Gora

Frouxeira, A (427 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2018/02/03
Aldatze data
2018/02/03
1

A Frouxeira (427 m) es un peñasco granítico aislado entre los concellos de Foz y Alfoz, dominando las campiñas del Valadouro, en la comarca lucense de la Mariña Central. Su cima conserva algunos restos del castillo de Frouxeira (BIC), donde el mariscal Pardo de Cela resistió durante dos años el asedio de las tropas enviadas contra él por los Reyes Católicos; apresado finalmente en Castrodouro, murió decapitado en 1483 por orden real, en connivencia con el alto clero mindoniense, frente a la catedral de Mondoñedo.

 No podía faltar la leyenda ligada a este hecho, que relata las gestiones realizadas por Isabel de Castro, esposa de Pardo de Cela, ante su prima, la reina Isabel de Castilla, para conseguir el indulto del noble, a punto de ser ajusticiado. Con la orden de detener la ejecución en la mano, Isabel de Castro sería entretenida por emisarios del obispo de Mondoñedo, enemigo de Pardo de Cela, en un puente a las puertas de la ciudad episcopal, hasta que el verdugo cumplió la sentencia y decapitó al mariscal. El puente de piedra, que salva con un único arco el cauce del arroyo Valiñadares, se llama desde entonces A Ponte do Pasatempo.

 Pedro Pardo de Cela es un personaje controvertido en la historia de Galicia, elevado a la categoría de mártir y de héroe para la causa galleguista por el nacionalismo romántico decimonónico, cuyos postulados siguen aún vigentes en amplios sectores de la sociedad gallega. Pero conviene recordar que Pardo de Cela era un señor más de la alta nobleza gallega, heredera del feudalismo de los siglos anteriores, contra cuyos crecientes abusos y desmanes se alzaron, entre 1467 y 1469, las clases populares (campesinos, comerciantes, pescadores, artesanos, clérigos y pequeña nobleza) en la Revuelta de los Irmandiños, auténtica revolución social sin parangón en la historia medieval de Europa.

 Las revueltas irmandiñas, que a la postre acabarían sofocadas por la alianza de fuerzas de la nobleza y del alto clero, se ensañaron especialmente con las fortalezas que salpicaban las tierras de Galicia, símbolo del opresivo y vejatorio poder feudal (fueron destruidos más de 120 castillos, incluido el de Frouxeira, que fue reconstruido más tarde y definitivamente arrasado tras la muerte de Pardo de Cela). El grupo Luar na Lubre musicó el Pranto da Frouxeira, romance anónimo del siglo XV-XVI, del que solo se conservan cuatro estrofas.

 Desde la parroquia de Santa Cecilia (Santa Cilla) de Valadouro

 Desde Foz, capital del concello del mismo nombre, tomamos la carretera CP-2001 hasta San Martiño de Mondoñedo, donde hay que visitar la basílica románica de San Martiño (Monumento Nacional), que fue sede episcopal y es, por tanto, la catedral más antigua de España (s.IX-XII, aunque se conservan restos prerrománicos del s.VI); un hermoso edificio de aspecto compacto y airoso a la vez, con tres ábsides, un singular retablo de piedra caliza, restos de pinturas murales románicas y góticas, y una simpática leyenda sobre "O Bispo Santo", que hundió a golpe de genuflexión los barcos de la flota vikinga que pretendía invadir la costa focense.

 Tras la visita a San Martiño, hay que seguir hasta la parroquia de Santa Cilla de Valadouro, ya en la carretera LU-152; pasado el km 7, un ramal a la izquierda, señalizado al Mirador de Frouxeira, conduce al pequeño caserío de Villacizal, donde comenzamos la ruta a pie.

 La pista asfaltada asciende entre pinos a un collado (223 m), gira al S en ángulo recto y continúa con moderada pendiente, entre plantaciones de pinos y eucaliptos, hasta alcanzar los primeros bloques de granito, fuera ya del arbolado. En algunas paredes graníticas se pueden ver anclajes de las vías de escalada que las surcan. Antes de llegar a una explanada de tierra utilizada como aparcamiento al E del pico, tomamos a la derecha el camino que se dirige hacia el promontorio rocoso; los metros finales de la senda están acondicionados con gravilla y limitados con estacas de madera.

 En la alargada plataforma granítica de la cima de A Frouxeira (427 m), coronada por el vértice geodésico, se descubren abundantes vestigios de la antigua fortaleza, incluido un recinto rectangular donde pudo situarse la torre del homenaje. Con tiempo despejado, la cumbre es un magnífico mirador hacia la costa cantábrica, hacia el valle de Valadouro y hacia las tierras del concello de Alfoz, donde afinando la vista se puede distinguir el castelo de Castrodouro (s.XV), otro hito importante de las andanzas de Pardo de Cela, construido sobre un antiguo castro y un posterior monasterio medieval.

 Acceso: Villacizal (Valadouro) (30 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak