Gora

Pendendo (529 m)

remove-icon
Matilde Sanz Rebato
Sarrera data
2019/09/09
Aldatze data
2019/09/10
1

Delimitado al N por la Sierra de Cuera, al E por el Arroyo Rubena, al W por el arroyo Padrino que va a confluir con el Besnes — tributario éste a su vez del río Cares— y al S por el propio Cares, es una atractiva montaña que compite en esbelta silueta con la mucho más famosa Pica de Peñamellera. Desde Alles, capitalidad de Peñamellera Alta, es un placer ver ambas cimas enfrentadas la una a la otra.

Desde Besnes.

Casi enfrente de las primeras casas que hay a pie de carretera, nace una pista que se interna en el precioso valle que forma el arroyo Padrino y que sube al collau Pelea. Esta pista, a tramos de buen firme, está jalonada de castaños y nos lleva, dibujando una única curva a la derecha, hasta pie de monte donde termina para dar paso a las encinas y la roca. Unos metros a la izquierda encontraremos un rastro de sendero que penetra en el encinar. Más arriba nos toparemos con una corta pared rocosa que rebasaremos tendiendo a la derecha, por un pasillito entre las rocas. Vamos progresando por intuición hasta salir al cordal, donde termina el encinar y aparece el lapiaz. La cima está muy cercana y las vistas hacia Peñamellera son magníficas. También se ve el Cares y la carretera que corre paralela a él. 

Historia de S. Pedro de Plecín.

Los antiguos cántabros orgenomescos del sur del Cuera, desde el 19 a. C. pasan al dominio romano. Romanizados débilmente, siguieron tributando culto en este lugar a sus divinidades ancestrales. Germanizados posteriormente y en un proceso de organización social cristiana, durante los ss. X y XI, establecen sobre el mismo asentamiento precristiana su eje parroquial de San Salvador de Preçin (Plecín). De esta manera se convierte en el foco religioso integrador de los núcleos agropecuarios del Cueto Alto, bajo el título de Abadía, como así lo reconoce El Libro Becerro de Don Gutierre (1385-1389), primer documento referido a ella con motivo de la entrega de Plecín a los Beneficiados Catedráticos de San Salvador de Oviedo.

A finales del s. XVI ya aparece cambiado el título San Salvador por el de San Pedro de Plecín. Y así mantuvo su cabecera parroquial hasta 1787, en que se trasladó el culto a la nueva iglesia Llomberu, (centro del pueblo), costeada por D. Juan de Mier y Villar, nacido en la casa del Esprón de Alles, cuando era Fiscal de la Inquisición y Canónimo de la Catedral de México. En ese momento comienza la ruina de Plecín y expolio progresivo de materiales.

Su fundación se atribuye al linaje alavés de Los Vela, uno de cuyos Condes, Don Vela, se retiró a estos montes de confusos límites (entre Montañas de León y Montañas de Burgos) amparado por Alfonso V de León, donde murió y fue enterrado en esta Abadía, habiendo sido el impulsor de su construcción e iniciador del patronazgo.

Juan Antonio de Trespalacios y Mier en su obra La Nobleza del valle de Peñamellera testifica en el s. XVIII que bajo el arcosolio remozado en el s. X de la nave norte (todo ello hoy desaparecido) existía el sepulcro de un guerrero armado de espada y dos escudos con sendas cruces. Además está documentado que en 1115 tres hermanos Vela detallan sus nombres y representan a Peñamellera en el Concilio de Oviedo. De esta estirpe hacen descender los genealogistas la nobleza de los Mier. Es más: a finales del XVI se adosó una capilla funeraria con bóveda de crucería para enterramiento de los Mier, que posteriormente pasó a emplearse como sacristía.

Accesos: Ctra. AS-345 (Besnes), 1h05

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak