Gora

Tuca de Mincholet (2865 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomàs
remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2020/05/04
Aldatze data
2020/05/05
1

Desde los Barracones d’ Estós

Desde los Barracones de Estós (1350 m), seguir el GR-11 de la Bal d' Estós, dejando tras nuestros pasos el puente de Aiguacarí (1450 m), la cabaña de Santa Ana (1540 m) hasta alcanzar el desvío a Bastisielles (1580 m), que emerge e la izquierda del camino. Esa senda cruza a la parte baja del Bal de Batisielles, uniéndose a la variante GR-11.2 en el Ibonet de Batisielles (1875 m), junto a un pequeño refugio. Por la derecha se incorpora el sendero que proviene del refugio d’ Estós.

Proseguir la marcha (SSW) remontando el pinar para salir a la cuenca del Ibón Gran de Batisielles (2214 m). El itinerario balizado conduce a un alto que despliega una interesante panorámica sobre el macizo de la Maladeta y rodea el Ibón de l' Aigüeta de Batisielles (2329 m). Más arriba se alcanza el rellano pantanoso de Balseta rodeado de pequeños estanques (2517 m) y asciende (W) al collado de la Plana (2703 m), al N de la Tuca des Corbets (2904 m).

Desde el collado se remonta (N) hacia el collado (2785 m) que forma la Tuca de Mincholet (2865 m) con la cota occidental (2821 m). Avanzando hacia la cumbre (E) sobre la vertiente del valle de Batisielles, daremos con un corredor empinado mixto de roca y hierba que permite trepar hasta la cima de la Tuca de Mincholet (2865 m)(F+)(5,00).

Desde el refugio d’ Estós

Como punto de partida alternativo para el itinerario tenemos el refugio d’ Estós (1830 m), siguiendo el GR-11.2 en ascenso al rellano de la Pleta Biella de Posets (1940 m). Descendiendo suavemente entre pinos, y tras un tramo de bajada más acusado, se reemprende el ascenso (SE), cruzando la torrentera de Montidiego. El avance a media ladera por terreno sinuoso concluye con el descenso al Ibonet de Batisielles (1870 m), donde nos unimos al itinerario anterior.

La ruta prosigue entonces por el Ibón de Batisielles (2214 m), el Ibón de l' Aigüeta de Batisielles (2329 m) y la Balseta al collado de la Plana (2703 m), desde donde se alcanza, en dirección N, la Tuca de Mincholet (2865 m)(F+)(3,15).

Arista de Batisielles (PD+)

Hemos estacionado sobre la entrada del Valle d' Estós (Barracones d'Estós)(1330 m). La idea es ascender hasta el Ibón Grande de Batisielles (2213m) desde donde observaremos ya parte de las cumbres y nos haremos una idea del cresterío por el cual pretendemos progresar. Remontamos la Bal d'Estós/Valle d'Estós (GR-11) la pista nos remonta valle arriba, atrás dejamos el puente de l'Aiguacari, la cabaña de Santa Ana, la fuente de las Corones más con un poco más alcanzamos la intersección de itinerarios Batisielles-Estós, La Moscuriela (1580m)(0,34) todo muy bien señalizado.

Ahora los más de 3 km. de pista quedan atrás, una amplia y definida senda nos eleva entre un espléndido arbolado -abetos, hayas, abedules, etc.- sin compasión, lazada tras lazada la senda serpentea mirando de mitigar –cosa difícil– la fuerte pendiente, así, más arriba cruzamos una pasarela metálica sobre el encajonado y bravo río de l'Aigüeta de Batisielles. Otro esplendido y a la vez duro tramo de bosque nos eleva resoplando hacia las inmediaciones del turístico y bucólico entorno donde se aposenta l'Ibonet de Batisielles (1860m)(1,04).

Arriba, al S se nos muestran airosas cumbres como, Chuise, Ixeia, más también asoman las bellas Agulles de Perramó, solo por esto ya vale la pena el madrugar. Tomamos la senda al Ibón Gran de Batisielles, más bien un pedregal, la cual en diagonal al suroeste cruzamos un tramo de pedriza para volver a internarnos en el bosque de pino negro. Más arriba también queda atrás el arbolado, zona de pradera alpina nos insinúa la cubeta donde se aposenta el Gran Ibón de Batisielles (2222m)(1,36). Desde aquí ya divisamos las cumbres de Batisielles Sur, Mincholet y Corbets, pero el relieve del cresterío nos queda lejano y no logramos identificar hasta dónde llega su verdadero compromiso. También se nos muestran feroces las Agulles de Perramó. Batisielles Norte no se nos muestra aún, más ahora tenemos que desplazarnos hacia un rojizo pedregal (NE) por la cual nos remontamos penosamente sin huella de paso hacia las inmediaciones del ibón superior, Ibón de Batisielles (2528m.) pero sin llegar a él. Delante ahora sí, se nos muestra la Batisielles Norte y su collado, pero también divisamos la gran pedriza o canchalera enorme que si o si hay que cruzar para así remontarnos penosamente por la gran pendiente que precede al Collado de Batisielles (2721m)(2,54). Casi tres horas nos ha llevado desde los barracones d’Estós al collado de Batisielles, ahora si vemos algo mejor la primera parte del cresterío pudiendo ver que no presenta serias dificultades alcanzar la Batisielles Sur, aún que, si se intuye sin saber muy bien que Mincholet no quiere ser una cumbre fácil, igual si nos presenta más dificultades alcanzar su cumbre, más no nos adelantemos, de momento lo más cercano es alcanzar la cumbre de Batisielles Norte (2804 m).

Alcanzar la cumbre desde el collado no es otra que más de lo más, pedriza y bloques, pero con algo más de verticalidad, penosamente (N) avanzamos paso a paso, ante nosotros las vistas son más grandes, bellos ibones, Posets, Bardamina, Gourgs Blancs, Seil de la Baque, Perdiguero, etc. etc. así, resoplando de verdad por la ascensión tan penosa a esta cumbre tras ayudarnos de las manos en un par de pasajes alcanzamos la cumbre, la cual sustenta un gran hito, Batisielles Norte (3,05). Bajo esta cumbre y al norte el negro Ibón de Montidiego (2518m) la mirada repasa la penosa pedriza que hemos tenido que afrontar hasta el collado y esta cumbre.

Deshacemos lo conocido hasta el collado nuevamente y proseguimos hacia el alargado espinazo con la doble cumbre de Batisielles Sur, los bloques son los dominantes, algunos los sorteamos, otros los trepamos, por lo general es progresar a toda cresta. Las perspectivas son soberbias, sobre todo hacia los Ibones de Batisielles, con una seria caída. Estamos rodeados de grandes cumbres por todos lados, la cumbre se divisa más cercana, el aéreo se acentúa, pero antes un par de depresiones, alcanzamos la primera cota de las dos que consta está cumbre (2845 m) de similar altitud a simple vista que la verdadera cumbre, no consta hito ninguno. La segunda depresión o brecha es un poco más profunda, con un soberbio corredor al este, así con esta tónica, asiéndonos a los negros bloques llenos de líquenes, ahora si nos elevamos sobre los bloques finales que preceden a la segunda cumbre y a la postre cima principal de la Batisielles Sur (2846 m)(F+)(4,05). Tres escuetas piedras conforman el hito cimero. Una hora justa desde Batisielles Norte a la cumbre Sur nos ha conllevado de nuestro esfuerzo el transitar este cresterío plagado de bloques.

Delante, la Tuca de Mincholet, su pirámide final desde la depresión se yergue orgullosa, veremos que nos deparara alcanzar su cumbre. La cara que no vemos para alcanzar la profunda depresión desde la cumbre de Batisielles Sur, también es muy recortada, si no queremos afrontar serios pasajes (III+) y muy expuestos, es recomendable retroceder un poco, y soslayar la cumbre por la vertiente W a (50 m) a la altura de las depresiones. Esto lo podemos decir ahora, a toro pasado, sin referencias y puestos en la oscura pared W, tuvimos que trabajarnos muy bien el destrepar a la depresión entre placas y pulidos bloques, la adrenalina a flor de piel fue aumentando a borbotones. Sin saberlo, esto solo fue el principio.

Una vez alcanzamos la depresión (2788 m) la cual también tiene un derecho corredor hacia Batisielles (E) proseguimos trepando hacia la cumbre. Primeramente, unas placas graníticas, luego bloques escalonados, grandes bloques superamos o sorteamos, la roca es de gran calidad, unos agudos bloques arriba, vamos hacia ello, la verticalidad es acusada, con pasos atléticos nos colocamos sobre el mismo cresterío, o mejor dicho sobre un gran bloque o gendarme. Separado por un solo metro arriba y medio en la parte baja, estos dos grandes bloques conforman una espectacular brecha vertical de 5 o 6 m. El bloque o gendarme a la postre tiene la recepción -no habrá más de 1 m. cuadrado de base, tanto en el que estoy como el siguiente- con una marcada inclinación hacia el abismo de Batisielles, más también lleno de líquenes. ¡Solo es un salto de un metro! Y la continuación se ve de primera, dudas, ves que el salto es posible, pero también es muy posible que al pisar la inclinada recepción más el siempre traicionero liquen, el desenlace sea el no deseado, así que vamos a retroceder, tan cerca y tan lejos.

Descender (III+) el vertical bloque o gendarme, aun conociendo los apoyos usados anteriormente no fue nada fácil, tampoco lo fue el soslayar más abajo y cruzar la fina y estrecha brecha – casi no se pasa con la mochila- entre las dos verticales torres. Una vez en la vertiente de Batisielles, las dificultades aún persisten, sobre un bastante vertical corredor, realizamos una travesía con exposición a la derecha. La continuación es un par de largos (II+), pasajes sobre el abismo que nos depositan a la espalda del gran bloque o gendarme inclinado. Toda esta movida en un perímetro de 6 m supone un derroche de adrenalina más la anterior brutal. Miramos arriba, sí, es factible la progresión a toda cresta (II/II+) si más no, creo que las serias dificultades ahora ya han quedado atrás. Trepamos sobre bloques, pasajes varios, con ganas y determinación de alcanzar la cumbre, una contenida alegría recorre mi cuerpo, porque una vez más hemos podido completar un nuevo cresterío, pasando y leyendo páginas de este nuevo “libro” pirinaico, con suma humildad, como siempre, sin alardes, Tuca de Mincholet (2865 m)(PD+)(5,05).

Accesos: Barracones d' Estós (5h); Refugio d' Estós (3h 15 min).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak