Gora

Tuca del Xinebro (2732 m)

remove-icon
David Atela
Sarrera data
2020/05/14
Aldatze data
2020/05/14
1

Una elevada cresta granítica une la montaña de lxeia con el pico de Perramó o Tuca des Corvets; es Ia cresta del Xinebro, de verticales paredes al Norte y recorrido quebrado (aguja de Xinebro, III) a partir de la Tuca de Xinebro, punto álgido y terminación oriental de esta cresta. Dos portillos limitan a ambos lados la sierra: la pasada des Corbets, en la base de la Tuca de su nombre y con un salvaje itinerario de acceso desde Ia palanca de Presentet que solo se atisba cuando sube el ganado. El Portillón de Eriste, extremo oriental y límite con las Tucas de lxeia, es un agradable paso entre Perramó y la Aigüeta de Eriste no obstante poco visitado.

Vertiente S del portillon de Eriste y arista ESE (F)

Bonito sendero bastante perdido que alcanza el paso. Esmerarse en no perderlo a su comienzo. Excursión interesante. La cresta final no presenta complicaciones.

El punto de inicio es el aparcamiento de Espigantosa (1500 m). Transcurrida la primera etapa de repechos en el camino del Forcau entramos en un rellano junto al río donde se observa a nuestra izquierda una amplia pasarela de cemento que permite cruzar a la otra margen (palanca del Presentet (1760 m)(0,40). Atravesamos el río y una vez salvada la loma allí existente tomamos esa otra margen en descenso, aproximadamente a la misma altura que el camino en la otra orilla y buscando, al atravesar un torrente, el comienzo de un sendero que se interna río abajo entre rocas y arbustos y en breve empieza a adentrarse (izquierda) rumbo a la montaña. Apenas hay hitos dado que transita el ganado; por contra, Ia huella de paso está bastante marcada. Ganamos altura (ENE) en un bosquecillo que en un punto se abre en claro y el sendero se difumina bastante. Se pasa junto a un muro de una antigua majada y en la parte superior del claro buscamos a in derecha (algún hito) una traza hacia el pinar donde se vuelve a subir en oblicuo hacia la derecha y luego dando varias revueltas. Accedemos al inicio de una vaguada por donde el senderillo enfila directamente la pendiente de la montaña. Coincidiendo con el fin de la vegetación arbórea se acaba el sendero, si bien ya resulta evidente la canaleta rectilínea (ENE) por donde debemos ir ascendiendo, más aun considerando el cambio de rocas (granito a nuestra izquierda, esquistos marronáceos a la derecha) que con un poco de vista científica percibiremos.

En breve una brecha a la derecha marca el paso de la senda de Clot de Chil. Instantes antes, algo a la izquierda, existe un manantial. Nuestro itinerario (hitos) sigue (ENE) el valle principal, que inicia una ardua subida y más arriba torcerá algo a la derecha alcanzando una plana herbosa (2340 m)(2,15) desde donde ya contemplamos el Portillón de Eriste. Enfilamos decididamente hacia el (NNE), alcanzando una modesta lagunilla al pie del repecho que conduce al collado (nevero hasta julio). Los últimos metros se dibujan algo en oblicuo hacia la izquierda sobre la ladera de roca firme donde ya es preciso apoyar mínimamente las manos. Portillón de Eriste (2625 m)(2,31). En la vertiente de Eriste una canaleta permite alzamos (I) sobre la cresta ya en dirección (NW) a la Tuca del Xinebro. Seguimos luego la quebrada divisoria, con pendiente homogénea, hasta un resalte cimero que superaremos (I) un poco en la vertiente de Perramó. Aún queda un breve tramo de cresta (W) hasta el punto culminante; en este tramo evitaremos el filo por la vertiente de Eriste, (2732 m)(3,20). Hito.

Vertiente N del portillón de Eriste y arista ESE desde el lago de Perramó (F)

Desde los barracones de Estós (1300 m), se toma el camino del refugio de Estós, dejando atrás cabaña de Santa Ana y tomando el desvío señalizados a los ibones de Bastisielles. Luego nos desviaremos hacia el Ibón de Perramó (2275 m). La canal de acceso al Portillón se inicia, precisamente, en el lago de Perramó, pero es inaccesible desde el mismo lago y por ello ha de entrarse desde las graveras en la ladera de Ixeia o por un contrafuerte a la derecha (opción indicada). Fuerte pendiente hasta el collado. Arista terminal fácil.

El sendero que rodea por el W el ibón de Perramó (2275 m) se encamina a los lagos superiores y collado de la Plana. Al empezar a separarse del lago cruzaremos entre prados el riachuelo y enfilaremos (S) la pendiente de roca firme y suelta en las faldas de la Tuca de Xinebro. Paralelo a nosotros, a nuestra izquierda, asciende un inclinado corredor desde el lago, y buscando bajo el Portillón de Eriste. Entraremos en él a la altura de una morrena de grandes bloques que con menor inclinación aparece luego. Para ello es preciso encaminarnos (SE, ladera inclinada, inestable) hacia la izquierda desde este contrafuerte por el que hemos estado ganando altura. A partir de aquí (2450 m) es evidente la ruta (S), encaramándonos a la gravera (nevero hasta julio, 30°) que allí se dibuja y finalmente superando un corto tramo de canaleta sobre roca firme (I) para ganar el collado (2625 m), desde donde se accede, como en el itinerario anterior, a la Tuca del Xinebro (2732 m)(3,20).

Accesos: Espigantosa (3h 20min); Barracones de Estós (3h 20min).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak