Gora

Cuetudave (832 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2007/05/14
Aldatze data
2019/05/25
16

El Cuetudave o Cueto del Ave pese a su modesta altitud es una de las montañas más airosas e interesantes del bloque NE de los Picos de Europa, ocupando una posición solitaria, original y privilegiada dentro de lo que podemos denominar sierra de Beges. Su silueta piramidal la hace fácilmente reconocible, pero su característica más relevante es su fantástico emplazamiento, justo en el punto de convergencia de las gargantas de La Hermida, Urdón y Corvera. Los 750 metros de desnivel que lo separan del curso del río Deba son vencidos con otros 750 metros horizontales, lo que puede dar una idea del carácter tan abrupto de sus laderas. De este modo podemos destacar como dato relevante que cualquiera de sus vertientes posee una pendiente media en torno al 100% ( 45º ).

Un pico de estas características da la impresión de ser inaccesible sea cual sea el punto de vista desde el que se observa. Sin embargo, posee varias rutas, algunas de ellas técnicamente sencillas. No obstante, el Cuetudave no se presta tan fácil al afán conquistador de los montañeros. Todas las posibilidades son duras y, si se desconoce el terreno, puede ser difícil dar con los pasos clave que, como en un truco de prestidigitador, permiten soslayar los obstáculos que se cruzan en la ruta hacia la cumbre. Claro nos lo deja el dicho popular:

“Cuetudave, Cuetudave,
Quien te nombra no te sabe,
Quien te nombre tus coteros,
No conoce tus senderos.”

Así es. Cuetudave, muchos te ven y pocos te saben.

Cuando se examina la montaña con más conocimiento se descubren varias posibilidades para conquistar la cima, aunque algunas como el llamado “Sendero Bermejo” son realmente inauditas.

Vía Normal desde Urdón por la Canal de Las Aileras

En Urdón ( 75 m ) arranca el afamado sendero que sube a Tresviso ( 950 m ), que junto con la ruta de Cares, constituye uno de los itinerarios más conocidos y transitados de los Picos de Europa. Iniciamos la marcha por ese camino pasando junto a la central eléctrica para, a continuación, cruzar el Urdón por un puente. Poco más adelante ( 120 m ) abandonamos el camino a Tresviso para tomar un camino a la izquierda que remonta en marcadas lazadas la ladera con la mirada puesta en el Casetón de la Central de Urdón ( 485 m ), que aparece levitando en el abismo por encima de la gran tubería que alimenta las turbinas de la central. Más arriba hay una bifurcación ( 300 m ). La opción de la izquierda es la que permite llegar al casetón de la Central más rápidamente, mientras que la de la derecha se introduce en la denominada Canal de los Vertederos saliendo al Canal de Urdón. Se remonta el resto de la canal de Las Aileras y, al llegar a la pared que la cierra, el camino gira hacia la derecha para penetrar en un túnel excavado en la roca ( 430 m ). Este pasa junto al tubo dando paso a un aéreo sendero provisto de escaleras y protegido por barandilla, llegando con seguridad al casetón de la Central de Urdón ( 485 m ). Hasta este lugar llega la canal de agua que bordea el Cuetudave ( 832 m ) para alimentar la central: la Canal de Reñinuevo.

Esta canal de 6 km de longitud es propiedad actual de la compañía Electra de Viesgo SA. Su construcción data de principios de siglo, siendo puesto en marcha para el aprovechamiento hidroeléctrico hacia 1912. Para ello se debieron perforar un kilómetros de túneles, tanto para el paso de la propia canal como para el acondicionamiento de los accesos peatonales. Escalones, puentes colgados y pasarelas terminaron de completar las estructuras de acceso hasta el casetón, punto en el que el agua es recogida en una tubería que se precipita sobre la canal de Las Aileras con objeto de mover las turbinas de la central de Urdón, 400 metros más abajo.

A la izquierda del casetón, unas escaleras talladas en la roca dan paso a un sendero por el que se continúa algunos metros hasta llegar a un poste telefónico de madera. En este lugar abandonamos ya todo sendero para subir monte arriba por una ladera de hierba y roca. No hay ninguna señal ni rastro que facilite la orientación aunque tampoco hay obstáculos reseñables. Se llega entonces a un hombro en la vertiente N de la montaña ( 725 m ). Entramos en un pequeño hayedo y sin dificultades seguiremos ganando altura rápidamente buscando trazas de sendero hasta la airosa cima del Cuetudave ( 832 m ).

Por el Collado Osina y el Sendero Bermejo (F+)

La vía normal hace uso de la impresionante infraestructura para el mantenimiento del Canal de Urdón, ya que de otro no sería posible la ascensión desde este lugar. No cabe duda de que antes de esta obra era posible alcanzar la cumbre. Una de las rutas más inverosímiles es el llamado Sendero Bermejo.

En La Hermida ( 80 m ) tomamos la carretera en dirección a Urdón. A la salida del pueblo, un pequeño acceso hormigonado a la izquierda de la carretera sube a una casa. Al llegar a la misma, el hormigón da paso a un camino que, enseguida, da una pronunciada curva para cambiar de dirección. Nos encontramos en el camino de la Canal de Osina. Se trata de una vieja calzada romana que todavía mantiene parte de su empedrado.

El camino no tiene pérdida. Asciende por el bosque ganando altura en lazadas. En un momento dado nos coloca frente a una pared de la que cuelga una especie de estalagmita truncada. Se trata de la Llambría de la Nariz, así denominada por la forma que toma esa estalagmita. El camino gira a la izquierda y pasa junto a una invernal absolutamente derruida. Antes de salir al amplio y herboso collado de Osina ( 559 m ) pasaremos al lado de la fuente de Los Lamiales.

En el collado Osina ( 559 m ) miraremos hacia el altivo Cuetudave ( 832 m ) sin poder ni intuir nada del resto del itinerario. Nos dirigiremos hacia el centro de la pared, y al llegar a ella seguiremos hacia la derecha cruzando un pequeño encinar para situarnos en el inicio de una pedrera. Desde esta pedrera remontaremos la ladera trepando hacia la izquierda por terreno mixto de hierba y rocas con objeto de salir a una pequeña campa cortada de frente por un espolón rocoso ( 685 m ). Nos hallamos en el punto clave de la ascensión. En este lugar evitaremos la tentación de hacer una travesía hacia la derecha en busca de las canales que desembocan en la cima, y que permiten la ascensión directa al Cuetudave aunque con algunas dificultades no despreciables (II/III). Nos debemos fijar a la izquierda del espolón en un pequeño sendero que apenas se marca entre unas pequeñas coscojas. Es el acceso al sendero Bermejo.

Se trata de un sendero aéreo pero muy seguro y nada problemático. Al principio hay que descender ligeramente para cruzar una rocas de color rojizo, que son las que han servido para denominarlo. Luego la senda discurre horizontalmente por una vira lo suficiente ancha como para ir de pie en todo momento disfrutando del panorama. De este modo tan inaudito hemos cruzado de la cara sur a la cara oeste, llegando a una ladera herbosa que se remonta sin problemas hasta llegar a un collado ( 750 m ) anterior a la cima. Desde este collado la alternativa más sencilla consiste en descender ligeramente para pasar totalmente a la vertiente N y subir por ella hasta la cima ( 832 m )(F). Más directo es terminar de remontar la canal que llevamos efectuando una sencilla trepada en la parte final, antes de desembocar en la cresta cimera del Cuetudave ( 832 m )(F+).

A la derecha del inicio del sendero Bermejo existen dos canales muy inclinadas que permiten legar a la cima desembocando en la arista S a pocos metros de la cima (II/III).

Por Trecerreo

Se trata de otra forma sencilla de llegar a la cumbre desde La Hermida ( 80 m ). Desde la Canal de Osina, poco después de la Llambría de la Nariz se toma un vago sendero que remonta el bosque hasta salir a terreno despejado cerca del collado Trecerreo ( 650 m ), en la vertiente E del Cuetudave ( 832 m ). Desde este collado se sube a la izquierda dejando a la derecha una característica aguja que antecede a la cima por este lado. Una ladera inclinada de hierba y roca conduce tras trepar algún que otro resalte a la cresta cimera del Cuetudave, por donde se corona la cima ( 832 m )(F+).

Desde Tresviso por la Canal de Reñinuevo

En Tresviso ( 900 m ) andamos algunos centenares de metros por la carretera de acceso al pueblo hasta llegar al lugar conocido como El Collao ( 920 m ). Desde aquí descenderemos hacia la garganta del Urdón (SW) cruzando el Monte Robredo alcanzando los invernales de Llosa Cima ( 655 m ). Continuando el descenso se cruza el río Urdón por el puente de La Bárdina ( 480 m ), para alcanzar el Canal de Reñinuevo, que toma el nombre del arroyo de donde toma las aguas. Ahora deberemos seguir el canal, a veces por sendero, a veces caminando sobre la misma, cruzando puentes, pasarelas, túneles y demás artificios que facilitan el camino y convierten la marcha en una pequeña aventura hasta alcanzar en el extremo opuesto el casetón de la Canal ( 485 m ), desde donde se alcanza el Cuetudave ( 832 m )(F).

Accesos: La Hermida ( 2h ); Urdón ( 2h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak