Gora

Las Enguinzas (965 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2001/01/01
59
Montaña situada en la divisoria entre las cuencas de los ríos Pas y Miera. Su altitud no resulta modesta frente a las cumbres del alto Miera que culminan a 1.718 metros en el Castrovalnera. Sin embargo, su proximidad a la bahía de Santander y la baja altitud de los pueblos que la rodean le conceden una relevancia singular entre los territorios Trasmerianos. A todo esto hay que sumar que Las Enguinzas es un macizo kárstico de difícil acceso. Multitud de grandes hoyadas, garmas ( lapiaces ), escarpados picones calizos, lo circundan, sin que existan apenas vagos senderos que permitan transitarlo. Esto significará que las cimas requieren esfuerzo para ser alcanzadas, en particular, el núcleo principal de Las Enguinzas, donde tres agrestes puntas bien diferenciadas se elevan por encima de los 900 metros de altitud: Las Enguinzas ( 964 m ), es la situada más al Norte, la Peña de los Lobos ( 934 m ), y Peña Herrera o La Esquenta ( 976 m ), la más compleja y, según se constata, la más elevada.

Desde Mirones (T3)

Desde Mirones ( 160 m ) subimos a La Cantolla ( 268 m ). Desde la parte más alta del pueblo, pasando bajo su curiosa iglesia, se toma un bonito senderuco que penetra en el bosque y asciende en dirección a las peñas hasta una cabaña donde parece termina. Ya fuera del bosque se sigue de frente. Un vago sendero nos introduce en un barranco jalonado por dolinas alcanzando un collado ( 560 m ) desde donde se divisa por primera vez las cumbres de Las Enguinzas y, en particular, la Peña del Lobo ( 927 m ). Hacia el nos dirigimos ganando la cresta a la derecha ( 670 m ). Ahora subiremos con al intención de colocarnos en el vallejo que asciende hasta el collado ( 860 m ) a la izquierda de la Peña del Lobo. Situado en el herboso collado ( 860 m ), en frente tenemos Peña Herrera ( 976 m ), con acceso algo intrincado desde aquí (T3). La idea consiste en rodear la Peña del Lobo ( 934 m ) hasta el siguiente collado-hoyada ( 821 m ). Desde aquí se podría realizar una travesía longitudinal manteniendo la altura bajo la cresta de Las Enguinzas, hasta toparnos con una canal que desemboca muy cerca de la cima. Otra posibilidad, más larga pero muy sencilla, consiste en descender en busca de la cara Este del pico. Esta se halla constituida por un valle inclinado presisido por una gran dolina en su centro mismo. Desde el inicio del valle ( 780 m ) la subida es muy simple salvo los últimos metros finales que se desarrollan por garma.

Desde La Cantolla ( 268 m ) existe otra posibilidad que permite recorrer los fantásticos parajes de Guspedroso, en un paisaje dominado por grandes hoyos. Una pista de hormigón sube a la salida del pueblo y se transforma en camino y luego en senderuco empedrado. Tras un primer collado y una hoyada, se alcanza un nuevo alto ( 527 m ) que da entrada a Guspedroso. El sendero remonta el valle por la izquierda hasta un marcadísimo collado ( 579 m ) donde hay una cabaña. A nuestra derecha se halla Peña pelada ( 700 m ), a la izquierda el picón de La Rasa o Castrejón ( 778 m ). Rodeando esta última montaña por su vertiente oriental nos colocamos en el siguiente collado de Castrejón ( 662 m ). A la derecha la bonita hoya de Castrejón, herbosa y salpicada de cabañas. Acometemos la subida por la cresta en busca de la cara Este de Las Enguinzas. El primer picacho, Castrejón ( 878 m ) se rodea, con lo que nos situamos en el inicio del valle mencionado anteriormente ( 780 m ), y que da acceso simple a la cima.

Desde la Estranguada (T3)

Desde El collado de la Cruz de Llerenes ( 304 m ) una pequeña carretera asciende al Alto de la Estranguada ( 682 m ), que suele ser objetivo de cuadrillas de ciclistas. También se sube a este lugar desde el mismo Llerena y desde Merilla.

Una pista parte del Alto y rodea la Hoya de Gudparras alcanzando el cruce que se dirige a los Pozos de Noja en al Alto de las Cajigas ( 701 m ), donde existen tres cabañas pasiegas. Desde este punto, se bordea la depresión del Cuebo ( 666 m ) para remontar el barranco de La Valle que asciende al collado de Hoyo Redondo ( 821 m ) entre Las Enguinzas ( 965 m ), a la izquierda, y la Peña de los Lobos ( 934 m ), a la derecha. Remontar a la izquierda para alcanzar la repisa herbosa, que se recorre cómodamente ( sendero de cabras ). Se puede ganar la gana superando el collar rocoso por dos evidentes canales que desembocan a poco más de 100 m. de la cumbre. Aunque se sugiere más practicable la canal de la derecha, la de la izquierda es más práctica pues finaliza aún más cerca de la cima, pues el terreno que nos separa de ella, aunque breve, es escabroso e incómodo. También se puede subir más directamente a la cumbre por un canalón situado justo bajo la cumbre.

Otra manera de llegar a la cima, consiste en, desde Las Cajigas ( 701 m ), en dirigirse hacia los Pozos de Noja para desviarse a la derecha con objeto de situarnos en el collado de Hoya Penilla ( 752 m ) al E. del característico pitón rocoso de Marmujo ( 795 m ). Desde ese lugar, una senda desdibujada asciende al collado N. ( 845 m ). Girando a la derecha, algunos hitos permite localizar la ruta para alcanzar la cumbre de Las Enguinzas ( 965 m ) evitando la penuria de transitar algunos tramos de garma en la medida de lo posible.

Canal SW (T4)

Empinado corredor empinado y herboso que traza una "S", en la vertiente SW Enlaza con la cornisa herbosa de la cara S., finalizando directamente en la cima. Acceso desde el Alto de las Cajigas ( 701 m ), tomando al principio la pista a los Pozos de Noja, para separarnos de ella hacia la derecha, bordeando la depresión del Cuebo ( 666 m ) por el N. Tras pasar junto a la casa de Abalo, una tapia de lastras de piedra nos separa del inicio de ese corredor.

Accesos: Mirones ( 2h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak