Gora

Siero, Castro (843 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2001/01/01
24
En la vertical de Valdelateja ( 655 m ), dominando la confluencia del río Rudrón al Ebro, se alza la peña de Castro Siero ( 835 m ), cuya cumbre recoge a la ermita de Santa Elena y Santa Centola.

Se trata de una simple elevación desprendida ligeramente del alto de Pedro Campo ( 1.062 m ), máxima altura sobre esta orilla del cañón pacientemente labrado por el río Rudrón. Es en el entronque de Pedro Campo ( 1.062 m ) con el Castro Siero ( 835 m ), a 776 metros de altitud, donde se hallaba la aldea de Siero, que fue habitada hasta el año 1.914. Todavía son visibles en el lugar algunas casas y el cementerio adosado a la derruida iglesia. Y he ahí cercano, más al Norte, el cerro en el que se sitúa la ermita de Santa Elena y Santa Centola: El Castro Siero ( 835 m ), también conocido como El Castillo. La ascensión desde Valdeteja es rápida y sencilla, encontrándose señalizada.

Las estelas encontradas en la cumbre dan buena prueba de la ocupación romana. Dícese que en época del emperador Diocleciano fueron martirizadas en este lugar las santas Centola y Elena, cuyas reliquias se encuentran hoy en el altar mayor de la catedral de Burgos. Un pequeño monumento exento cubre una roca sobre la que, según la tradición, fueron decapitadas las santas. La leyenda cuenta que si se moja esta roca con un trapo mojado, se teñirá de rojo por la sangre derramada por las santas...

En Villaescusa de Ebro ( 690 m ), el río Ebro empieza a discurrir entre las elevadas murallas rocosas que delimitan las altas parameras de Bricia, La Lora, Sedano y Masa, situadas por encima de los 1.000 metros de altitud, labrando un espectacular desfiladero que se conoce con el nombre de Cañón de Ebro.

Desde Quintanilla Escalada ( 667 m ) es posible recorrer uno de los tramos más salvajes del cañón por su mismo fondo en virtud a un camino que se traza por la ribera izquierda del curso fluvial. Este Después de un pronunciado meandro se llega a la ermita de Nuestra Señora del Ebro ( 660 m ), a la derecha del camino. El recorrido clásico del cañón del Ebro concluye, bastante más adelante, en Pesquera de Ebro ( 638 m ). Sin embargo, el Ebro sigue su curso penetrando en el valle de Zamanzas, y volverá a encañonarse en el desfiladero de Tudanca o de Los Tornos, entre Tubilleja ( 630 m ) y Cidad de Ebro ( 590 m ), dejando en medio la aldea de Tudanca ( 610 m ), alcanzando, de este modo, el valle de Manzanedo.

La carretera que enlaza Pesquera de Ebro ( 638 m ) con la carretera nacional a Santander ( N-232 ) permite contemplar el corte rocoso del cañón del Ebro desde lo alto. Desde Veldelateja ( 655 m ) son posibles dos itinerarios por el cañón del Ebro. El primero discurre más alto pasando por el despoblado de Cortiguera ( 780 m ). El itinerario está balizado y tiene su inicio junto al camino al Castro Siero. El segundo itinerario es el que discurre más cerca del río. Sale del pueblo hacia la izquierda y gana la confluencia del cañón del río Rudrón con el cañón del Ebro. Entonces sigue por la orilla derecha hasta encontrar un rústico puente de madera que permite cruzar a la otra orilla y conectar con la ruta desde Quintanilla Escalada a la altura de la central eléctrica de “ El Porvenir ”.

Accesos : Valdelateja ( 25 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak