Gora

Coborrón (1047 m)

remove-icon
Angel Gil Garcia
Sarrera data
2020/01/11
Aldatze data
2020/01/12
1

Aledaña a la población soriana de Berlanga de Duero, en su parte oriental, se halla un relieve de litología caliza, conocido como pedriza en estos lares. En ella la acción erosiva del río Escalote ha modelado una pintoresca hoz y en su entorno encontramos varias unidades orográficas individualizadas. En su lateral izquierdo (W) se encuentran el Cerro del Castillo (972 m), el Cerro del Calvario (976 m) y los Angostillos (965 m) (cerro contiguo que ya no forma parte de la hoz) . A la parte derecha se halla el Coborrón (1047 m), un pequeño macizo situado en las estribaciones noroccidentales del páramo/sierra de Hontalbilla. En este último sector tendremos en consideración, a la hora de reseñar, una cima principal donde se ubica el pilar geodésico y un cerro cónico, las Atalayas (1042 m), que a pesar de tener 5 m menos de altitud requiere nuestra atención por ser un ente aislado.

El Coborrón (1047 m) es un relieve compuesto de varias colinas de fisonomía redondeada. Su flanco occidental hace de lateral derecho de la hoz del río Escalote. Nos ofrece un aspecto de cerro pelado, con una cobertura vegetal de matorral ralo sobre un terreno de solera caliza. La cima se halla sobre un amplio cerro de vistas despejadas y aparece señalada por un hito geodésico. El borde W del relieve es un excelente mirador natural hacia el cerro del Castillo (972 m), el cerro del Calvario (976 m) y el casco urbano berlangués.

Como acompañamiento cultural de la reseña haremos mención al religioso dominico Fray Tomás de Berlanga, que tuvo protagonismo en los primeros años de la colonización americana, preocupándose por que se diese un trato correcto a los indígenas, siendo discípulo suyo Fray Bartolomé de las Casas. Tuvo inquietudes naturalísticas y geográficas; por una cuestión de azar, un temporal lo desvío de su ruta hacia Peru y descubrió las Islas Galapagos, a las que dio ese nombre por los grandes quelonios que las poblaban. Siendo obispo de Panamá intuyo la posibilidad de comunicar los dos océanos (Atlántico- Pacífico) mediante un canal. Obra que se llevó a cabo unos siglos después y resultó mas compleja de lo que a priori se creía. Los últimos años de su vida los paso en su pueblo natal, trayéndose de las indias un caimán negro disecado, el cual se halla, en estado algo precario, dentro de la colegiata a modo de exvoto. En el templo se encuentra también sepultado este ilustre berlangués, en una sepultura de extrema sobriedad, ubicada en la capilla de los Cristos.

Desde Berlanga de Duero

Partimos de la zona SE de la población, donde se encuentran los restos del Palacio Ducal. Rodeamos el cerro del Castillo (972 m) por su parte meridional, llegando a un puente sobre el río Escalote, al sudeste del cerro.

Pasamos al margen derecho  del río y contactamos con las estribaciones sudoccidentales del relieve. Subimos por su rocoso flanco SW a la zona  de cumbres. donde encontramos varias colinas de pequeño tamaño y de aspecto redondeado. Nos desplazamos hacia el E, sin complicaciones, buscando la estructura que ubica la cota de mayor altura. Una vez alcanzada la cumbre, un pilar geodésico nos facilita la tarea de situar la cima. 

Las vistas desde el vértice son despejadas y amplias en todas las direcciones, sin embargo las panorámicas mas pintorescas son las que tenemos en su borde occidental sobre la hoz del Escalote, el cerro del Castillo (972 m), con su imponente castillo/fortaleza y los restos de murallas que rodean parte de su recinto, el cerro del Calvario (976 m) con su atractivo flanco oriental y el núcleo urbano de Berlanga de Duero en el que sobresale la majestuosa colegiata de Santa María del Mercado.

Acceso: Berlanga de Duero (45 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak