Gora

Huervo (275 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2006/10/15
Aldatze data
2016/08/19
6

Al Norte de Santillana del Mar ( 74 m ), atractiva villa medieval que cuenta con uno de los conjuntos artísitico-monumental más bellos e interesantes de Cantabria, se elevan algunas lomas que la separan de la cercana costa cantábrica. La máxima elevación es el pico Huervo ( 275 m ), loma chata rodeada de prados pero desde la que se domina una amplia panorámica de la cantabria central.

Aunque de Santillana del Mar se dice que es la villa de las tres mentiras porque "Ni es Santa, ni es llana, ni tiene mar...", lo cierto es que dispone de un gran atractivo turístico acrecentado aún si cabe por la cercanía a las archiconocidas cuevas de Altamira. El edificio más importante e imponente es la colegiata de Santa Juliana, resultado de la transformación del antiguo monasterio en el s.XII.

Desde Santillana del Mar ( 74 m ) un camino al Norte sube al Alto de Ubiarco ( 179 m ). Hasta este lugar se puede llegar en coche pues por el discurre la carretera que une Santillana del Mar ( 74 m ) con Ubiarco ( 66 m ). Siguiendo algunos metros por la carretera nos deviamos a la derecha para tomar un camino que pasando frente a unas casas lleva un depósito de aguas ( 222 m ), situado en la ladera del Huervo ( 275 m ). Aquí abandonamos este camino hormigonado y subimos directamente por prados hasta una valla que cerca una braña ( 246 m ) entorno a la cima. Cruzando esta valla y el prado se llega a la despejada cima ( 275 m ).

Playa de Santa Justa y litoral de Suances y Ubiarco

La línea de costa entre Suances y Ubiarco se presenta recortado, cortado por acantilados que dominan prados de encantador paisaje. Por suerte muchas zonas no han sucumbido aún ante la presión turística y urbanística lo que permite la realización de paseos y travesías disfrutando el horizonte y de la brisa marina.

En la ensenada de Santa Justa encontramos una pequeña playa y la vieja ermita al amparo del oleaje que castiga sin cesar los acantilados. En uno de los cabos que la delimitan se encuentran aún las ruinas del torreón de San Telmo. Luego viene la playa del Sable y la Punta Bellota, que eleva la loma del monte Castro ( 85 m ) a un paso de Tagle ( 52 m ).

Entre la Punta Bellota y la Punta del Dichoso encontramos la ensenada de Cabrera. La punta del Dichoso es una excelente zona de paseo inmediata a Suances. Se trata de un tómbolo, o sea de la típica península unida al continente mediante una lengua de tierra. A ambos extremos de la punta tenemos las Playas de los Locos y la Concha, justo antes de la desembocadura del río Saja.

La cueva de Altamira

En el año 1879, Don Marcelino Sanz de Sautuola en compañía de su hija encuentran la cavidad decorada con extrañas pinturas animales. En un primer momento no se concedió especial importancia al descubrimiento por lo que los principales arqueólogos de aquel tiempo las reputaron como falsas dada su gran perfección y excelente estado de conservación. Sin embargo, el tiempo daría la razón a Don Marcelino, pues las pinturas de Altamira han llegado a ser comparadas con la capilla sixtina del periodo prehistórico.

Los dibujos datan de hace unos 14.000 años. En ellos se representan, fundamentalmente animales, hasta supenar la centena: Bisontes, Ciervos, Caballos, Cabras, Vacas. La cueva fue entonces habilitada para su visita, pero el gran número de visitantes supuso un gran peligro para el mantenimiento de los grabados. Por ello el número de visitas anuales se halla limitado, pero en su lugar es posible contemplar la replica exacta de la misma obtenida mediante las más depuradas y singulares técnicas topográficas.

Accesos: Santillana del Mar ( 1h ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak