Gora

Okabio (864 m)

remove-icon
Javier Urrutia
remove-icon
Santi Usabiaga Elgarresta
Sarrera data
2007/10/31
Aldatze data
2016/11/12
24

Esta cumbre destaca desde sobre Leitza ( 475 m ) ocultando a la máxima altura del pequeño macizo en que se ubica: Guratz ( 955 m ). En realidad son tres las cumbres que dominan este frondoso cordal. De N. a S. son Hirupagoeta ( 841 m ), Okabio ( 864 m ) y Axuste ( 851 m ). El conjunto se encuentra bien diferenciado de Guratz por el collado Axusteko lepoa ( 759 m ), lugar por donde pasan las ascensiones más recomendables.

Desde el punto de vista geológico el fenómeno más interesante que podemos citar de estas montañas es la falla de Leitza. Conocido es que en el pasado la configuración de los continentes no era la actual. La península ibérica era una isla separada de la placa euroasiática hasta que se produjo un lento pero progresivo acercamiento entre las dos placas para consolidarse en una única superficie... y en el punto de contacto la colisión, que tuvo lugar a lo largo de millones de años, se formo una cordillera montañosa: Los Pirineos.

La falla de Leitza es la estructura cortical que representa ese fenómeno de contacto entre las placas Ibérica y Euroasiática, y queda plasamada en un estrato que los geólogos saben identificar, extendiéndose a lo largo de 45 Km. entre Alegia y Ziga, y teniendo su paso por la localidad navarra de Leitza. Este estrato no se localiza en el fondo de los valles sino en las laderas. Dado que las placas eran indenpendientes en su origen, los materiales que se encuentran a ambos lados de la discontinuidad que marca la falla deben mostrar diferencias constitutivas que han sido corroboradas por los estudios de las secuencias estratigráficas. La actividad sísmica detectada ocasionalmente en la zona es consecuencia directa de esta falla.

Desde Leitza

En la carretera que va de Leitza a Uitzi, a 1 Km. del primero ( 487 m ), en el cruce con el desvío que va al barrio de Erasote, tomamos un pequeño ramal a la derecha que cruza el río y se dirige a unas casas cercanas. A los cien metros el carretil da paso a un calzada que se desliza por un variado bosque siguiendo el curso de Agiriko erreka. El camino es difuso en ocasiones, pero permite situarnos en el collado Axusteko lepoa ( 759 m ), entre Guratz ( 955 m ), a la izquierda, y Axuste ( 851 m ), a la derecha. Un sendero gana la cima de Axuste ( 851 m ), incómoda y sin visibilidad por el hayedo. Descendiendo al collado Trekubidea o Soromearreta ( 822 m ), nos elevaremos finalmente a la cima de Okabio ( 868 m ), en cuyo extremo oriental existe un puesto de caza de hormigón.

Para el descenso podemos volver al collado Trekubidea ( 822 m ) y perder altura por el bosque hacia Leitza ( 487 m ).

Leitza

Como zona limítrofe con Guipúzcoa, esta tierra ha sido escenario de innumerables episodios bélicos en diferentes épocas… retrocediendo en el tiempo, trataremos de relatar la historia de este rincón de Navarra.
Los vestigios de antiguos pobladores son importantes, destacaremos el mas antiguo de 4.000 años a.C. el dolmen de doble cámara en Mendibil, posteriores tenemos una decena.

Las primeras referencias escritas de la población datan del siglo XIII en las que se hace referencia a Sancho el Mayor (1.004-1.035) y a los límites de la diócesis de Pamplona durante su reinado, la segunda es del reinado de Sancho VI, El Sabio, en el que se le concede un fuero, año 1192, en ese momento Areso y Leitza formaban un solo municipio.
El primer episodio bélico, en el que aparece la población de Leitza es en la batalla de Baeza (Jaen), año 1227 en la que como agradecimiento, el Sr. de Bilbao les concede un escudo de armas.

En la edad media, 1321, la monarquía Navarra mantuvo el castillo de la localidad para defender la zona y como se indica en un documento de la época, para la defensa de esa “”frontera de malhechores””. En el siglo XV fue escenario de diferentes luchas entre las monarquías de aquella época, cambiando de mano en varias ocasiones, en 1429 fruto de estas batallas entre castellanos y navarros, la población quedo totalmente arrasada, igualmente el año 1444 vuelve a ser destruida. Siguiendo con episodios bélicos, en 1522 luchan en Noain contra la corona de Castilla, inicio de la pérdida de la independencia de Navarra. El año 1794, la Convención Francesa declara la guerra a España, comenzando las escaramuzas en la frontera, llegando en junio del año siguiente a Leitza, y siendo expulsados a finales de ese mismo año del territorio. Los guerrilleros Espoz y Mina huyendo de los franceses el año 1810, son perseguidos hasta Leitza donde son quemadas varias casas entre ellas la denominada “torrea”, casa que sirvió de alojamiento a varias personalidades como, Carlos Mª de Borbón o a Carlos VII en la segunda guerra carlista. Ya en el siglo pasado, Leitza se suma al bando nacional para hacer frente a las tropas republicanas que se habían atrincherado en el puerto de Urto, de donde son desalojadas con la ayuda de los requetés llegados de Pamplona.

De brujas y lobos, la primera noticia que tenemos del tema, data de 1334 en el que una bruja es quemada en la hoguera por haber asesinado a base de pócimas a Sancho de Aurraberatsa, la bruja se llamaba Arnalda y el fallecido era de Isaba. El año 1575 se realizan investigaciones sobre la brujería, apareciendo nada menos que doce encausadas en Leitza. Se reconoce la cueva de la sierra de Uli donde se decía que tenían lugar las concentraciones, el encargado de la investigación la deja al considerar inútil tales averiguaciones.

El año 1652 se decide ante tal cantidad de lobos en la comarca, exterminarlos y para eso se decide crear un impuesto por cabeza de ganado para así poder pagar a los loberos.
El arte en sus construcciones queda reflejado en la Iglesia de San Miguel del siglo XV con una bóveda de crucería ojival y un altar churrigueresco. En el ayuntamiento resaltaremos el escudo de la población en la fachada y como obra civil, un lavadero del siglo XIX en perfecta conservación.

Accesos: Leitza ( 1h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak