Gora

Mosa, Alto de la (1.337 m)

remove-icon
Angel J J
Sarrera data
2019/10/03
Aldatze data
2019/10/06
4

En la cara sur de la sierra del Madero tenemos el Alto de la Mosa (1.337 m), que es un cabezo pelado de vegetación en toda la parte cimera, con abundantes roca incrustadas en la tierra. En su cara norte que da al barranco del Chozo, sí que tiene bosque en el que predominan los rebollos con alguna carrasca, al igual que toda la cara sur que también tiene un bosque de buenos rebollos o robles.

Desde de Noviercas (1.190 m).

Para llegar a su cima salimos desde la localidad soriana de Noviercas (1.190 m), bajando por la calle que tiene varias figuras de hierro a los lados y llega a la antigua fuente con el lavadero. Aquí vamos unos metros a la derecha por la pista principal que va girando hacia el norte, y al poco cogemos el camino del Monte que va dirección NNW. Este camino va subiendo suavemente hacia la sierra del Madero y al llegar a una gravera, la dejamos a la derecha para continuar por el camino que sube por el barranco.  Este camino se va alejando algo del barranco, que lo deja a la derecha para meterse en el bosque de rebollos y que pronto pasa a ser una senda, por la que subimos hasta que termina el bosque, al sur del collado (1.279 m).

Al terminar este bosque vamos monte a través hasta este collado (1.279 m), y desde él giramos hacia el SW, para hacer la parte final de la subida al Alto de la Mosa (1.337 m), que es corta, pero con bastante desnivel en una zona de rocas.

En la localidad soriana de Noviercas (1.190 m) podemos ver su torreón medieval del siglo X, que está muy bien conservado, al lado está la Iglesia de los Santos Justo y Pastor y el Museo dedicado al poeta Gustavo Adolfo Bécquer, que está en un edificio de moderna construcción.

En la salida hacia Ólvega también está la ermita de la Soledad y la de la Virgen Blanca un poco a la izquierda, además de la de Nuestra Señora de Los Remedios a unos siete kilómetros en la misma dirección, con su puente medieval y el Pozo Román donde dicen se inspiró Gustavo Adolfo Bécquer para escribir la leyenda de Los ojos verdes.

En la calle que sale de la iglesia hacia el NE, a escasos 70 metros y en un callejón sin salida, podemos ver la casa en la que vivió el poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, junto a su esposa Casta Esteban y donde nacieron dos de sus tres hijos.

Acceso:  Noviercas (1 h.15´)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak