Gora

Oskiotz, Peña de (926 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2019/04/29
Aldatze data
2019/04/30
1

Como cima esta peña es bastante poco prominente, y solo se descubre al estudiar los mapas de cara al acceso a la Peña de Sandoain ( 940 m). Sin embargo, la cresta que la recorre es realmente interesante, siendo uno de los recorridos de la zona más estéticos, dado que no es fácil encontrar en los montes de Areta unos pasos tan sencillos sobre una zona expuesta. Generalmente otras peñas ofrecerán muchas más dificultades y no se disfrutará tanto como con esta peña. Recorrer su filo es una grata experiencia montañera, aunque las personas con vértigo debieran abstenerse.

Oskiotz / Oskioz debió ser un despoblado, quizás un conjunto de caseríos con prados para el ganado, cercano al de Sandoain, aunque es curioso que, según la cartografía oficial del gobierno de Navarra denomine esta cresta, tan cercana a la peña principal, cuando además hay otra peña sobre los faitios que le pertenecían.

Desde Elkoatz (F+)

Salimos por la derecha por la pista cementada de Aristu. Tras descender hasta el río podremos sortear el cauce, dado que no es profundo y pasar al otro lado junto a unos depósitos de cemento. Hay que evitar seguir hacia el pontarrón de Elkoatz, junto al río Areta, ascendiendo a la izquierda, al lomo donde pastan las vacas.

Por la despejada loma, donde ahora están las gavillas de paja para las vacas, se sigue hasta que el amplio camino se convierte en senda, que sortea bastante bien los pequeños bojes, girando a la izquierda (NW).

Poco a poco se va encajonando la senda pasando entre bojes más altos y girando a la izquierda (NW) por el camino de Oskiotz.

De esta forma nos acercamos a las peñas, llegando a una curiosa entrada a la derecha, por un paso tallado en la roca, saliendo a una horcada. Ahora pasamos abriendo las cuerdas que evitan que escape el ganado, para seguir las zetas de la derecha, no tan evidentes como la senda que llevábamos, pero apreciamos rocas y piedras que constituían el talud del camino. El último giro no se aprecia mucho así que si seguimos de frente salimos al pequeño prado.

A la derecha buscamos la senda que va pegada a la cresta hasta que definitivamente la encara, donde hay un paso en la alambrada.

A la izquierda queda la cresta de la Peña de Oskioz ( 926 m ), que empezamos a recorrer con más fe que confianza, dado que no vemos el resto. Enseguida vemos que es bastante sencilla, y aparece un tramo con alambrada. El lado derecho es más expuesto, así que, aunque nos pudiéramos agarrar a los postes, es menos peligroso pelear con los bojes del lado izquierdo. Ahora viene el tramo más elegante, caminando sobre el filo por un paso de aproximadamente 1m. Si tenemos algo de vértigo, siempre se puede hacerse bavaresa hacia el lado izquierdo, ya que prácticamente en toda la cresta habrá escaloncitos a los lados. Tras bordear un contrafuerte por su izquierda vamos paralelos a la cresta, dado que aquí está ocupada por bastante vegetación, antes de que se despeje y permita subir al punto más alto, que inicialmente no lo parece. La cresta que sigue es ya más baja y se reconoce porque tras perder unos metros hay un nuevo tramo vallado. Aún y todo se puede seguir un poco por disfrutar de la vista de la Peña de Sandoain ( 940 m ). Como la salida es bastante sucia es casi mejor volver al inicio de la cresta y usar la senda normal que se dirige a dicha cumbre, aunque al ser algo más complicada es posible que nos contentemos con esta peña, mucho más sencilla.

Accesos: Elkoatz ( 1 h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak