Gora

Rocías, Peña (1.342 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2019/07/16
65

La Peña Rocías ( 1.338 m ) se halla en el extremo occidental del macizo de Hornijo constituyendo su segunda cima más elevada junto con la Porra de Mortillano ( 1.419 m ), que se halla más al Sur. A diferencia de esta última, Rocías ( 1.338 m ) es visible desde Arredondo ( 163 m ) o Riba ( 127 m ), aldeas empequeñecidas ante el gran murallón calizo de 1.200 metros de desnivel que osa ocultar su cielo. Esta visibilidad hace que la Peña Rocías sea más conocida por los habitantes del valle de Ruesga y halla sido citada por los geógrafos en otras épocas sin ser, por ello, su punto más alto.

El diccionario de Madoz, por ejemplo nos dice: "Una de las montañas más elevadas que en el se encuentran es la de Rocías, que desde su base en el río Asón tiene con su declive no muy tendido más de 12.500 pies y más de 3000 de altura sobre el nivel del mar; se ve a mucha distancia mar adentro y sirve de guía y reconocimiento a los buques que van a Santander y Santoña, naciendo en su cumbre una fuente de agua fría y lijera, y un poco más abajo otra.".

El río Asón delimita perfectamente el macizo de Hornijo por el Norte y occidente, labrando con su fuerza y la paciencia de miles de años un espectacular y hondo desfiladero encumbrado en sus dos labios por montañas de casi 1.500 metros de altitud, cuando la mayor parte de su lecho no pasa de los trescientos. No habrá sido únicamente la fuerza del agua sino la del hielo de los glaciares los artistas de tal impronta obra...

Toponimia

Como se ha comentado el diccionario de Mádoz hace referencia a la montaña de Rocías. El IGN trata el término pluralizado y escribe "Peñas Rocías", dando constancia de su carácter más como macizo que como cumbre aislada. Señalamos además, que la montaña no pertenece a Rocías y, por tanto, a Arredondo, sino que se encuadra íntegramente en Rivas, que ostenta la capitalidad del valle de Ruesga.

Desde Arredondo (T3)

La vía supera los 1.200 metros entre Arredondo y la cumbre. El itinerario es lógico y empinado, sin sendero definido desde el mismo de Rocías, al cual se puede llegar también coche. Más que las pendientes herbosas, muchas veces temidas por los que acometen esta ruta, hay que prestar atención al cruzar los lapiaces (garmas), sobre todo si se lleva mucho tiempo sobre los mismos y el cansancio mella la atención. No obstante la canal de Cantiscuela, que supera el itinerario es el itinerario más favorable desde el valle, ya que otras canales son aún más empinadas y comprometidas.

En Arredondo/Arredondu ( 163 m ), subtitulada “Capital del Mundo”, se inicia la dura ascensión, que se puede acortar si se llega con el auto hasta el barrio de Rocías o Rucías ( 363 m ), que da nombre al pico. Cruzando este barrio transversalmente, al final, parten dos caminos en direcciones opuestas. Si se toma, el de la derecha, rápidamente se debe girar a la izquierda y abandonarlo a los 300 m, para tomar una senda que se abre paso entre endrinos (difícil de localizar en su inicio). Luego mejora y nos coloca en las inclinadas campas al pie de la peña. La ascensión se desarrolla hacia la derecha en estilo libre, yendo a interceptar la torrentera que baja desde el alto. Esta hendidura en la ladera es la guía para la entrada en la parte superior de la canal.

Arriba hay dos opciones:

  • La primera pasa por coronar el collado Cantiscuela ( 1.247 m ), a la izquierda queda Peña Rocías ( 1.338 m ). A la derecha y tras los abruptos picones calizos llamados Los Porros de Mortillano queda la cumbre del Mortillano ( 1.419 m ). En frente queda el insólito paraje del Hoyo Cantiscuela ( 1.173 m ), al otro lado del cual se abre otro collado ( 1.244 m ) que da paso a una canal engarmada y boscosa llamada Haza Pascual. Ascendiendo al NE trepando por lo más fácil se llega a la aplanada cima desde donde se constata una visión de Arredondo, de la costa cantábrica con Santander y su bahía. Pulular por la meseta címera no resulta demasiado recomendable ni alentador porque penetraremos en garmas aún peores de las que hasta aquí nos han traído. En particular la región conocida como Hoyos Abedules resulta difícilmente franqueable.

  • La segunda, consiste en no llegar al collado, sino que justo antes del mismo, desviarse a la izquierda para progresar por un corredor, inclinado pero con sendero pisado por las cabras. Se pasa un estrechamiento y se remontar unos muros fáciles para continuar por una cornisa a la izquierda que permite aprovechar su piso herboso. Así alcanzamos la meseta junto a la cota más occidental de Peña Rocías ( 1.312 m ). El terreno ahora es incómodo aunque esta balizado con marcas de pintura amarillas y negras que es interesante seguir de cerca, ya que otras opciones suelen conllevar complicaciones y llevarnos a zonas acuchilladas llenas de grietas. Tras alcanzar un collado (1.303 m) se remonta la cota central (1.336 m), y pasando junto a una sima profunda, la cumbre principal de la Peña Rocías (1.342 m ).

Es posible el descenso al Alto del Crucero ( 1.063 m ) por donde discurre el camino que baja a Astrana ( 627 m ) y a San Pedro de Soba ( 686 m ), y, por tanto, ascender a la cumbre desde estos lugares, así como seguir a la cumbre de Hornijo ( 1.258 m ). No es, sin embargo, empresa fácil, debiendo calcular unas dos horas para trabajar la garma. Recomendable es atravesar las canales de Haza Pascual y Canal de las Segadas transversalmente con objeto de alcanzar un collado boscoso ( 1.125 m ) en la cresta de Fuentefría que baja del Mortillano. Ya por los llanos de Fuentefría se llega al Alto del Crucero ( 1.063 m ). Desde Fuentefría ( 1.100 m ) se puede intentar el Mortillano sin senda, o sea, por garma (W). Transitar por estos sectores con niebla o nieve es una gran temeridad. Llevar siempre la brújula y buen mapa.

Accesos: Arredondo ( 3h ); Astrana ( 3h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak