Gora

Luzko (831 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2020/05/28
Aldatze data
2020/05/28
3

Luzko (831 m) es una modesta cota cubierta de carrascas que se alza al N del collado Illuzarrate, un discreto apéndice de la cresta que se estira hacia el sur desde Armikelo (888 m). Vista desde las sendas que ascienden por el Este, adquiere en algún momento cierta entidad, pura apariencia ilusoria desmentida por su corta prominencia respecto a la cima principal. Una cumbre, que ascenderemos de paso hacia objetivos más relevantes, tan digna como cualquier otra de figurar en este (casi interminable) catálogo montañero.

El punto más elevado se sitúa al borde de un pequeño cortado rocoso, libre de arbolado, que permite contemplar a vuelo de pájaro el fascinante barranco de Oka, esa selvática hoyada escondida en el corazón de Arrato, bajo las laderas de Undagana (854 m), Olazar (883 m), Txikaran (810 m), Armikelo (888 m) y el propio Luzko (831 m).

Desde Artatza Foronda

Cualquiera de los múltiples itinerarios reseñados para las cimas cercanas a Luzko desde los pueblos de una y otra vertiente son válidos para alcanzar las proximidades de Luzko, sea por el collado Illuzarrate o a partir de la cima de Armikelo. La ruta más breve y sencilla parte de Artatza Foronda, una mínima localidad formada por cuatro casas, una nave ganadera y la antigua parroquia de San Pedro; unida a las cercanas Legarda y Mandojana, forma una Junta Administrativa dependiente del municipio de Vitoria-Gasteiz.

Al final del pequeño núcleo de Artatza (550 m), continúa en dirección W-NW una pista de grava que pronto pasa junto a la iglesia de San Pedro, antigua parroquia del lugar, hoy sin culto. Conviene señalar que la cartografía del IGN rotula erróneamente el templo como ermita de San Cristóbal, cuando el único templo existente en la zona con esta advocación se encuentra en la vecina Foronda; Artatza cuenta con una ermita completamente arruinada dedicada a San Miguel junto al trazado del GR 25 en dirección a Apodaka. La iglesia de San Pedro, de estilo gótico, conserva un conjunto de pinturas murales datadas en la segunda mitad del siglo XVI; en el pórtico de entrada, un panelillo narra la historia constructiva y las características del templo y describe las importantes pinturas de su interior (al final de la reseña, como tenemos por costumbre, se transcribe el texto íntegro del panel).

Una vez rebasado el edificio, la pista llanea, flanqueada por setos variopintos (en primavera, el aire huele a sauco y madreselva), hasta alcanzar la línea del gaseoducto y una barrera que debemos trasponer. Poco más adelante, en el rellano del collado Aranzabal (622 m), se incorpora por la izquierda un carretil procedente de Legarda y se desgajan a izquierda y derecha sendos ramales, hacia la cota de Aspea (678 m) y hacia la loma oriental de Armikelo (888 m), que ignoramos. Siempre por la marcada pista principal (de los árboles cuelgan tablillas numeradas de las esperas cinegéticas), se avanza por el tupido encinar que tapiza la solana de Arrato, con algún tramo en ligero descenso, hasta remontar las rampas que trepan al collado Illuzarrate (765 m), abierto entre Undagana (854 m) y la propia cota de Luzko (831m).

Continuando por la descarnada pista que se orienta al N, la abandonamos enseguida a la izquierda para ascender por terreno despejado hasta un cierre de alambre, que cruzamos al otro lado; con el espinoso hilo a la derecha, remontamos entre puestos palomeros hasta la cercana cima de Luzko (831 m), señalada con un pequeño hito de piedras.

Tras la contemplación del hermoso valle de Oka y de las cumbres circundantes, es posible continuar hasta Armikelo, bien regresando al camino abandonado en el ascenso o siguiendo por la cresta la línea de trepas, para descender luego al N junto a la alambrada hasta un collado (808 m) con langa metálica, que cruzamos al lado oriental; por el camino o directamente junto a la alambrada, jalonada de mojones de la DFA, pronto se alcanza por la despejada loma el buzón de Armikelo (888 m), en la muga administrativa de Zuia y Vitoria-Gasteiz.

El retorno por la larga cuerda al SE, contemplando la cresta de La Llana (887 m) al otro lado del barranco Zarandona y la cercana cota de Amaritu (786 m), nos llevará sin pérdida (hay algunos senderos, pulidos por el paso frecuente de las bicicletas, alternativos al pedregoso camino principal) hasta el rellano de Aranzabal y al punto de inicio en Artatza (2,30).

Acceso: Artatza Foronda (1 h)

Texto del panel de la Iglesia de San Pedro - Artatza Foronda (Junta Administrativa de Artaza, Legarda y Mandojana. Realizado por Josu López de Ipiña)

"Iglesia de San Pedro de Artatza"
"La iglesia. La iglesia de San Pedro se ubica en la pequeña localidad alavesa de Artaza de Foronda, perteneciente al municipio de Vitoria-Gasteiz e inscrita dentro de la junta administrativa de Artaza, Legarda y Mandojana.
El templo se encuentra en el punto más elevado de la localidad. Es un edificio gótico de planta de salón y de una sola nave, cubierto por dos bóvedas de crucería con terceletes. Fue edificado en dos fases por Martín de Aguirre: la primera hacia 1540 y la segunda hacia 1571. En esta primera época constructiva se construyeron el templo, un coro presumiblemente más ancho que el actual y un campanario exento construido de madera y hierro en torno a 1567, hoy desaparecido.
El segundo periodo constructivo del templo se da entre los siglos XVII y XVIII. En el s.XVII se construyó la antigua sacristía, aproximadamente en el lugar que ocupa a día de hoy el pórtico, para lo que se reutilizó la pared de un antiguo granero del XVI. En el s.XVIII se levantó la actual espadaña del templo que sustituyó al campanario original, que se encontraba en estado ruinoso.
El tercer periodo de reformas al que se sometió fue llevado a cabo en los siglos XIX y XX. En esta fase se construye el cementerio, el nuevo coro, que sustituye al original, la nueva sacristía, el pórtico en el lugar que estaba la antigua sacristía y se ciega el óculo de tracería flamígera que se encuentra a los pies.
La última reforma a la que se somete el edificio es en 2011. En esta se restauró la cubierta del templo para evitar el deterioro de las pinturas por las goteras que existían, y se restauró el óculo eliminándole el cegado de la anterior intervención.
Las pinturas. La iglesia de San Pedro destaca por su interior pintado, ya que es el único ejemplo conocido que conserve la totalidad de su pincelado del s.XVI en Álava. Las pinturas del templo están fechadas entre 1569 - 1571, en pleno Renacimiento alavés. Pedro Luis Echeverria Goñi considera el autor de las mismas a Juan de Elejalde, del taller de Mondragón. De estas fechas quedaría excluido el retablo fingido, ya que es un retablo barroco churrigueresco y data de principios del XVIII.
Los colores fundamentales de las pinturas murales de la iglesia son el azul, el rojo, el negro y el blanco, y está decorada con inscripciones, pomos, querubes, roleos, dragones, estrellas, festones encadenados con bolas de tres en tres y motivos vegetales.
El templo cuenta con dos bóvedas, ambas pintadas en el Renacimiento y que comparten como elemento común el despiece de ladrillo que tienen en sus plementos. En la bóveda situada en la cabecera del templo se encuentran pintados unos cielos estrellados y unas fieras linguadas sobre los nervios, terceletes, arcos torales y de descarga. La bóveda de los pies fue decorada con motivos vegetales a lo largo de los nervios y terceletes.
La decoración de los muros del templo es principalmente a base de un despiece, sobre el cual a modo de cenefa a la altura del arranque de las bóvedas hay una leyenda con sentencias, proverbios, querubes, pomos y roleos. Del conjunto de pinturas renacentistas de los muros llama la atención la diferencia de color empleada en el despiece, sobre la leyenda, de la cabecera y la de los pies; rojo en los pies y gris en la cabecera. Respecto a la decoración existente falta mencionar que los capiteles, en los que arrancan los arcos y los nervios, son vegetales y cromados en oro.
El retablo fingido barroco pintado en el XVIII sobre las pinturas renacentistas es un ejemplar que se cree único en todo Álava y que según fuentes expertas denota una gran calidad en su ejecución. De él es solamente perceptible en la calle lateral del lado del Evangelio, a Santa Catalina y en el ático el Calvario con el Crucificado, la Virgen y San Juan Evangelista.
Bibliografía.
-www.catedralvitoria.com/pdfs/publicaciones/30_07_10legarda.pdf
-Sánchez Zufiaurre, Leandro y Renedo Villarroya, Blanca: Análisis arqueológico de los alzados de la iglesia de San Pedro (Alava). 2008
-Portilla, MIcaela Josefa y vv.aa.: Catálogo Monumental Diócesis de Vitoria. Publicaciones del Obispado de Vitoria y de la Obra Cultural de la Caja de Ahorros Municipal de Vitoria. Tomos I a IX. 1967-2001."

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak