Gora

Ajastros, Pico de los (1.154 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2001/01/01
10
Cumbre del valle del Nansa que cierra por el Este el circo montañoso que envuelve la población de San Sebastián de Garabandal ( 483 m ). Esta aldea, en la confluencia de los ríos Sebrando y Vendul ha sido célebre a raíz de unas presuntas apariciones marianas que tuvieron lugar en 1.961, y que la propia iglesia nunca llegó a admitir.

La Peña Sagra es un gigantesco bastión que permanece entre nieves y nieblas durante gran parte del año intentando, de este modo, proteger su secular secreto. La Montaña mágica de Cantabria, ombligo de la humanidad, adorada por los druidas, último reducto de los Cántabros ante el acoso romano, exhibe la supremacía de sus venteadas crestas por encima de los dos mil metros de altitud. Sin embargo, otras cimas participan de este gran macizo si bien sus cotas no se pueden siquiera acercar a los escarpados pliegues del Cuernón ( 2.048 m ). Pero es esta particularidad de las cimas postradas ante la reina sagrada, la que da un gran interés a las ascensiones del Cueto Cajigo ( 1.006 m ) o al Pico de los Ajastros ( 1.152 m ), que ahora nos ocupa. Hay que señalar, no obstante, que no será fácil obtener una panorámica despejada de estos parajes pues, no en vano, nos encontramos en una de las zonas de Cantabria de mayor pluviosidad.

Desde San Sebastián de Garabandal ( 486 m ) parte un itinerario circular por las laderas de la Peña Sagra que si bien no gana ninguna cima en particular permite explorar la vertiente Norte de la Sierra y contemplar las empinadas canales de la Juncá, del Carro, del Hoyo, de la Vega, que permiten alcanzar la legendaria Peña Sagra. Este itinerario recorre el arroyo Sebrando y pasa por los invernales de Sebrando ( 750 m ) y de Tanago ( 850 m ). Aquí tendremos oportunidad de visitar el llamado Idolo de Gándara, una inscripción sobre un gran bloque que dataría de la Edad del Bronce. Desde las invernales de Tanago se cruza bajo la sierra en busca del collado Avellán ( 997 m ), una marcada escotadura que permite descender hacia La Lastra ( 439 m ). Desde este collado y ahora siguiendo aguas abajo el río vendul se vuelve a San Sebastián de Garabandal.

El collado Avellán ( 997 m ) da acceso al pico de los Ajastros ( 1.152 m ), aún algo lejano. Rodeando una primera elevación se pasa al Prau del Conceju de La Lastra ( 1.049 m ) sobre el collado que nos separa del Cueto Ruñao ( 1.138 m ), una despejada cima herbosa que debemos ganar. Desde aquí se desciende progresivamente al collado de la Braña Tamarao ( 998 m ), frente al Pico de los Ajastros ( 1.154 m ). A diferencia de otras cimas de los alrededores, esta montaña no es una loma sino un pequeño castillete rocoso escarpado. Desde el collado se sube a la cima rodeándolo ligeramente por la derecha.

Desde Santotis ( 421 m ) un amplio camino sube en revueltas hacia la braña del conceju de Santotis salpicada por diversas cabañas más o menos distanciadas. El camino desaparece junto a las últimas cabañas ( 947 m ). Entonces, debemos tomar sendas de ganado que cruzan a la derecha en busca de la braña de Tamareo ( 998 m ). Otra posibilidad de ascemsión es Sarceda ( 499 m ) remontando el cordal NE hasta la cima.

Accesos: San Sebastián de Garabandal ( 2h 30 min); Santotis ( 2h ); Sarceda ( 1h 45 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak