Gora

La Villa, Cerro de (667 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2001/01/01
31
Las Conchas de Haro y los Riscos de Bilibio constituyen un entorno natural muy conocido y destacado, aunque hoy en día profundamente alterado: La autopista, la carretera de Ircio, la Nacional Logroño-Vitoria, el ferrocarril. Demasiadas cosas, pero que evidencian, sin lugar a dudas, el valor estratégico que en las comunicaciones hacia y desde La Rioja desempeña este lugar en los confines de Araba, Burgos y La Rioja.

Los verdaderos protagonistas son, no obstante, el río Ebro, que por aquí se abre paso a La Rioja, y los escarpados riscos rezumantes entre la frecuente neblina matutina. Dos claras hendiduras se abren en la roca viva, siendo la más oriental la que lleva el nombre de Conchas de Haro. Es está la más deprimida ( 440 m ) y por la que discurre el Ebro. La otra hendidura es menos angosta y se halla considerablemente más elevada ( 550 m ). Por ella tiene su paso la autopista. Esta doble hendidura parece ser el origen etimológico del nombre Bilibio: Bi-libium ( Dos Labios ).

Siendo dos los labios, tres deben ser los riscos que los delimiten. Al Oeste, el primero de ellos es el Cerro de La Villa ( 667 m ), el menos escarpado de todos ellos. En el centro, Bilibio ( 642 m ), en el que se halla la ermita de San Felices, y Buradón ( 631 m ), este en Araba, y al otro lado de las Conchas de Haro.

San Felices fue un eremita que pobló este lugar hasta su muerte en el año 520. Discípulo suyo fue San Millán, que siguió sus pasos en una cavidad en el valle del Cárdenas, cerca del actual San Millán de la Cogolla. Lo cierto es que en las inmediaciones de estos riscos se sitúo una población que fue protegida por un castillo ubicado en lo alto de la peña: El castillo de Bilibio. Aguantó los envistes de los ataques musulmanes durante casi dos siglos. Fue el siglo XI cuando los pobladores de Bilibio se trasladan a la actual Haro.

Desde Haro tomamos la carretera que se dirige a San Felices. La carretera termina al pie de la peña ( 540 m ). Desde aquí se acomete la corta subida al risco de Bilibio ( 642 m ). A la izquierda cruzamos el puente sobre la autopista ( 550 m ) y empezamos a subir por la pista de la derecha, de acceso prohibido a vehículos no autorizados. Sólo seguiremos por la pista algunos centenares de metros, pues enseguida tomaremos el camino de la izquierda que sube hacia la cumbre. El camino termina junto a una pequeña antena ( 645 m ). A la izquierda una vaga senda trepa entre boj y rocas en busca de la cumbre del Cerro de la Villa ( 667 m ).

Accesos: San Felices ( 25 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak