Gora

Munoa (587 m)

remove-icon
Roberto Gil Alonso
Sarrera data
2019/01/26
Aldatze data
2019/01/26
1

Humilde elevación enclavada en las profundidades del valle de Aritzakun, engullida por los cordales de Gorramendi y Lizartzu. Su cima despejada tiene buenas vistas sobre el valle de Aritzakun, aunque la panorámica no va más allá de las montañas que encierran el valle. Se levanta sobre la borda Kanttanea ( 519 m ) por donde pasa la pista que da acceso al valle de Aritzakun. Como la pista es de acceso restringido, no nos quedará más remedio que dejar el vehículo en el collado de Itzulegi ( 700 m ), en la carretera de Otsondo a Gorramendi.

Desde el collado de Itzulegi.

Recorreremos la pista que baja al valle de Aritzakun hasta la borda Kanttanea, asentada en un collado bajo la cumbre en cuestión. Desde aquí se toma la ladera, primero por bosque y finalmente por pastizal hasta la cumbre, señalada por una antena doméstica. En primavera y verano, con los helechos en plena efervescencia, puede ser incómodo el último tramo, en tal caso es mejor subir desde la borda hacia la izquierda por sendas de ganado y elevarse luego por la loma sur.

Otra forma de llegar hasta la borda evitando la pista es recorrer el asfalto en dirección al Puerto de Otsondo al encuentro del sendero PR NA 6, apenas a 1 km de distancia. Aquí quedan los cimientos de una estación de radar americana de los años 60 del pasado siglo, de ahí el nombre del paraje: "Washington". Tomando el PR bajaremos ( NNE ) a la borda Otzagaztelu y en el prado siguiente habrá que estar atentos a un giro de 90 ° a la derecha, que los helechos pueden ocultar. En este punto sería recomendable un poste direccional, ya que de frente sigue una senda que termina en una zona abarrancada y peligrosa. La senda cruza la regata y sube hasta dar con la pista en las cercanías de la borda Kanttanea.

Accesos: Itzulegiko Lepoa ( 45 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconRafael Bartolomé
    2019.eko martxoak 24a

    En primavera estaban el casero y sus vacas en Kantaneko borda, así que, para no molestar, he preferido desandar la pista hasta el punto donde conecta la senda del PR (no es fácil verla junto a un árbol), y así bordear el campo y su alambrada para poder entrar a la cara sur, y alcanzar la cima por sendas de ganado (esta ruta tampoco sería agradable en verano con los helechos crecidos). Así luego era más fácil volver por el PR-6.

    Se hace una circular interesante bajando por la pista y volviendo por el PR-6, aunque se haga raro hacer 250m de desnivel para volver al coche. Tampoco es muy larga la excursión, unas 2h ir y volver. Creo que es mejor que bajar por la senda y volver por la pista, porque como comenta Roberto se han desgastado las balizas de pintura en las zonas soleadas y quedan las de los árboles. En la zona de las ruinas de Washington ya ni siquiera está la estaca, y haciendo al revés casi ni se te ocurre sin GPS bajar por esa trocha.