Gora

Gamonal (1.225 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2001/01/01
19
Los Picos de Europa tienen prolongación más allá del desfiladero de La Hermida en el macizo de Peñarrubia. Se trata de una escarpada sierra caliza abrupta y fuertemente karstificada en los confines de Cantrabria y Asturias. Forma parte este macizo de Peñarrubia de la cordillera Prelitoral que se prolonga hacia al Este dentro del territorio Cántabro con las peñas de Arria ( el extremo oriental de Peñarrubia ), los picos de Ozalba , la sierra del Escudo de Cabuérniga, etc.

El accidente orográfico principal, más que las propias cumbres, es el famoso desfiladero de La Hermida, hoy por hoy entrada natural al valle, y antiguamente provincia, de Liébana. El río Deba corre feroz por el estrecho tajo, desmesuradamente más elevado que ancho. Sobre la margen izquierda quedan los Picos de Europa, el macizo de Ándara, que se inicia con las abruptas peñas de Agüero. A la derecha queda el solitario e incognito macizo de Peñarrubia que supera los 1.200 metros de altitud. El nombre de Peñarrubia corresponde, más que a la peña, al valle.

Desde Piñeres ( 544 m ) una carretera permite llegar al mirador de Santa Catalina ( 749 m ), impresionante balconada que asoma sobre los abismos insondables de La Hermida. Se situaba en tal paraje la llamada Bolera de los bolos, una antigua estructura defensiva del s.VII. Hay que recordar, no obstante, que en el pasado el acceso a Liébana no se realizaba por el desfiladero, sino que lo hacía desde Cicera ( 518 m ), superando el collado Pasaneo ( 1.349 m ), muy por encima de la cota del río Deba que tiene en el pueblo de La Hermida una altitud de poco más de un centenar de metros. Desde Pasaneo, el camino descendía por el collado Taurey ( 1.266 m ) a San Pedro de Bedoya ( 609 m ) y de aquí a Tama ( 306 m ) y Potes ( 297 m ).

La parte más oriental de la sierra de Peñarrubia se denomina macizo de Arria y sigue siendo igualmente abrupta aunque con altitudes algo menores. En la Peña Lamasón ( 779 m ), la cresta cede bruscamente hacia el desfiladero abierto por el río Tanea, que es el curso de agua que recorre el recóndito valle de Lamasón. Se sitúa en esta parte de la peña los llamados puertos de Arria que tienen acceso desde las aldeas por la visible abertura collado Tolaco ( 882 m ).

El río Latarma nace en el macizo de Arria. Su curso juega a esconderse y volver a resurgir bajo la tierra hasta unir sus aguas al Tanea. Es posible recorrer el curso del Latarma desde las inmediaciones de Venta El Fresnu ( 180 m ). También existe una surgencia en el pueblo de Lafuente ( 339 m ), uno de los cinco que forman parte del valle de Lamasón.

El macizo de Peñarrubia levanta varias cimas sobre la homogeneidad del conjunto rocoso. Cabe citar el Virdiu Corral ( 1.205 m ), el Virdiu Treslajorá ( 1.145 m ) y el Gamonal ( 1.225 m ), que es su máxima altura y que también recibe el nombre de Treslajorá. Entre estas dos última cimas se encuentra el Puerto de Llaves ( 1.056 m ), que acoge algunos restos megalíticos.

Los megalitos del collado Las llaves fueron descubiertos en la década de los noventa. Se trata de un conjunto formado por media docena de dólmenes y un menhir de 2,4 m de longitud. Existe otro yacimiento arqueológico en Cires.

De la parte baja de Roza ( 521 m ) parte un camino que se introduce hacia la derecha en la barrancada que cierra por el Norte el pico Obán o Traslacotera ( 867 m ). Después de una pronunciada curva asciende más decididamente sobre la vertiente meridional de Peñarrubia dejando atrás los invernales de Arín, en busca del collado de Las Llaves ( 1.056 m ). A la izquierda quedan las antenas del Virdiu Treslajorá ( 1.145 m ). El nombre de Virdiu o Virdio hace referencia aquí a las cimas.

