Gora

Cabrío, Alto del (899 m)

remove-icon
Luis Barreiro
Sarrera data
2008/03/05
Aldatze data
2008/03/05
12
En Irus ( 520 m ), paramos al lado de un jardín con mesas nos dirigimos a su iglesia fortificada. Por la izquierda bajamos al cementerio y, a su derecha nos aproximamos al inicio del ramal de la calzada romana Italia-Hispania, de Astorga a Milán. Desde Pisorica ( Herrera de Pisuerga ) en tierras palentinas, la calzada se orientaba a la ciudad de Juliobriga ( Reinosa ), desde donde bajaba al puerto de Flaviobriga, la actual Castro Urdiales, cruzando el valle de Mena, donde nos sutuamos en este momento.

Nada más atravesar el paso de hombre, por la derecha de la puerta del vallado, nos encontramos con el río Hijuela. A los pocos metros estamos pisando las piedras de la cimentación de un firme adiquinado con más de cuatro metros de anchura, del que han desaparecido las últimas capas, las más finas, por la rodada de los carros. Se observa en él un cordón central, lateral o transversal según las circunstancias del terreno. Algunos ingenieros de caminos deberían de tomar ejemplo de durabilidad de estas promitivas carreteras de más dos mil años de amtiguefad. Es una pena que pese al poco mantenimiento que se necesita para mantener en condiciones estas calzadas, no lo haga nadie, con el riesdo de perder una joya de nuestra historia. En los linderos de la calzada hay setos, con avellanos y madreselvas. En un recodo nos sorprende la espesura forestal de los encinares, que conviven con el hayedo. En una curva a la izquierda, donde la calzada desaparece, el río se despeña en dos bellas cascadas con pozas cristalinas. Esas aguas carbonatadas forman depósitos calcáreos que, junto con los musgos y otras plantas, dan lugar a la piedra de toba.

La calzada continúa por el valle y se separa del río saliendo a terreno abierto de prados. Damos un vistazo atrás para ver la frondosidad del valle que hemos recorrido. La calzada desaparece para dejarnos un camino que, después de la valla, nos lleva a Arceo ( 464 m ). Nos dirigimos a su Iglesia para ascender la dura rampa de hormigón, que después de la última casa se vuelve a convertir en camino, y, en el siguiente cruce, subimos por la izquierda a un collado ( 609 m ). Esta es la parte más empinada, pero las vistas de los Montes de la Peña, del valle de Mena y un descanso nos recompensan. Atravesamos el vallado y seguimos por el camino de la derecha. Al cambiar el sentido de la marcha nos internamos en un bosque mixto donde disfrutamos de robles, hayas, encinas, acebos, boj y tejos mientras el camino empieza a subir. Nos vamos acercando progresivamente al río Ordunte. Después del encuentro con el cauce un sendero nos baja al río Aguasal. En este punto un impetuoso arroyo se precipita sobre el río Ordunte, proveniendo su curso del cercano monte Zalama (1.342 m), en cuyas inmediaciones se unen Burgos Vizcaya y Cantabria. Mientras el salto del Aguasal queda arriba a la izquierda, en el río principal nos acercamos un poco para ver la cascada desde abajo.

La pista cruza el río por un puente y remonta la ladera en amplias lazadas, hasta salir a los llanos de San Pelayo ( 843 m ). En el primer cruce de caminos giramos a la izquierda y bajamos a un pinar, pasamos la valla y atravesamos el bosque perdiendo altura a un nuevo collado ( 831 m ). Desde aquí sólo nos queda subir de frente hasta la destartalada caseta del guarda que se alza en lo la cima del Alto del Cabrío ( 899 m ) donde echaremos el último vistazo al valle de Mena, el pantano de Ordunte y sus montes, Los Montes de la peña y parte de la Sierra Salbada. El estupendo paisaje hacen olvidar el esfuerzo de la subida.

De vuelta al collado anterior ( 831 m ), subimos de frente por el empinado pero corto cortafuegos hasta la cima de Hoyas Altas ( 893 m ). Tenemos entonces dos propuestas. Una es regresar a Irus ( 469 m ), descendiendo al lado de la valla que limita el cortafuegos y el bosque. La otra es seguir hasta un camino a la derecha, antes de que el cortafuegos gire a la izquierda, y bajar para unirnos con el camino de ida en los Llanos de San Pelayo. De este modo podremos terminar la excursión en el pueblo de San Pelayo ( 788 m ), con sus prados y casas monteras.

El itinerario más directo al Alto del Cabrío ( 899 m ) desde Irus ( 469 m ), gana altura en dirección NW alcanzando el collado ( 831 m ) con Hoyas Altas ( 893 m ), y la inmediata cumbre.

Accesos: Irus ( 1h 15 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak