Gora

Mediano, Cerro (1277 m)

remove-icon
Hugo Fernández
Sarrera data
2021/05/15
Aldatze data
2021/05/15
2

Cumbre de la sierra del camero viejo ubicada entre dos cimas calcáreas de mayor entidad; Peña Saida (1372 m) al suroeste y Serrezuela (1328 m) al noreste.  A pesar de su escasa prominencia y altitud, notablemente inferior a ambas, Cerro Mediano (1277), que con toda probabilidad recibe ese nombre por encontrarse prácticamente en un punto intermedio de las dos, rompe el marcado collado que forman las otras dos cumbres resultando su contorno muy característico, especialmente visto desde el bajo valle del Iregua. Entre Cerro Mediano y Peña Saida quedaría el portillo del Viso (1223 m), tradicional punto de paso entre el valle del Iregua, desde Nalda (624 m), y el Camero Viejo, desde Luezas (1138 m). La senda que lleva desde Nalda al Portillo del Viso, el tradicional camino de Luezas, últimamente es muy frecuentado por usuarios de BTT, tanto que se encuentra fuertemente erosionado. El desgaste ha hecho que haya puntos con auténticos escalones que han tenido que causar estragos en algún plato tal y como denotan las marcas que se contemplan en las rocas. Si se transita por él habrá que prestar atención a las bicicletas.

Luezas es se despobló en 1971 pero en los últimos años está resurgiendo. Muchas casas han sido restauradas como segunda residencia y la aldea luce ahora un aspecto realmente bonito.

Antaño a Luezas se le conocía como el pueblo de las brujas. Roberto Calvo Torre cuenta en el recomendable libro Luezas y Trevijano (2019), publicado por el IER, lo siguiente:

“En 1979, Luezas estaba completamente arruinado y desolado. Quienes tuvieron la oportunidad de ir allí en aquellos años podrán recordar el paisaje fatal e inhóspito de un pueblo que parecía condenado al olvido definitivo. Un vecino de Soto llamado Justo Caceo, alpujarreño de nacimiento pues era natural del Collado de Jubera, que en buena medida mantenía a su mujer y sus descendientes dedicándose al trajino y arriería por los pueblos de la comarca, acudió en octubre de aquel año al Museo Provincial de la Rioja portando un objeto que dijo procedía de Luezas. Se trataba de una cazuela de barro cocido linda para prácticas de brujería, que el museo adquirió y aún conserva. Según la ficha este objeto “tiene forma casi troncocónica, base y tapa. Está vidriada con de plomo por dentro y fuera y se decora con ocho ondas aplicadas en el borde a modo de asas, que alternan con otras tantas cabecitas de bulto en forma de calaveras. Sobre la tapa se repiten las ocho calaveras dispuestas radialmente rodeando a una figura central que seguramente sería un macho cabrío y hace de asa, al que le faltan por fractura la cabeza y el extremo opuesto.

En el museo esta hermosa cazuela no ha estado expuesta de forma permanente solo lo ha estado a temporadas, pudiendo ser observada por sus visitantes a los que llama la atención el adorno formado por las cabezas diminutas con la boca perforada. En el cartel que la acompaña cuando se expone, viene escrito: “cazuela para prácticas de brujería" y los expertos del museo la fecharon como objeto de cerámica hecho en el siglo XIX”".

Existe un “librito en dozavo” escrito por Bernabé España y titulado Nuevo establecimiento de baños y aguas termales en Torrecilla de Cameros (1863). Fue editado como folleto propagandístico del recién inaugurado Balneario de Riva los Baños. Actualmente el establecimiento ha desaparecido pero las aguas se embotellan bajo la marca Peñaclara. En el libelo aparecen los siguientes versos:


De las brujitas de Luezas,
que unas á otras se heredan;
y asi, sostienen su fama:
(no hableis mal; porque se vengan.) 

Por eso yo, si por caso,
las veo, ó se me presentan,
en seguida les alargo....
la mano y una peseta. 

Con esto vivo seguro
de hechizos y de zalemas;
ando y reino en el pais,
y mis noches son serenas.

¿Brujas ahora? dirás:
¿Han vuelto nuestras abuelas?
No han vuelto; ni hay para qué;
pues aun viven en la Sierra.

Luezas, es en los Cameros,
hasta el año de la fecha,
 Zugarramurdi, Aquelarre,
Tolosa y su historia entera.

Pues su monte tan famoso
que algo domina la Sierra,
las ampara; y no hay mas medio
que mi mano y mi peseta.

Sobre que no son avaras
y conocen la nobleza;
tal vez con una sonrisa
pasan de largo contentas. 

 

Desde Luezas (T2)

Tomar en la calle Los Pajares (1151 m), en la parte alta de Luezas (1138 m), un camino que asciende rumbo norte. A unos 250 metros se llega a una trifurcación (1181 m). Tomar el camino central que comienza hacia el oeste para luego proseguir, noreste, ascendiendo hasta el portillo La Calera (1251 m), entre Serrezuela (1331 m) y Cerro Mediano (1277 m). Poco antes de dicho portillo, tomar el camino hacia la izquierda que lleva a la parte sur de Cerro Mediano (1277 m). Desde allí, sin senda evidente, pero sin dificultad, se alcanza en breve la cima de Cerro Mediano (1277 m).

 
Desde Nalda (T2)

Más largo, pero muy atractivo y montañero, es al acceso desde Nalda.

Se abandona Nalda (624 m) por la ermita de Villavieja, siguiendo el camino de Cubaldón. El camino pasa cerca del Chorrón de San Marcos (734 m), cascada que merece la pena visitar.  Se sigue la pista hasta alcanzar la zona conocida como Cubaldón (766 m), lugar en el que comienza el pinar. Justo antes de una pronunciada curva a izquierdas se abandona por un sendero. Se trata del camino de Luezas, o senda Bonita como la llaman ahora los ciclistas. La preciosa trocha gana altura entre pinos hasta salir a terreno despejado, y de soberbias vistas sobre el valle del Iregua, hasta alcanzar el portillo del Viso (1123 m). Se rebasa y se llega una encrucijada (1218 m). El camino que corta perpendicular es la Cañada Real Soriana. Seguir por ella a la izquierda, noreste, hasta ir a parar al sur de Cerro Mediano. Desde allí ganar sin sendero claro la cima de Cerro Mediano (1277 m).

Accesos: Luezas (30 min), Nalda (1h 30 min).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak