Gora

Cildá (1.065 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2001/01/01
36
Aunque pueda parecer mentira por su particular ubicación, en la cumbre del monte Cildá ( 1.065 m ) existió un primitivo e importante poblado Cántabro. Los romanos tomaron cuenta de él en los años 25 y 26 a.n.e. Habiendo penetrado las ordas romanas por el puerto del Escudo se hicieron con Cildá y lo habitaron durante los siglos I y II configurando un importante asentamiento militar de 22 Ha. Posteriormente sería amurallado con objeto de hacer frente a las invasiones bárbaras. En el año 574 Leovigildo conquista Cantabria y se hace con el poblado de Cildá, que permaneció habitado hasta el siglo XII. Las piedras de sus defensas serían utilizadas en la construcción del castillo que domina Aguilar de Campoo. Hay quien ha visto en Cildá, la ciudad romana de Vellica, así como la fortaleza de Oliba.

Siguiendo el cordal de Cildá se halla a 968 metros de altitud el castro de La Espina del Gallego, nombre con que se designa la divisoria de aguas Pas-Besaya en este tramo. Aquí se sitúo otro destacamento romano durante las guerras Cántabras ( 30 a 19 a.n.e. ).

Cildá ( 1.065 m ) se eleva entre los valles de Toranzo ( Pas ) e Iguña ( Besaya ). Este último forma el pequeño valle de Anievas entre Arenas de Iguña ( 177 m ) y el Alto del Portillón ( 579 m ). Forma parte, el monte, de un largo cordal que se desprende del Mediajo Frío ( 1.338 m ) en dirección Norte, punto donde la sierra entronca directamente con la coordillera Cantábrica. Esta línea montañosa estuvo recorrida por una calzada. Entre los valores naturales de la montaña hay que destacar la cuenca alta del río Erecía, donde se instala un importante bosque de hayas y robles que viene a denominarse "Monte Canales".

Desde el Sel de la Carrera ( 520 m ) parte una ruta sencilla a Cildá ( 1.065 m ), donde hoy en día existe una antena.

Otro itinerario es el que se inicia en el Alto del Portillón ( 579 m ) que da paso carretero entre los valles de Iguña y Toranzo. Un camino se dirige (S) hacia la cima del Cotorral ( 697 m ), presidida por una torreta del tendido eléctrico. Más adelante nos dirigiremos a la cima de La Pirizuela ( 814 m ) para descender al collado Cruza Caminos ( 753 m ). Desde este punto nos colocamos en la Espina del Gallego ( 968 m ), donde se pueden advertir los restos del castro. Siguiendo la línea de cumbres se alcanza Cildá ( 1.065 m ).

Desde el valle de Iguña podemos subir desde Silió ( 265 m ). Hay que subir al barrio de Tejera ( 405 m ) y tomar el camino del collado y braña de La Redonda ( 679 m ). Desde aquí la cresta divisoria con el vallecillo de Anievas, nos permite alcanzar la cima de la Espina del Gallego ( 968 m ). Bastará seguir la línea de cumbres para situarnos en Cildá ( 1.065 m ). También desde Silió ( 265 m ) podemos subir a la cima encaminándonos hacia el collado de El Pombo ( 856 m ), al Sur de Cildá ( 1.065 m ). Este itinerario permite adentrarse en el bosque del Monte Canales. Desde El Pombo se sigue sin problemas hasta la cima. También existiría la posibilidad de alcanzar desde este collado el Mediajo Frío ( 1.328 m ) después de un largo caminar, existiendo entonces la alternativa de completar la travesía hasta el puerto de El Escudo ( 996 m ).

Accesos: Sel de la Carrera ( 1h 30 min ); Alto del Portillón ( 1h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    2010.eko maiatzak 10a
    Justo al llegar a la cima del Cildá el sábado, comenzó a caer chaparrón y a soplar un viento frío. Menos mal que junto al vértice existe un mini-refugio, diminuto diminuto, pero suficiente para que los cuatro nos pudiésemos tomar el almuerzo en condiciones. La ruta circular con principio y final en Silió (subida por la Espina del Gallego y bajada por Bujol) es larga y tendida, siendo apta para BTT sin tener grandes desniveles en la ascensión, salvo repechos puntuales.