Gora

Picones de Sopeña (1.287 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2016/02/28
34

Los Picones de Sopeña ( 1.287 m ) es el nombre genérico de una bella crestería de picachos en los montes que desligándose del imponente Castrovalnera ( 1.718 m ) sirven de separación entre los valles de Pas y Miera. Son, por tanto, varias las cimas que se aliean entre el Alto del Caracol ( 807 m ) y el portillo del Ocijo ( 1.097 m ), collado en el que se engarza con las más altivas cimas del Alto Pas. Al Coteru del Tejo ( 1.051 m ) y al Crespo ( 1.025 m ) le suceden el Pico de la Bayorga honda ( 1.158 m ), La Zalamina ( 1.216 m ) y, finalmente, tres cumbres bien separadas entre sí y con altitudes similares que constituyen los Picones de Sopeña ( 1.251 m, 1.269 m y 1.287 m ). A efectos prácticos las denominamos por su situación como Picón de Sopeña Norte, Central y, finalmente, Sur o principal. Esta última también se conoce con el nombre del Pico del Haya. Cerca de la misma, en la vertiente del Pas, existen cabañas con ese nombre. Bajo estas cumbres, hacia el Miera se descuelgan los magníficos hayales de La Zamina.

Es bajo estos Picones de Sopeña donde tiene su nacimiento el río Pisueña, afluente del Pas. Desde el pueblo de Pisueña ( 404 m ), junto a la ermita de Nuestra Señora de los Remedios, se inicia el camino que nos permite recorrer las primeras aguas del Pisueña hasta su origen. Después de una cascada se llega al cabo de unos tres cuartos de hora al nacimiento ( 595 m ). Desde este lugar podríamos ascender por las empinadas laderas en busca de la cresta y acometerla hasta su punto álgido ( 1.287 m ).


Desde el Alto del Caracol (T3)

El itinerario completo de la cresta arranca en el Alto del Caracol ( 822 m ), collado que permite el paso entre los valle del Miera y del Pas uniendo San Roque de Riomiera con Selaya, villa ubicada en territorios Carredanos aunque de costumbres absolutamente Pasiegas que la señalan en ocasiones como "la cuarta villa Pasiega".

Ligeramente por debajo del este Alto del Caracol o Alto del Mojón ( 822 m ), dejando a la izquierda el imponente picacho del Castro o El Mojón ( 871 m ) tomamos la pista que sube al Coteru del Tejo ( 1.051 m ). Señalamos que es posible acortar el trazado de este carril en algunas ocasiones, lo que será más útil en el descenso, cuando conozcamos mejor su recorrido. Es recomendable coronar el Coteru del tejo ( 1.051 m ), en cuya cima existe una pequeña antena, pues exhibe una bella panorámica y desde él se descubre bien parte del recorrido restante aunque no completamente. La cumbre de los Picones de Sopeña queda aún lejana y no de puede observar desde este lugar. También es posible contornear por los herbosos pastizales orientales el Coteru del Tejo manteniendo una altitud entre los 1.005 y 1.015 m, lo que permite economizar algo de desnivel.

La siguiente elevación es el Cerro Crespo ( 1.025 m ), al que sigue un collado ( 997 m ) donde arranca el verdadero conjunto rocoso que forman los Picones de Sopeña. Como vamos a tener oportunidad de comprobar tendremos que ascender ( y descender ) un buen número de cotas de escaso desnivel y que no suelen estar completamente representadas en la topografía. Como superan la docena, el recorrido se convierte en una verdadera montaña rusa. La hierba permanece alta incluso en los meses avanzados del verano. La desaparición gradual de la actividad pastoril ha borrado las veredas. La hierba alta oculta un piso irregular, a veces rocoso, que ralentiza en avance, por lo que todavía queda bastante hasta la cumbre de los Picones de Sopeña, que es, además, la cima más meridional del conjunto ( 1.287 m ). Los montañeros menos experimentados no se sentirán cómodos al abordar este tipo de terreno.

Dirigirse hacia la izquierda, subiendo una primera rampa de hierba que conduce a la leve depresión ( 1.051 m ) con el primer mogote ( 1.057 m ), luego, girar a la derecha y ascender entre rocas, hierba y un algunas hayas. Dejar a la derecha un cotero rocoso ( 1.128 m ) y ascender entre dos dolinas a la siguiente cumbre, ganando altura por un herbazal empinado que culmina en la cima de Bayorga Honda ( 1.155 m ).

Bajar ligeramente a la izquierda para evitar una banda rocosa y cruzar un amplio tramo de cresta herbosa que nos orienta hacia una canal en la vertiente occidental. Subir por ella y coronar a la derecha un pequeño cogollo que nos permite observar el tramo más abrupto del cresterío. Descender hacia la izquierda cruzando una destacada horcada y, dejando un morro de roca a la derecha, coronar la cumbre N. de La Zamina ( 1.195 m ). Iniciar, una vez más, una nueva bajada hacia la izquierda y al trasponer una banda rocosa, elevarnos nuevamente a la ondulada cresta para coronar la cumbre principal de La Zamina ( 1.216 m ).

La tónica del itinerario nos es ya familar. Bajar y buscar el mejor terreno para restablecernos cerca de la divisoria de vertientes. Ahora vienen tres coteros muy próximos, el más alto de los cuales es el Picón de Sopeña Norte ( 1.251 m ). Como no es el más elevado, perdermos altura más notablemente ( 1.217 m ) y remontamos la acusada ladera que conduce al Picón de Sopeña Central ( 1.269 m ). Ya sólo queda llegar a la cumbre principal. El tramo de cresta es más horizontal que los casos anteriores y la hierba es más baja por lo que el avance es más rápido. Tras pasar por un último collado con unas pequeñas pozas donde abreva el ganado ( 1.225 m ), remontamos el Picón de Sopeña Sur o principal ( 1.287 m ).

El número de subidas y bajadas que se realizan en el recorrido pueden hacer pensar en realizar un itinerario diferente para el descenso. Este consiste en aprovechar las empinadas laderas occidentales, por encima del nacedero del Pisueña. El recorrido se realiza naturalmente sin sendero y por laderas muy inclinadas y, habitualmente, resbaladizas, por lo que mantiene el carácter inhóspito. Sienda sencilla la travesía, puede no ser un terreno adecuado para los montañeros menos entrenados.

Desde el collado ( 1.217 m ) entre las cimas Norte y Central, desviarse a la izquierda y perder altura en pendiente hacia un collado ( 1.115 m ) en la divisoria que se dirige hacia el Puerto de la Braguía ( 704 m ). Penetrar ahora en la herbosa ladera occidental bajo el pico de La Zalamina ( 1.218 m ), impresionante desde esta perspectiva. Mantenener un desarrollo practicamente horizontal, en ligero descenso, apoyándose en el mejor terreno. Pasar bajo el pico de Bayorga Honda ( 1.158 m ) y alcanzar el collado ( 997 m ) que antecede a la loma de Cerro Crespo ( 1.025 m ). En este trayecto, se invierte un tiempo similar al avance por la parte superior del cresterío aunque se evitan los altibajos. ahora contorneando o superando el Coteru del tejo ( 1.051 m ) se enlaza con la pista que finaliza en el Alto del Caracol ( 807 m ).

Desde la carretera del puerto de Lunada (T2)

La ascensión más corta se inicia en la carretera del puerto de Lunada ( 894 m ). Junto a una cabaña ( Km. 25 ) se inicia la subida por las brañas directamente hacia la cima sin encontrar dificultades detacables salvo la fuerte pendiente. Resulta más cómodo acomter la subida en dos pasos. En un primero nos dirigiremos al collado Ocijo ( 1.100 m ). Una vez en él, recorreremos la cresta hasta la primera de sus cimas, que resulta ser el punto culminante de los Picones de Sopeña ( 1.287 m ).

Accesos: Alto del Caracol ( 3h ); Carretera Lunada ( 1h ); Pisueña ( 2h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    2010.eko otsailak 22a
    Hace años que realicé la travesía de los Picones de Sopeña, dejando un coche en el Puerto del Caracol y otra cerca de La Concha. Las características de aquel día, tanto paisajísticas como humanas se conjugaron de una manera tan extraordinaria que desde entonces pienso que es mi montaña preferida de toda Cantabria...