Gora

Paco de la Padul (644 m)

remove-icon
Angel Gil Garcia
Sarrera data
2019/12/20
Aldatze data
2019/12/22
5

La antigua carretera NA-2420, así como la moderna autovía del Pirineo "A-21", separan una serrezuela del grueso de la Sierra de Leire. El punto de conexión entre ellas es el collado del Alto (553 m). Esta estructura se sitúa en la parte meridional del conjunto serrano,  entre las poblaciones navarras de Liédena (W) y Yesa (E), sobre el margen derecho del río Aragón. En esta unidad orográfica se diferencian dos sectores separados por un collado intermedio (613 m); uno occidental donde se halla la cima de Raso de la Mata (567 m), que es la cota mas alta, y otro oriental donde encontramos dos cumbres aptas para reseña, el Alto de la Sarda (652 m) y el Paco de la Padul (644 m).

El Paco de la Padul (644 m) es la cumbre situada al E del sector oriental, con sus flancos tendidos hasta la ribera del río Aragón. Gran parte de su espacio aparece cubierto de un denso carrascal (umbrías) y por distintas especies arbustivas (coscoja, enebros, boj, aliagas...) en las solanas. El tipo de roca de la zona es sedimentaria (arcillas y areniscas).

Como principal elemento cultural del entorno tenemos las ruinas del puente de los Roncaleses. Se hallan en un pintoresco rincón, donde el cauce del río Aragón traza un fuerte quiebro. El monumento esta cargado de connotaciones históricas; fue un puente medieval  (S.XI), con siete arcos y 100 m de largo, levantado probablemente sobre los cimientos de otro de época romana. Fue destruido durante la 1ª guerra carlista y reparado posteriormente  con una estructura de madera. En los años 30 del siglo XX sufrió un incendio, y esta circunstancia, unida a la de haber sido reemplazado por otro puente, supuso su abandono. En la actualidad se esta negociado con la Confederación Hidrográfica del Ebro una consolidación de las ruinas, ligadas a una compensación por las obras de recrecimiento de la presa de Yesa. El puente ha sido testigo de paso de los rebaños roncaleses en sus idas y venidas de las Bardenas, del peregrinaje por el tramo aragonés del camino de Santiago Francés y del tránsito de las almadías pasando bajo sus siete ojos. Como curiosidad, el puente debería su nombre a una batalla acaecida entre roncaleses y musulmanes " batalla de Olast", donde una oriunda del Roncal le cortó la cabeza al caudillo musulmán, quedando tal circunstancia reflejada en el escudo de este valle navarro.

Desde el K. 35,700 de la carretera NA-2420

En la bajada del collado del Alto (553 m) hacia Yesa, a la altura del K. 35,700 de la carretera actual NA-2420 (K. 44,500 de la N-240 en el mapa del IGN), salé una pista a mano derecha donde tenemos espacio para aparcar el vehículo. 

Tomamos la pista (W) hasta situarnos cerca de la muga entre Yesa y Liédena. Aquí tenemos una entrada en un cercado de alambre de espino, en proceso de construcción. subimos por la adehesada ladera (SE), aprovechando las zonas de pasto y evitando las manchas de bosque leñoso, hasta situarnos al W del cerro donde se ubica la cumbre. Para acercarnos lo mas posible a la cima o llegar a ella, que se encuentra dentro de una tupida espesura vegetal (carrascas, bojes, enebros...), debemos pasar el vallado y situarnos en la parte S del cerro (término de Liédena), avanzar (E) por trochas de ganado cercanas a la valla y situarnos a unos dos metros al S de la cima, lugar al que se accede sin grandes complicaciones. Si queremos alcanzar el punto cimero debemos saltar la valla y abrirnos camino entre la espesura vegetal. En estos casos cada cual ha de plantearse si le merece la pena o no el objetivo a lograr, es una cuestión de gustos y satisfacciones.

Para visitar el Puente de los Roncaleses , lo podemos hacer aparcando en la gasolinera abandonada próxima a Yesa. Desplazarnos por praderas un tramo hacia el S y tomar el camino que va de Yesa al Puente, con algunos miradores en su trayecto. El tiempo empleado en ir y volver no alcanzaría los 15 minutos.

Acceso: K. 35,700 de la carretera NA-2420 (25 min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak