Gora

Carnicerías, Pico (1464 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
Sarrera data
2020/08/06
Aldatze data
2020/08/18
1

Subiendo desde Canfranc por la GR11 hacia el Collado de la Madalena, antes de alcanzar la Majada de Gabardito, un cartel invita a acercarse al Pico Carniceras. No es una cumbre definida, apenas hay que ganar altura, el panorama es similar a cualquier punto del entorno, sin embargo, resulta un paraje sorprendente que compensa el corto desvío.

Iniciando la marcha en el aparcamiento situado encima de Canfranc (1050 m), junto a la parada del bus y el cartel de la zona de escalada, se recorre un corto trecho de carretera en dirección sur hasta encontrar un camino que pasa junto a dos casas en ruinas y accede a un antiguo parque forestal. Comenzando a remontar el Barranco de los Mesés por su margen izquierda, se cruza a la derecha por el muro de una presa. Dejando de lado el acceso a las vías de escalada, el camino gana altura a través de un denso pinar con abundantes zigzag que suavizan la pendiente. Tras pasar bajo la muralla donde aparece la pequeña oquedad de la Fuente de la Paja, se enlaza con la pista procedente de Villanúa (1300 m).

Siguiéndola en sentido ascendente, aparece la Fuente de los Abetazos,  rodeada de enormes coníferas. Cruzando el pedregoso curso de agua situado sobre el Barranco de los Mesés, unas revueltas más arriba aparece el cartel de madera que invita a conocer el  Pico Carniceras. Siguiendo el itinerario que marcan los hitos entre colosales pinos y brezos, con breves subidas y bajadas, se llega al lapiaz que rodea una plataforma caliza, identificada con mojones de piedras como Pico Carniceras (1464 m) (1,15 de Canfranc, 10 minutos desde la pista).

Las vistas son semejantes a las que aparecen continuando por la pista hasta la cercana Majada de Gabardito y su cabaña (1530 m) (1,45). Encima está el cordal del Pico de la Madalena, al norte destacan las recortadas torres de Lecherines y Peña Blanca. Al este, al otro lado del valle del Río Aragón, emergen La Moleta y Collarada.

Caso de no proseguir por la GR-11 en dirección al refugio de Lizara, en vez de bajar por la misma ruta se puede descender por el Barranco de Aguaré. El acceso está señalizado en la pista con cartel, advirtiendo que es difícil, aunque el único obstáculo reseñable es un paso técnicamente fácil, equipado con cadena y peldaños metálicos. El sedero balizado discurre por el bosque junto al barranco, el más prestigioso de la zona para practicar el barranquismo.  Se sale a la carretera un poco más arriba de Canfranc.

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak