Gora

Aguión (927 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2020/08/14
Aldatze data
2020/08/14
1

El techo del concejo de Salas se localiza en la cima del Pico Aguión (927 m), máxima elevación de la sierra de Curiscao y cota reconocible desde numerosos lugares del occidente astur por el esférico radar meteorológico que se alza en su cumbre, que remata uno de los parques eólicos más nutridos de la región.

El nudo orográfico culminado por Aguión extiende sus tentáculos hacia los términos municipales de Salas, Valdés, Cudillero y Pravia, prolongándose en dilatados ramales que acogen las cotas más relevantes de estos concejos, antes de romperse en abruptos acantilados sobre algunas de las más sugerentes playas del Cantábrico. Los picos Paradiella (715 m); Picón (802 m) y su satélite Cueto (786 m), este último techo de Cudillero; el ramal del redondeado Llan de Cubel (678 m), techo de Pravia, con sus vecinos Lahuz (676 m), Carceda (606 m) y Pico del Abedul (532 m); el domesticado cono de la Peñona (499 m) o el emblemático y castigado Montarés (401 m), asomado ya a la costa pixueta...; todos ellos se desprenden a partir de la tela de araña que nace en el vértice de Aguión (927 m).

En los profundos valles que se esconden entre estos remotos cordales encuentran precario acomodo, muchas veces a riesgo de rodar por las empinadas laderas, infinidad de aldeas diminutas, en otro tiempo brañas vaqueiras, donde estos míticos ganaderos trashumantes habitaban durante el periodo invernal, hasta el momento de realizar la "alzada" con rebaños y enseres, ya avanzada la primavera, hacia los pastos altos enclavados en los concejos de Belmonte, Somiedo y Cangas de Narcea.

La explotación con fines energéticos de los cordales en torno al Pico Aguión propicia la proliferación de pistas de servicio, habitual en este tipo de instalaciones. Esta circunstancia facilita los accesos a las cumbres en la misma medida que provoca un enorme impacto visual y ambiental, en muchos casos difícil de asimilar. En este caso, una pista asfaltada, sin aparentes restricciones de uso, asciende por la vertiente meridional de la sierra prácticamente hasta la propia cima de la montaña; el itinerario propuesto es el más breve y sencillo posible para coronar este techo municipal prescindiendo del asfalto y sufriendo lo justo el zumbido de las aspas de los gigantes eólicos.

Desde Las Gallinas

En La Peña, localidad situada a 6 km de Salas en dirección a Galicia por la N-634, se toma la SL-5, señalizada en su inicio a Ardesaldo y al Radar meteorológico; recorridos 3,4 km, tomamos a la izquierda el ramal de la SL-6, rotulado a Las Gallinas y radar, que asciende en rápidas revueltas (1 km) hasta la Venta de las Gallinas. Rebasado este lugar y un cruce a la derecha (rótulo Mallecina) procedente de Pravia por Malleza, continuamos 1,5 km hasta el tercero de los aerogeneradores que se alzan a la izquierda, donde existe espacio para aparcar(738 m)(5,9 km desde la N-634).

Caminamos 200 metros por el asfalto y tomamos la primera pista a la derecha, que corre en paralelo a la carretera y asciende luego al molino que corona el promontorio; el descenso por el lado contrario nos coloca de nuevo en otra pista a escasos metros de la carretera, también con espacio para aparcar. Seguimos brevemente a la derecha el carretil de servicio y, en la inmediata bifurcación, descartamos la pista que desciende a la derecha por el borde del pinar y las opciones ascendentes por la izquierda hacia la línea de aerogeneradores, para seguir (NE) el camino entre ambas, que circunvala el cordal por el N prácticamente en llano; es una alternativa ligeramente más larga, pero evita caminar directamente bajo las palas amenazadoras de los artefactos eólicos.

Un corto repecho nos sitúa en la loma junto al último molino, al pie del promontorio cimero, que ascendemos a derecho por una senda empinada o, más cómodamente, por el rodeo que efectúa la amplia pista. En la cima de Aguión (927 m)(0,45), coronada por el globo del radar meteorológico de Aemet y poblada de construcciones, antenas y torres eléctricas, una solitaria mesa a la sombra de un pino no consigue seducirnos para detenernos a almorzar; cuatro fotos, intentando sin éxito evitar obstáculos visuales, y para abajo.

En el descenso, por variar la ruta, seguimos en este caso la línea de molinos de vuelta por el cordal hasta retornar junto a la carretera; pisando asfalto, dejamos atrás el desvío señalizado a Buscabrero y Socolina (SL-6), y alcanzamos enseguida el punto de inicio del recorrido circular (1,20).

Acceso: Carretera S-6, Las Gallinas (45 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak