Gora

Moncayuelo (504 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2007/02/28
Aldatze data
2018/02/05
17

Encontrar en la gran planicie de la depresión del Ebro, en la zona Suroccidental de Navarra, una cota que se eleve con una prominencia de más de 100 metros y que supere los 500 metros de altitud, tal como ocurre con el Moncayuelo ( 504 m ), es francamente difícil. En el gran cinturón de la zona Media de Navarra, que va desde la frontera con La Rioja hasta las colinas situadas al Norte de las Bardenas, sólo esta modesta cumbre consigue rebasar esta altura por lo que, alcanzar su vértice geodésico, es recompensado con unas amplias vistas, especialmente hacia la depresión del río Arga. Aunque esté invadido por un moderno parque eólico, y sus pistas de mantenimiento, este monte puede conservar interés en una zona en la que es francamente laborioso encontrar alguna cumbre que destaque.

Desde la Venta San Miguel (T1)

Desde la Venta San Miguel (376 m), en la carretera entre Tafalla y Peralta en el Km 48, se puede realizar un agradable paseo familiar de unos 4 Km, por la pista del parque eólico. Un curioso monumento conmemorativo en forma de columna decora el recorrido recordando el paso de las tropas musulmanas de Abderraman III por la zona media de Navarra. El recorrido no tiene pérdida dado que basta seguir la pista de los aerogeneradores.

Buscando un poco de interés, evitando la pista, es posible acceder cerca de la Venta San Miguel a la Cañada Real. También se puede acceder a la misma cañada por Corraliza Plana (376 m) en el Km 47 a través de campos de cultivo. La cañada prosigue en dirección NW, bajo la sierra, por lo que hay varios puntos en los que se puede abandonar para acceder a la loma del parque eólico, subiendo primero una cota al sur de la principal (484 m), que se alcanza desde allí sin dificultades.

Desde el km 30,2 de la carretera de Miranda a Falces (T1)

Es un itinerario algo más largo pero también hay una pista que no tiene pérdida, prestando atención a los dos únicos cruces existentes. Esta opción también permite cobrar más cimas, dentro de la modestia que tienen estos cerros.

Aparcados en la parte posterior de las Bodegas Inurrieta ( 297 m ) basta seguir la pista, si bien podemos aprovechar para coronar las cumbres del Cabezo ( 421 m ), los Tres Hermanos ( 438 m, 437 m y 442 m ) y el Alto del Ropero ( 465 m ), lo que obligaría a atravesar algún campo entre el segundo y tercer hermano. El Alto del Ropero ( 465 m ) es fácilmente accesible desde la pista y para evitar atravesar el campo hacia el collado que separa de la sierra es mejor retroceder y tomar la pista de nuevo para alcanzar la que proviene del norte y confluir en el importante cruce de las Tres Mugas ( 414 m ). Aquí basta seguir al sur para alcanzar la sierra junto al cilíndrico monumento al paso de la invasión musulmana. Por la derecha (W) la pista lleva sin problemas a la cima del Moncayuelo ( 504 m ).

Accesos: Venta San Miguel (1h 15 min), Corraliza Plana ( 1h); km 30,2 NA-6100 ( 1h 45 min, 2h 25 min si se ascienden las 5 cimas previas)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconXabier Valle Alava
    2018.eko otsailak 4a

    Para calcular la prominencia del Moncayuelo deberemos seguir el cordal que separa las cuencas del Arga y su afluente el Cidacos. Solo en un punto baja de 400 m, segun SITNA, cerca de la Corraliza de Lasaga (398,02 m). Desde allí sigue hacia Tafalla y hacia el Alto de la Lobera (578 m). SITNA situa la cima a 503,2 m, por lo que la prominencia sería de 105 m.

  • item-iconRafael Bartolomé
    2017.eko otsailak 4a

    Hoy he vuelto a este Moncayuelo, aunque esta vez desde las bodegas Inurrieta (carretera de Falces) por los Tres hermanos y acabo de ver que este mes se cumplirá el 10º aniversario de su reseña en mendikat. En aquellos tiempos parecía desentonar en la lista de Navarra entre montes más importantes y conocidos. Tuvimos nuestros debates y dudas, pero al final acabamos apoyando que cumbres de este estilo estuvieran en mendikat. En retrospectiva creo que el tiempo nos dió la razón porque se ha visto que hay un público para este tipo de montes y Moncayuelo abrió el camino para muchos más.