Gora

Cabeza del Tejo (1.722 m)

remove-icon
Jose Ramon Triviño Barasona
Sarrera data
2019/07/05
Aldatze data
2019/07/05
1

La Cabeza del Tejo es una cumbre poco frecuentada. En pocas guías o libros sobre Cazorla hablan de ella, eclipsada por las grandes cumbres del Banderillas, Cabañas, Empanadas o Gilillo. sin embargo tiene unas excelentes vistas por su privilegiada situación en el interior de la sierra, y a buen seguro no veremos por allí a nadie caminando… salvo los gamos, ciervos, jabalíes y similares.

Nuestro camino comienza en la Nava del Espino, (1430) donde nuestro autocar habrá llegado por la estrecha pista que desde Linarejos sube a las Navas y los Campos de Hernán Perea. Caminamos un poco por la pista dejando a izquierda el desvío que nos conduce al Calarilla para continuar un poco más adelante donde a nuestra izquierda vemos un área recreativa con un mesas y una generosa fuente, la de la Garganta, (1390m)que toma nombre del arroyo que llevamos a nuestra izquierda. Justo encima nuestra está la cumbre de la Cabeza del Tejo, pero como no somos cabras, ni buitres, vamos a buscar otro camino para subir más cómodamente; para ello daremos un buen rodeo a este monte.

Una vez allí abandonamos la cómoda pista para bajar a la fuente. Ahora dicen, que cruzando el arroyo y subiendo el monte a través encuentras un viejo camino carretero ya abandonado. Vamos a ver si es verdad. Primero tenemos que cruzar el arroyo y luego subir por donde buenamente se pueda, la pendiente es muy inclinada y algo resbaladiza, habrá que hacerlo con cuidado y sin prisas. A los poco metros (40m o así) de trepar como las cabras, pero no con tanta solturas como estas, encontramos ese camino carretero que comentaba.

Hemos pasado el tramo más complicado de la ruta, pero ha sido muy corto. Ahora el camino carretero es una auténtica delicia. Se interna por el bosque a media ladera, a veces se ve muy bien la construcción del camino, otras parece desaparecer pero es fácil seguirlo. Caminamos sin desniveles apreciables, cómoda y relajadamente. El camino var girando a derecha, siguiendo la orografía del monte, pronto a nuestra izquierda se ve abajo el camino del Calarilla, pero nosotros estamos arriba, y aquí vamos a seguir.

Nuestro precioso camino sube poco a poco completando casi un círculo y enfilando la cumbre de la Cabeza del Tejo y los Riscos del Madrigal. El camino se convierte más ancho, casi una pista y llegamos a unas pequeñas navas en altura, (Navillas de la Cabeza, 1682m), casi en la cuerda de la montaña donde es fácil ver correr a los ciervos, muflones o gamos. Atravesamos estas verdes dolinas (espero que después de las últimas lluvias estén ya verdes) y pronto entramos en el dominio de la roca, son grandes bloques compactos fáciles de caminar por ellos y pronto haremos cumbre a 1.722m. Podemos crestar un poco para asomarnos a las caídas casi verticales que dan hacia la Nava de San Pedro. Llegamos a un punto (1695m) que en algunos mapas sitúan aquí la Cabeza del Tejo.

Las vistas excelentes. Dominamos de frente el valle del Guadalentín con la Nava de San Pedro y al fondo el Tranco del Lobo, a nuestra izquierda la Sierra de la Cabrilla y el Empanadas. Completando el círculo con el “vacío” de los Campos de Hernán Perea ahora vemos aparecer las Banderillas, a su izquierda el Blanquillo al otro lado del Gran Valle del Guadalquivir y siguiendo la cuerda las Villas, nos metemos en la sierra del Pozo con el Gilillo, Rayal, y Cabañas.

Dejamos ya de tanto mirar el paisaje y seguimos con el pateo. Desandamos lo anterior, volvemos a pasar las navas (los primeros si van en silencio tendrán mas oportunidades de sorprender a los bichos) y seguimos la pista que nos desemboca en el ya comentado camino del Calarilla el cual continuaremos hasta el Puente de Guadahornillos, (1569m) que no es un puente como tal sino un importante Collado que separa las aguas que por el norte vierten hacia el arroyo de las Truchas, Borosa y Guadalquivir, y por el sur hacia el arroyo Valdecuevas y el Guadalentín.

Continuamos por la pista ganando altura, ignorando un coqueto sendero que se desvía a izquierda y que otras veces hemos cogido para atajar, pero esta vez seguimos por la pista para llegar a la Nava de Correhuelas,(1650m)  al final de ésta vemos un inmenso pino laricio, que según el mapa se llama Pino de la Mala Mujer. Nos paramos allí para admirar al pino y hacernos unas fotos, abrazarlo y esas cosas, y poco después pasaremos de nuestra pista para subirnos a unas rocas a nuestra derecha, es la Peña de los Alcañetes.(1708m)

Desde aquí, en la otra vertiente vemos entre el blanco roquedo una pequeña y verde nava (Navillas de Capazul) que nos llama la atención, la atraviesa otro de esos viejos caminos tan atrayentes y que en este caso lo distinguimos en la distancia porque está marcado con hileras de piedras blancas sobre la hierba verde, destacando en la lejanía. Bajamos derechos hacía él para tomarlo y al poco rato empieza a bajar, buscando una vaguada donde a veces se pierde y otras aparece de nuevo. Seguimos bajando por un suave barranco, ya casi camino hasta llegar a una zona donde se abre el terreno y aparece el Arroyo de Valdetrillos, aquí arranca una pista la cual llevaremos hasta el final. Caminaremos buen rato, viendo al fondo el estrecho de Perales que parece el final de la ruta pues veremos pasar coches por él, de hecho está en la pista principal, pero cuando estamos a punto de llegar (aquí el arroyo se encajona entre grandes paredones), nuestro camino gira bruscamente olvidándose del arroyo Valdetrillos para en poco rato tomar otro arroyo: el Valdecuevas el cual nos acompañará en cómodo y suave descenso hasta la Nava de San Pedro, donde hay un curioso bar donde si llegamos a tiempo podremos tomar una cerveza antes de montar en el autocar.




Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Cabeza del Tejo calendar-icon2019/07/05
distance-icon18,716 Km duration-icon04:45 (zenbatetsia) elevation-gain-icon598 m elevation-loss-icon743 m calendar-icon2007/10/18
user-imageJose Ramon Triviño Barasona 2,19 Kb.

Iruzkinak