Gora

Kado, Alto del (1.752 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2018/11/27
Aldatze data
2018/11/28
1

La estribación de Peña Lampa (1804 m) que se dirige al N desde Torre Magalana (1711 m), por el collado de Fuente Bendiga y Peñas Blancas (1772 m), realiza a partir del Kado (1752 m) un brusco quiebro al W, para descender por la agreste cota de Cuetos Negros (1697 m) a la collada de la Estrella (1565 m) y elevarse nuevamente hacia las suaves lomas del Cueto de Prioro (1720 m), vértice geodésico del sector.

Las blancas calizas del Kado, o Alto del Kado (1752 m), emergen entre un desolado paisaje de escombreras, desmontes y profundos terraplenes, herencia de la extinta actividad minera de antracita de la mina "Rebelde", destinada a alimentar los hornos insaciables de la Central Térmica de Velilla del Río Carrión.

Desde el Puerto de Monteviejo

La ruta más cómoda coincide con la reseñada para ascender a la vecina Peñas Blancas (1772 m), cota más elevada del sector. Junto al cartel del puerto de Monteviejo (1433 m), en la carretera C-615 entre Besande y Boca de Huérgano, se inicia una pista polvorienta que planea con orientación S en dirección al pinar que tapiza la parte baja de la umbría del Cueto Prioro. Tras dejar el desvío señalizado del GR 1 "Sendero Histórico" hacia Prioro, el camino asciende hasta la Collada de la Estrella (1565 m), entre Cueto Prioro (1720 m) al W y Cuetos Negros (1697 m) al E.

Superados los elevados taludes de la zanja artificial, la vieja pista minera cambia de vertiente y continúa con suave desnivel por la cabecera del arroyo del Busto, sobre los prados y bosques donde se cobija la aldea de Caminayo. Por la solana al pie de los violentos conglomerados rojizos de Cuetos Negros (1697 m), y con señales aún visibles del reciente pasado minero de la zona, el camino permite una cómoda aproximación hasta el desolado collado de Fuente Bendiga (1625 m), una negra explanada de polvo de carbón entre el Alto del Kado (1752 m), al N, y Peñas Blancas (1772 m), al S.

Dando la espalda a este último, la pista efectúa un marcado giro a la izquierda (N) y zigzaguea entre los desmontes de la desaparecida mina, en un paisaje brutalmente alterado por las actividades extractivas. Rebasada la zona de escombreras, dejamos el camino, que se orienta en descenso hacia la vertiente de Besande (ojo, la continuidad que promete el trazado de los mapas del IGN hacia esa vertiente no es real), y trepamos por el borde terroso del desmonte hasta tocar la caliza.

Conviene flanquear a media ladera por la fachada oriental, por terreno algo escabroso, hasta localizar la senda de rebecos que hiende la pared por su centro y asciende sin dificultad, y sin necesidad de apoyar las manos, a la tendida cumbrera del Kado (1752 m); el hito de piedras que señala la cima está desplazado en este caso hacia la ladera occidental, quizás en un intento de evitar las vistas hacia la devastación de la vertiente contraria.

Acceso: Puerto de Monteviejo (1h 50min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak