Gora

Penha de Águia (550 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Sarrera data
2020/03/27
Aldatze data
2020/03/29
1

La Penha de Águia, Peña del Águila, es una montaña a la que no suben habitualmente los montañeros que vistan Madeira. Hay que tener verdadero empeño en ascenderla. Para mí fue un capricho personal, después de haberla visto varios días, tan elegante allá arriba, en la costa N de la isla, entre Faial y Porto da Cruz. Es una mole llamativa que ha sido definida como "una montaña salvaje en un escenario idílico".

El nombre se debe a las numerosas águilas pescadoras que antaño anidaban en la peña.

El punto de inicio es el restaurante Galé (donde se puede comer), en el barrio de Penha de Águia de Baixo de la localidad de Faial. Se llega allí por una de las carreteras principales de la isla, la VE 1, de la que hay que salir justo al llegar al moderno puente del río Faial, a los pies del pueblo del mismo nombre. Una pequeña carretera a la derecha nos lleva al restaurante Galé. La ascensión se realiza por la cara N de la montaña.

Desde restaurante Galé

Salimos del restaurante (150 m) por una pista asfaltada que es el Camino Agrícola de Penha de Águia. Al terminar un elevado muro, hay un cartel que nos indica que nuestro sendero sube a la izquierda. Se pasa por delante de una casita blanca con tejado rojo, muy característica, y se toma un sendero muy empinado, ayudado con escaleras.

Hay que seguir ese sendero hacia la izquierda, sin enriscarse con desviaciones. En cuanto no se esté seguro del camino, es recomendable volver atrás hasta cerciorarse de que se está siguiendo el sendero bueno. Sube muy empinado, entre rocas y arbustos, con un suelo siempre húmedo. Se entra en la vaguada central de esta vertiente y se toma el sentido  S, por el sendero que ahora está muy claro, avanzando entre barro y troncos caídos.

El sendero llega a la cresta (436 m) (50 min), pero no hay nada de visibilidad. Al principio llanea por un terreno cómodo, que atraviesa un bosque de mimosas (1,05). Se convierte en una subida muy pendiente, hasta que de repente hay un vértice geodésico y ya no sube más. Estamos en la cima de Penha de Águia (550 m) (1,20). Pero no se ve nada por culpa del bosque. Explorando un poco la zona, nos damos cuenta de que estamos al borde del abismo de la cara S. Nos acercamos a la cara E buscando un mirador, pero tampoco lo hay. Lo que sí hay es un sendero que sube por esa vertiente, desde Porto da Cruz, implicando un recorrido más largo que el que hemos hecho nosotros.

Al pie del vértice geodésico hay un pequeño libro de firmas. Estamos en 2015 y echando marcha atrás, contabilizo pacientemente unas 80 ascensiones en los dos últimos años, la mayor parte de ellas desde el restaurante Galé. La ruta es la núm.25 de la guía Rother.

Accesos: Restaurante Galé  (1 h 20 min).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak

  • item-iconHugo Fernández
    2020.eko martxoak 30a

    Fantastica reseña, Txomin, de una cumbre que me quede con una rabia tremenda de subir por falta de tiempo. Me pareció una montaña impresionate que llama la atención desde todas partes. 

    Todo un acierto mencionar en tus reseñas de Madeira la guía Rother. Cuando yo estube por allí (2006) la guía fue de gran ayuda para mí puesto era de las pocas buenas fuentes que se podían encontrar entonces. Como curiosidad, por aquella época la guía todavía estaba sin traducir al castellano y la que yo tengo está en inglés.

    Un saludo.