominan Solana de Parelles (Penya des Carrascal - 996 m); la Serra de Ses Cordelleres (Sa Mallada Gran/Morro d'en Serra - 1002 m); y los Alts del Cocoll (Cocoll/El Molló - 1048 m). Por simplificar, teniendo en cuenta la continuidad sin interrupciones de su línea de cumbres (orientada de E a W, con el brusco quiebro S-N del ramal del Cocoll), se puede hablar de una única estructura orográfica cuya denominación más extendida, tanto en la bibliografía clásica regional como en la cartografía oficial, sería la de Serra del Carrascal de Parcent. Se extiende de E a W, desde el Coll de Rates, entronque con la Serra del Ferrer (898 m), hasta Els Plans d'Aialt, entronque con la Serra d'Aixortà (1219 m); desde este punto se disloca hacia el norte el ramal del Cocoll, techo del sistema, perteneciente al municipio de Castell de Castells (Marina Alta).

El carrascal de Parcent

En su extremo oriental, entre el mencionado coll de Rates y Benigembla, la sierra dibuja una media luna perfecta, abierta al NE sobre los productivos secanos de la Vall de Pop (viñas, olivos, almendros y algarrobos), donde se asienta la dinámica localidad de Parcent. El carrascal que da nombre al sistema responde más a una vocación o a un recuerdo de otras épocas, en las que la sierra estaría más o menos cubierta de encinas, que a la realidad actual. La especie arbórea dominante, localizada sobre todo en la ladera y al pie de la vertiente de umbría, es el pino carrasco (Pinus halepensis), con su cohorte de especies arbustivas típicas del matorral mediterráneo: lentisco (Pistacia lentiscus), coscoja, acebuche (Olea europaea sylvestris), espino negro (Rhamnus lycioides), palmito (Chamaerops humilis), romero, brezos, jaras, aulagas, tomillos....

Estos mismos arbustos, con predominio del matorral de coscoja (Quercus coccifera), cubren las laderas ocupadas antaño por el carrascal; suelen ser especies indicadoras de la degradación de este bosque típicamente mediterráneo, y a la vez precursoras, si los incendios y otros factores antrópicos no lo impiden, de las condiciones necesarias para la recuperación de la antigua vegetación. De hecho, no es raro descubrir aquí y allá ejemplares de encina de porte arbóreo en lento proceso de maduración, que llegan incluso a formar pequeños bosquetes en algunos enclaves de la ladera de umbría.

El habla o dialecto "tarbener"

Por la cresta de la sierra corre el límite entre los términos municipales de Parcent y Tàrbena. Tras la expulsión en 1609 de la población morisca que habitó estas tierras durante siglos, Tàrbena fue repoblada por cristianos viejos llegados de otros lugares del reino, mayoritariamente por colonos mallorquines que importaron sus costumbres y su lengua propia; el aislamiento secular de la localidad, que no contó con carretera hasta la segunda década del siglo XX, jugó a favor de la conservación en el habla de sus habitantes de muchos rasgos de la variante balear del catalán, hasta el punto de que algunos lingüistas elevan el "tarberner" a la categoría de dialecto.

La toponimia del término municipal de Tàrbena está plagada de testimonios lingüísticos que recuerdan los que podemos encontrar en la toponimia del archipiélago balear. Quizás el más notorio sea el uso del "article salat" ("es, sa"), procedente del pronombre intensivo o enfático latino "ipse, ipsa, ipsum", en lugar del más habitual "el, la", derivado del demostrativo "ille, illa, illud". Ojeando cualquier mapa del entorno de Tàrbena encontraremos múltiples ejemplos de esta preciosa variable dialectal: Es Collaret de sa Vinya, Es Roïdet de s'Aigua, Sa Lloma des Serral... Incluso la propia cima que vamos a ascender, la Penya des Carrascal, presenta en su nombre esta singularidad lingüística.

Desde Coll de Rates

El Coll de Rates, entronque de la Serra del Carrascal de Parcent con la Serra de Ferrer, es paso de la carretera CV-715 que une Parcent (Vall de Pop-Marina Alta) y Tárbena (Marina Baja); apreciado puerto ciclista donde se instaló en 2010 una estación de control (Stoppomat), donde los aficionados pueden cronometrar de manera automática el tiempo que tardan en recorrer los 6,8 km y 355 metros de desnivel que separan Parcent de Rates. A oriente del collado se alza la Penya de Rates (781 m), mientras que al lado contrario comienzan los recuestos del Carrascal de Parcent.

La mayor parte del ascenso se realiza por la pista que da servicio a las antenas y a la caseta de vigilancia forestal situadas de camino a la cima, por donde discurre el PR-CV 158, que utilizaremos en una versión abreviada para realizar nuestro itinerario circular. El carretil hormigonado deja atrás el restaurante alemán ubicado en una explanada sobre el puerto (628 m) y zigzaguea largamente por la solana de la sierra; la espléndida panorámica hacia el valle de Tárbena, las sierras de Ferrer y de Bernia, la Xortà y, algo más lejanas, la Serrella y el sector más oriental de Aitana (Puig Campana, Ponoig, Penyó Cabal...), hacen muy llevaderos los 3 km largos hasta la caseta forestal (0,40), donde acaba la pista. Este punto es utilizado frecuentemente como zona de despegue por los aficionados al parapente.

El sendero, marcado con brochazos blancos, rojos y amarillos, deja en la cresta un pilón geodésico de la red del Institut Geogràfic Valencià (ICV), denominado Coll de Rates, pasa junto a otra pequeña antena, y recorre los dientes de sierra de la cuerda, por terreno pedregoso, hasta alcanzar la pica metálica que señala la cima de la Penya des Carrascal de Parcent (986 m)(1,00). La amplísima panorámica en todas direcciones y el tibio sol de invierno nos harán remolonear y retrasar el momento de abandonar la cumbre y seguir la ruta.

Las marcas del PR, bastante desleídas, continúan a plena cresta hacia el NW, pasan por el Tossal d'Alpolupi (974 m), donde aflora inmaculada la roca caliza, y trazan un amplio arco al N y al E para salvar los contrafuertes rocosos de la fachada septentrional por un precioso sendero a media ladera, a través de unos parajes que conservan aún el recuerdo de épocas pasadas en sus bancales aterrazados, prácticamente desmoronados, o en ese Pouet de la Mina de Ferro que rememora pretéritas actividades mineras. En un recodo del camino (ETRS89 30T 752944 4290890), un senderillo trepa, para quien quiera superar los 150 metros de desnivel bastante empinados que nos separan de él, hasta los restos, comidos por la hiedra, de una antigua nevera o pou de neu, situado a 785 m de altitud (ETRS89 30T 753047 4290409), justo bajo la vertical de la Penya des Carrascal.

Sin desviarse, la senda se cuela al fin en una vaguadilla y desciende con más decisión hasta encontrar, a la sombra de los pinos, la Font de la Foia (2,15), con sus estirados abrevaderos. Un ramal hormigonado, que abandona a la izquierda definitivamente las señales del PR, que se desvían en dirección a Parcent, alcanza el asfalto de la CV-715 en una cerrada curva de la carretera; 2,5 km en suave ascenso por la cinta asfaltada nos separan del mirador situado bajo el coll de Rates, que alcanzamos finalmente por un breve y empinado sendero (3,00).

Acceso: Coll de Rates (1 h)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak