Gora

San Vicente (913 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2017/10/09
154

Montaña de aspecto impresionante sobre Ramales ( 84 m ), que forma el extremo más oriental de la llamada Peña de Rozas y de la correspondiente sierra de Hornijo. Su piramidal cara E. de más de 800 metros de desnivel sobre el río Gándara no desmerecería en un entorno de alta montaña.

Aunque la accidentabilidad suele asociarse a cotas bastante mayores, como las cumbres de los Picos de Europa, esta montaña cuenta con la mayor siniestralidad en Cantabria Oriental. Los accesos a la cima son, no obstante sencillos; es decir, técnicamente hablando no hay que escalar, ni cruzar delicadas aristas, ni practicar rápeles o algo por el estilo. Sin embargo, la garma (lapiaz) cubre la mayor de la sierra. El agrietado piso se esconde, en ocasiones, entre hierba algo alta, al haber desaparecido prácticamente los ganados errantes y, con ello, los senderos. Por ello se requiere prestar atención a las travesías entre el Pico San Vicente, El Piquete y Hoyufresnu, e ir convenientemente calzado, ya que el avance por estas "garmas" es lento y se prolongan en el tiempo. De este modo es fácil, que tras mucho tiempo de fastidioso esfuerzo prestando atención a donde se pisa, se cometa una imprecisión y el pie acabe atrapado en alguna grieta, lo que constituye el verdadero peligro de las travesías, por encima de cualquier otro.

Con todo ello, el sector oriental de la sierra de Hornijo o Peña de Rozas es, con mucho, un entorno más benévolo que el central y el occidental, donde los lapiaces se presentan con grietas mucho más profundas y cortantes. Miguel Angulo, en "Rutas Desconocidas de la Montaña Vasca" (Ed. Elkar, 1989), Sierra de Horniro, pág. 263-270, tras sufrir una aparatosa lesión en el tobillo señala:

"Las tres cimas de la Sierra de Horniro sn interesantes para ascender, con la condición de no buscar encadenarlas por sistema y evitando lo más posible las travesías por el lapiaz."

El pueblo de Ramales se abre ante el valle de Ruesga que se prolonga hacia el W. en dirección a Arredondo ( 168 m ) y es apellidada como de la victoria a raíz de una destacada batalla que tuvo lugar en ella en las guerras carlistas. La leyenda dice que un capitán carlista al sentirse perseguido prefirió arrojarse a la sima denominada desde entonces Torca del Carlista antes que rendirse. Esta sima se abre en las Peñas de Ranero en la muga con las Encartaciones de Bizkaia ( Enkanterri ), y posee una sala de grandes dimensiones catalogada entre las mayores del mundo. La Peña de Ranero es, por ello, llamada en la parte Cántabra, el Pico del Carlista.

Tres cimas conforman la parte oriental de la sierra, llamado Asiladero de los Buitres, se presenta con tres cotas de 909 m, 906 m y 913 m, siendo esta última el vértice de la pirámide de San Vicente. Ningún sendero bien formado llega a la peña y la ascensión en su parte superior tiene lugar por grandes lapiaces ( garmas ).

Desde Rozas por Manzaneda (T2)

Otra posiblidad desde Rozas ( 403 m ) es dirigirse a la Ermita del Rosario ( 455 m ) y al barrio de Manzaneda ( 475 m ). Al término del barrio de Manzaneda, junto a la última casa comienza la senda que cruza la zona de lapiaz. El itinerario se encuentra balizado con hitos y abundantes marcas que facilitan el tránsito. Tras superar una ladera herbosa, alcanzar el inicio de una pedrera antes de acceder a una nueva garma que impone pequeñas trepadas para salir a una collada con dolinas que se bordean. Subir a la derecha (E) hasta alcanzar la cumbre del Pico de San Vicente ( 913 m )

Desde Rozas (T3)

En Rozas ( 403 m ) se toma el camino que conduce a la Ermita del Rosario ( 455 m ). Más adelante se llegaría al barrio de Manzaneda ( 475 m ). Desde este lugar, que forma un pequeño barrio con tres casas que acompañan a la capilla, hay que dirigirse hacia la brecha llamada Muesca Grande ( 804 m ) entre San Vicente y El Piquete ( 917 m ) y seguir la cresta de lapiaz por terreno escabroso pero fácil. Pasando por las tres cimas consecutivas en lenta progresión se llega al Pico de San Vicente ( 913 m ).

Desde Ramales de la Victoria (T4)

En Ramales ( 84 m ) seguiremos el sendero G.R-74 en dirección a San Pedro de Soba/Hoya de Ancillo. Tras cruzar el puente sobre la confluencia de los ríos Gándara y Soba, continuar el estrecho carril asfaltado que pasando junto a las casas de la Ferrería ( 75 m ), comienza a ganar altura (SW) dando acceso a las cabañas superiores. Tras llegar al barrio de Torcamanizas ( 330 m ), se sigue a la izquierda en horizontal, cruzando prados, en dirrección (W) al barrio de San Vicente. Antes de alcanzarlo, en el paraje llamado El Collado, cuando se desvanece el bosque de la derecha se observa un prado que se dirige hacia la arista N. Tras remontar ese prado ( 460 m ) seguir a la derecha a media ladera para situarnos al pie del corredor herboso que se eleva a lo alto de la Muesca Grande ( 804 m ). Remontar la canal y salir a la brecha por la izquierda ( 804 m ). Luego seguir por la cresta (E) subiendo y bajando las cotas intermedias hasta la cumbre del Pico de San Vicente ( 913 m ).

Arista N. (F+)

Desde Ramales ( 84 m ), como en el caso anterior, llegar al barrio de Torcamanizas ( 330 m ) y acceder a la izquierda a los prados bajo la arista N. Remontar esa ladera herbosa y ascender hacia la cumbre buscando el terreno más favorable entre tramos de lapiaz, hierba y trepadas de pequeños resaltes rocosos hasta desembocar en la cumbre del Pico de San Vicente ( 913 m ).

Travesía Pico de San Vicente-Piquete-Hoyufresnu (F+)

Desde el Pico de San Vicente ( 913 m ) hay que seguir la cresta (W) coronando las cotas intermedias (906 m, 909 m ) antes de un pronunciado descenso a la Muesca Grande ( 804 m ). Desde este punto tenemos la opción de seguir por la arista hasta El Piquete (917 m )(AD-), o bien, contornear por la izquierda para buscar la Muesca Chica ( 834 m ) y ascender por la vía normal a la cumbre de El Piquete (917 m )(F+).

Destrepar a la Muesca Chica ( 834 m ) y avanzar hacia el Picu de Hoyufresnu ( 1.056 m ) atravesando un gran campo pedregoso (garma) que obliga a pequeños trepes y destrepes, pequeños rodeos, y alcanzar el punto culminante ( 1.056 m ). Existe un buzón montañero antiguo en la cota SW ( 1.039 m ).

Accesos : Rozas ( 1h 45 min ); Ramales ( 2h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

track-image RAMALES DE LA VICTORIA-RÍO GÁNDARA-MANZANEDA-PICO DE SAN VICENTE-GR 74: AGOSTO 2014 calendar-icon2019/05/12
distance-icon18,928 Km duration-icon06:12 elevation-gain-icon1.084 m elevation-loss-icon1.084 m calendar-icon2014/08/17
user-imageAngel J J 51,38 Kb.
Rozas - San Vicente calendar-icon2019/01/13
distance-icon4,038 Km duration-icon01:00 (zenbatetsia) elevation-gain-icon25 m elevation-loss-icon546 m calendar-icon1901/12/13
user-imageRoberto Gil Alonso 2,21 Kb.
Ramales-Manzaneda-San Vicente-El Piquete-Hoyufresno (Ancillo)-Ramales calendar-icon2018/06/17
distance-icon19,720 Km duration-icon08:54 elevation-gain-icon1.623 m elevation-loss-icon1.623 m calendar-icon2011/11/25
user-imageRoberto Gil Alonso 19,49 Kb.
Regules - Rozas - Pico San Vicente - Ramales calendar-icon2014/12/18
distance-icon14,272 Km duration-icon07:08 elevation-gain-icon835 m elevation-loss-icon923 m calendar-icon2017/12/04
user-imageJavier Tezanos 11.551,85 Kb.
Rozas-Manzaneda-San Vicente calendar-icon2010/02/08
distance-icon8,381 Km duration-icon02:45 (zenbatetsia) elevation-gain-icon557 m elevation-loss-icon557 m calendar-icon2010/02/08
user-imageItziar lazurtegi 4,77 Kb.

Iruzkinak

  • item-iconJavier Urrutia
    2017.eko apirilak 2a

    El Pico de la Tobazona es secundario, como todos los que se catalogan en esa categoría, no por su reducida prominencia ( del mapa de 1954 MTN50 0060-Valmaseda se deduciría una prominencia de 81 metros, 137 metros para la cota más elevada, innominada ), sino por ser la que ha sido ascendida por los montañeros con el nombre Ancillo. El buzón situado en esta cumbre y no en la más elevada (Hoyufresnu) da testimonio de esta circunstancia. La cumbre de Ancillo figuró con cota de 920 m en los catálogos de montes, en la sección anejos a Bizkaia, en las ediciones publicadas entre 1968 y 1982.

  • item-iconMatilde Sanz Rebato
    2014.eko martxoak 14a

    A fecha de hoy la subida desde Manzaneda es altamente recomendable. Directa y por terreno muy llevadero; sendero muy definido y balizado con hitos. Han abierto una Casa Rural, El paraíso del Yayo, y llegar hasta allí con el coche no supone ningún problema. Lo que no hay es sitio para aparcar más de dos o, a lo sumo, tres coches y eso a riesgo de incordiar a los amables vecinos.

  • item-iconRobín García Saiz
    2017.eko apirilak 2a

    No te estaba retando a nada; yo soy un independiente; prolífico montañero Javier..

  • item-iconRobín García Saiz
    2017.eko apirilak 2a

    Un ejemplo :

     La cima de el Lhotse principal (8516 m) dista de la cima del Everest en sólo 3,05 km (medido con la herramienta de medición de distancias de Google en sus mapas con la opción "relieve" (curvas de nivel)). La pendiente máxima "p", del Everest, desde la cima hasta el 75 % de su altura, está en el entorno de 49, 1 º. El Lhotse será independiente (montaña principal) si su distancia al Everest es d > a*h / tg(b*p). Tomando a = b = 1,5  obtenemos d > 3, 9 km y resultaría que el Lhotse sería una montaña segundaria, dependiente del Everest.  Los catorce-ochomilistas se volverían docemásuno-ochomilistas; se lo tomarían relativamente mal.

    Sin embargo, eligiendo a = 1 y b = 1, 5 obtenemos d > 2, 6 km y el orden institucional montañero quedaría restablecido. El Lhotse tiene una pendiente máxima muy alta, hasta el 75 % de su altura, del orden de 58, 2 º; medida en los mapas de Google. El Lhotse Central y el Lhotse Shar son independientes; para el valor (a; b) = (1; 1,5) si su distancia es mayor que d = 400 metros; lo cual se cumple para ambas cimas; pero no para (a; b) = (1; 1), para ambas cimas, en que obtenemos d > 5, 3 km ( si he situado convenientemente los dos Lhotses ¿segundarios?).  Estamos; en el caso del Lhotse, en valores asintóticos, demasiado variables, de la tangente (cuando b = 1,5); una variación de una décima de grado en la pendiente puede alterar mucho el valor de d; es conveniente que b tenga un valor más bajo, combinándolo con el valor de a adecuado, y válido para todos los montes. En el caso del macizo del San Vicente, con (a, b) = (1; 1,5) obtenemos d > 525 metros; todos los montes marcados por Mendikat serían independientes; es decir montes principales, con la excepción del Tobazona que sería monte segundario; por poco; del Hoyofresno. Puede haber lagún error involuntario en alguna o varias partes de este breve escrito; me cuesta mucho concentarme en estas tareas; el lector queda invitado cordialmente a comprobar los cálculos.

     

  • item-iconRobín García Saiz
    2017.eko apirilak 2a

    ** Crítica débil aunque nuclear y razonada del concepto de Prominencia, cuando es usado para clasificar los montes y montañas**

    Imaginemos un macizo pequeño, con una zona cordal casi horizontal y más larga que la altitud de sus dos extremos, simétrico con respecto al plano vertical que pasa por ese cordal. Estas dos cimas situadas en cada extremo del cordal tendrán casi la misma altitud y además la misma espectacularidad; las mismas vistas; la misma dificultad (o no) para escalarlas . Sin embargo, la clasificación de las cumbres por el método de la prominencia le asigna a la menor (aunque sea por sólo un metro de diferencia) un valor clasificatorio frecuentemente varias veces inferior a la cima del otro extremo del cordal, algo más alta.

    En el macizo del San Vicente (913 m), la distancia entre éste y el Hoyo del Fresno ( o Peña Rozas (1056 m)), es de 1,9 km. La Prominencia para el más alto, es de 363 m (hay que bajar hasta un punto de cota 693 m , mencionado por el IGN como Humilladero de la Canal de Ancillo; para poder subir al Cótelliz o al Hornijo, vecinos y más altos. Pero para el San Vicente, la prominencia es de sólo 128 metros; del orden de 3 veces menor. Sin embargo, cualquiera que haya recorrido esas cimas, sabe que el San Vicente es más espectacular y a la vez escarpado que el Hoyofresno. Lo mismo ocurre en el macizo del Amboto, separado 3, 3 km del Alluitz. El primero disfruta de una Prominencia de 734 metros, mientras que el pobre Alluitz; casi tan espectacular y magnífico; en todos los ámbitos; que el Amboto; se queda con una prominencia de sólo 83 metros; casi 9 injustas veces menos.

    Muy curiosamente; este enorme defecto, que acarrea la clasificacion de montes por prominencia; es la que sus aduladores siempre acríticos, suelen usar para alabarla.

    Yo propongo esta otra posible clasificación de las montañas:

     Si existen dos numeros enteros o bien racionales redondeados  con una precisión de un solo decimal después de la coma; "a" y "b" tales que no exista contradicción en la clasificación de los montes grandes o pequeños de cualquier macizo; obtenida mediante resultados clasificatorios empíricos  por ordenador para diversos macizos (por el ingente trabajo que ello requiere), con la siguiente definición de independencia de una cumbre: Una montaña es independiente de otra más alta, de altura "h" y pendiente máxima "p" (también pudiera ser la pendiente integralmente media; en torno a los 360 grados de Norte a Sur y vuelta al Norte) medida desde la cima hasta una altura del m % de esa montaña por determinar (m podría ser 75; o se podría determinar de una manera más orográfica, individualmente para cada monte); si la distancia "d" entre las dos cumbres es mayor que : d > a*h / tg(b*p) (* es el símbolo de la multiplicación; / el de la división y tg(b*p) es la tangente del ángulo b*p).

    ¿ Existirán o no estos números "a" y "b" que proporcionen una clasificación coherente, útil para los montañeros y geógrafos, conforme a la lógica y a las reglas no escritas de los  relieves orográficos ? ¿ Sería  menester usar una fórmula distinta de ésta ? Lo ignoro; y en todo caso no estoy retando a nadie ni a nada; no se va a salvar el mundo por una fórmula escasamente útil para la generalidad de las cosas.

    El amable y paciente lector interesado puede hojear los comentarios previos sobre el tema; en esta dirección :

    https://www.mendikat.net/com/mount/1617

  • item-iconRobín García Saiz
    2016.eko martxoak 24a

       Hay que notar lo que los ingenieros de caminos y de montes sabrán de sobra; que las carreteras que surcan los valles entre dos laderas describen casi exactamente las mismas curvas que el río un poco más abajo, porque los obstáculos que el relieve presenta al río y a la vía por abrir, son los mismos o casi. Ello se ve muy bien con el Google Earth del San Vicente, enfocando al río Gándara a su paso por la parte más baja de la ladera Este del monte y a la vez a la carretera CA-256 entre Ramales y La Gándara que discurre apenas una o dos decenas de metros más arriba, por la ladera del monte que hace frente, La Mortera. 

  • item-iconRobín García Saiz
    2016.eko martxoak 16a

     Salimos de Lanestosa donde graciosamente un Bizcaibus nos ha depositado tras un trasbordo de breve espera en Zalla. Los automóviladictos -que no saben además que son unos adictos; nadie lo dice- no imaginan que el ocio se puede construir mediante el transporte colectivo; los paisajes, a veces desconocidos, que recorren algunas líneas de autobus, son de película, se han de contemplar con tiempo; se pueden complementar con pequeños recorridos de marcha a pie por la zona elegida hasta ocupar el tempo de una mañana o de una tarde libres, yendo sin coche.
    Tomamos la pista asfaltada que sale de la última casa del pueblo, perpendicular a la carretera nacional que lleva a Bercedo. A la izquierda en la primera bifurcación y recto en la trifurcación del alto del collado cerca de la cima del monte de nombre La Casía. Sólo nos queda ya bajar por el pueblito de La Cistierna hasta el valle del río Gándara, cruzarlo por el puente después de Casatablas; subir por Rozas hasta el barrio de Manzaneda donde un sendero bien señalizado nos llevará entre lapiaces grandes a lo más alto del monte San Vicente. Si el día es despejado, las vistas son espléndidas en todas las direcciones y en cada instancia.
     Se vuelve; porque no da tiempo de regresar a Lanestosa; por Ramales de la Victoria gracias a un sendero maravilloso entre el denso Encinar del Gándara; por la ladera Este del San Vicente y el lado izquierdo del río. Son ocho horas y media de recorrido en total. La parte más alta del monte estaba quemada; la poca vegetación de arbustos y de hierbas entre tanta piedra. Hubo de haber mucho viento de propagación  porque los arbustos están separados entre sí por  lapiaces, una distancia como mínimo igual  a su tamaño.
     Al bajar de la cima, de nuevo en Manzaneda, un indígena bastante mayor pero vitalmente jóven, me preguntó amablemente que si había subido al San Vicente; le dije que venía de Lanestosa y él que si conocía a Enrique, el que le había hecho el tejado nuevo de su casa. Le contesté que no; que a pesar de ser yo de Bilbao; no le conocía. Me gusta el tempo y la medida de los pueblos pequeños. En el modesto bar de la estación de autobuses de Laredo; el camarero y probable dueño del negocio se negó a llenarme un botellín vacío, con agua del grifo. No; me dijo; yo vendo agua. Justo cuando yo estaba pensando -y no le afeé nada- que aquello era una torpeza por su parte; el hombre se arrepintió, me pidió el botellín y me lo llenó; disculpándose que le comprendiera. Las torpezas sólo son torpezas y se comprenden; le dije que yo era montañero y tan amigos. No entra en mi código natural que el agua, en el Norte, tenga que ser un bien preciado; los negocios en torno a los transportes colectivos van mal; nadie viaja con ellos en distancias medias ya en España.
    .