Desde el collado Las Llaves ( 1.056 m ) puede remontarse la cresta hacia el Gamonal o Treslajorá ( 1.225 m ) pasando por un picacho intermedio ( 1.158 m ). La ascensión es sencilla pero el terreno es escabroso por lo que la progresión es lenta. Se puede llegar a la cumbre desde Roza sin pasar por el collado Las Llaves. Se acorta bastante pero la ruta nos es evidente. Justo antes de las invernales de Arín la pista describe una pronunciada curva. Siguiendo la pista durante un centenar de metros, sale a la derecha un sendero de ganado que cruza en diagonal la ladera salpicada de encinas. El sendero gana altura pero desaparece súbitamente. El resto de la ascensión consiste en remontar directamente la fuerte pendiente buscando los pasos más sencillos para librar el roquedo. De este modo se llega a un collado ( 1.136 m ) al Este de la cima, quedando a mano derecha una puntiaguda cota rocosa ( 1.171 m ). Sin problemas se llega a la cima coronada por un vertice geodésico derruido.

Desde Linares ( 400 m ), aldea que posee una torre medieval en el centro de su caserío. Un camino llega a los restos de otra torre, la Torre de Pedrejita ( 604 m ). Desde aquí se sigue la senda que en fuerte pendiente culmina en el collau Boyu ( 1.096 m ). A la izquierda queda la punta del Collau Boyu ( 1.214 m ) que cae directamente sobre La Hermida, más de 1.100 metros más abajo, mientras que la distrancia en línea recta al cauce no llega a los 1.400 metros. Es esta escarpadísima ladera donde se hallan los peñascos denominado Las lágrimas. Al otro lado des desiladero aparece la silueta del inaccesible pico Ave ( 828 m ). Volviendo al collau Boyu, por la derecha, se remonta el Virdiu Corral ( 1.209 m ) al que sigue el Virdiu Treslajorá ( 1.145 m ), justo antes del descenso al collado de Las Llaves ( 1.056 m ).

En la parte de Asturias ( valle de Peñamellera ) podemos partir de Suarias ( 232 m ). En el centro de Panes tomar la desviación que lleva tras 3’5 Km. a Suarias ( 232 m ). Al entrar en el pueblo, a la izquierda, sale una pista hormigonada por la cual seguimos hasta el Cantu de los Cabezos ( 355 m ). Si bien el hormigón continúa, de forma intermitente, dejamos el vehículo aquí y comenzamos la marcha a pie.

La pista rodea un montículo y desciende ligeramente para volver a elevarse sobre la ladera hasta su final ( 530 m ). Aquí los caminos parecen esfumarse. Por la derecha buscaremos el inicio del viejo camino a Valmayor. Al principio es un sendero pequeño pero luego llega a tener el carácter de calzada. Siguiendo por ella se desemboca en el collado ( 774 m ) desde donde se da vista al hondo de Valmayor y a la Pica del Sestón ( 1.078 m ). Seguimos el marcado y entretenido camino que rodea la depresión de Valmayor y penetrando en el bosque se aproxima a la riega de Las Acequías hasta situarnos bajo la Pica del Sestón, junto al emplazamiento de unas antiguas instalaciones mineras ( 820 m ). Ahora subimos directamente al W. aprovechando veredas de ganado para ganar el collado Sur del Sestón ( 962 m )(2,20 h). Hasta este lugar llega una pista que proviene del Puerto de Llaves ( 1.045 m ), estratégico paso a Peñarrubia. Desde aquí se puede seguir por la cresta hasta la cima.

Este itinerario es largo, por lo que se puede tratar de acortar desde Valmayor, desviándonos a la izquierda para llegar a la majada de La Canal y a la collada Mical ( 930 m ) desde donde se remonta la vertiente Norte del Gamonal hasta la cumbre.

Finalmente hay largo acceso desde el Puente de la Estragüeña ( 40 m ), en el desfiladero de La Hermida. Penetrando en el barranco del arroyo Sozaleras se llega a las invernales de Argüenzo ( 550 m ). Más adelante están las majas de Regueras ( 604 m ) y Palia ( 601 m ), en el fondo de la Hoya de Valmayor. La cima se alcanza por la vertiente Norte pasando por la collada Mical o el collado de Las Llaves.

Accesos: Roza ( 2h ); Linares ( 3h 30 min ); Suarias ( 4h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak