Gora

Astenbelarra (1.001 m)

remove-icon
Angel Marín Martínez
remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2009/04/26
Aldatze data
2009/04/26
15
Del círculo de montañas que rodea el vallecito de Lana, destaca al Este la cumbre rocosa de Astenbelarra (1.001 m), que deja a cada lado sendos portillos de acceso a la sierra de Lokiz, el de Ameskoate, muy intrincado, y el de Albeika, perfectamente practicable. Entre ambos aparece la cima custodiada por un conjunto de peñascos, sobresaliendo en la pedriza de la ladera dos enormes monolitos. Detrás de este panorama, más al Este, quedan los rasos o praderas que rodean Zikilamendi (1.092 m) y Mendibela (1.051 m).

Desde Biloria, Vía Normal (T2)

Iniciamos la subida por una pista que parte a la derecha de la carretera, justo en la entrada al pueblo (610 m). La pista nos lleva a través del encinar a lo largo de un par de kilómetros hasta el portillo de Albeika (837 m). En el recorrido preferiremos los desvíos a la izquierda, buscando siempre la mejor progresión. Pasado el portillo encontramos una amplia zona desarbolada a nuestra izquierda en plena ladera Sur de la montaña.

Es posible seguir ladera arriba entre la vegetación (N), por terreno pedregoso, sin alejarnos demasiado del borde rocoso. La pendiente es dura y la falta de sendero resulta un poco desalentadora. Existe, no obstante, un poco más arriba una senda que se hace más marcada a medida que llegamos a la cima. Advertiremos finalmente que la senda hace un cambio de rasante, y en ese punto exploraremos a nuestra izquierda en la espesura en busca de una vista al valle desde la cima rocosa. Con este fin será útil disponer de sus coordenadas y un aparato GPS, y vigilar con cautela desniveles que pueden resultar vertiginosos, a sabiendas de que recorremos el borde del acantilado.

El punto culminante de la senda se puede alcanzar más fácilmente por el Norte. Para ello hay que continuar por la pista en el collado Albeika ( 837 m ) y tras tomar un desvío a izquierda salir a los rasos. Avanzamos por ellos y pronto dejamos el camino que nos trae para desviarnos hacia el Noroeste. Encontraremos una senda que rodea la cumbre por el linde del bosque y finalmente evita el descenso adentrándose en él (W). Suavemente asciende a medida que toma rumbo Sur hasta culminar en la divisoria antes descrita. A la derecha, en un radio de unos 100 metros, protegida por la vegetación, encontraremos la cima de Astenbelarra ( 1.001 m ).

Por la pedriza de Ameskoate (F)

El barranco de Ameskoate es una de las maravillas naturales de la sierra de Lokiz. Este se convierte en un angosto desfiladero rocoso desgastado por el agua en la parte superior, pero antes de llegar al mismo existe una pedriza que permite una ascensión severa pero practicable permitiendo coronar el monolito N. ( 932 m ) y alcanzar la cima con relativa facilidad pese a la vegetación remontando el espolón que une la peña a la sierra.

En Biloria ( 610 m ) un camino se dirige hacia la embocadura del barranco y finaliza en la granja de La Alameda ( 653 m ). A partir de aquí no existe camino. Bien por la derecha, bien por la izquierda, aprovecharemos para caminar por el linde de las fincas com único medio para aproximarnos al barranco. No es demasiada buena idea seguir el curso del arroyo en este tramo, por ser terreno enfangado y encontrarse obstaculizada por la vegetación. Al final de los labrantíos, hay que pasar a la margen izquierda del barranco, donde encontraremos una traza más o menos buena que discurre un par de decenas de metros por encima del cauce, pasando bajo la impresionante aguja S. ( 943 m ) hasta situarnos en una gran pedriza ( 780 m ).

El sendero continúa buscando la gran cavidad de Ameskoate, pero será en este lugar cuando comencemos a remontar la fuerte pendiente del canchal orientándonos hacia un pequeño desfiladero que forma la aguja N. ( 932 m ) con un ruiniforme monigote rocoso. Existen restos de sendero que penetran entre la vegetación facilitando la aproximación hasta ese lugar. Al penetrar en la estrecha canal, la pendiente se hace aún más aguda pero la vegetación ayuda a superarla hasta situarnos en al hombro ( 928 m ) que une la agua con el resto del macizo. Una sencilla trepada nos deposita entonces en la área cumbre de la Aguja N. ( 932 m )(F).

La continuación a la cumbre de Astenbelarra ( 1.001 m ) consiste en volver al hombro ( 928 m ) y remontar el espolón. Se aprecian vestigios de senda en algun punto y, en cualquier caso, se pueden progresar por terreno con menos vegetación buscando, a al derecha, las zonas rocosas, que sólo exigen pequeñas trepadas. De este modo se desemboca en la meseta superior, cubiertan por un manto de vegetación. Lo mejor es continuar de frente para enlazar con la senda de la vía Normal, y seguirla hasta su conclusión. Unos metros antes de la misma, a la derecha, existen una entrada obsturada por la vegetación que permite dirigirnos a la cima de Astenbelarra ( 1.001 m )(F). Posee una panorámica destacada y original del valle de Lana.

Barranco Ameskoate (T6)

Al collado Ameskoate ( 975 m ), se llega por una pista que parte del mismo Biloria ( 610 m ). Aunque el topónimo nos indica el lugar que comunicaba el valle de Lana o Lanaibar por el valle de Ameskoa, es sobre todo una zona amplia de pastizal que antecede a los corrales de Biloria. Desde este lugar se puede efectuar el descenso del barranco Ameskoate.

Apartándonos de la pista, no existe un sendero definido que nos conduza a la entrada del cañón. Una vez en él comenzaremos a destrepar los primeros resaltes sin dificultad. Enseguida la garganta se estrecha significativamente, apareciendo un destrepe más serio (III). En este punto existe un anclaje que permite efectuar salvar mediante un rápel de una decena de metros este obstáculo. Los restantes resaltes no imponen dificultades significativas hasta llegar a una caída más significativa. El destrepe (II+) es más sencillo que en el casi anterior pero discurre por terreno menos firme y obstaculizado en parte por la vegetación. Se puede salvar la parte más delicada del pasaje con un corto rápel de unos 6 metros. A partir de aquí el mayor obstáculo lo irá imponiendo la vegetación, por lo que al final habrá que abandonarlo para continuar por las fincas de cualquiera de las dos orillas.

Los obstáculos que impone el barranco se pueden remontar, permitiendo salir al portillo de Ameskoate ( 975 m ) y ganar desde él la cima de Astenbelarra ( 1.001 m ).

El acceso al barranco Ameskoate es más sencillo desde Uribarri ( 697 m ), pues desde él parte una pista que discurre horizontal por debajo de la sierra finalizando en los cultivos próximos a la embocadura del barranco. Una senda junto a una alambrada permite acceder al curso, normalmente seco o embarrado del barranco.

Corredor S. (PD-)

Descubrir la delicada bella de la aguja S. de Astenbelarra ( 943 m ) requiere moverse por terreno de aventura. La profusa vegetación, en este caso, es de gran ayuda para remontar el inclinado corredor S. que conduce a la cima.

Desde la gran pedriza del barranco Ameskoate ( 780 m ) hay que dirigirse a la canal que se forma a la izquierda de la aguja S. Esta se presenta con una inclinación considerable, siendo el boj el que nos ayudará a remontarla. Al situarnos bajo la horquilla ( 926 m ) que forma el monolito, treparemos hacia la derecha para ganar alzarnos sobre la arista, sumamente descompuesta, como la propia aguja. Es posible perder altura por ella y, rodeando un resalte, alcanzar la horcada ( 926 m ). Por desgracia los 17 metros que nos separan de su cima se encuentran sumamente descompuestos, lo que explica que no haya sido alcanzada hasta la fecha.

Rehaciendo el itinerario que nos devuelve a la canal, continuamos por ella, aferrándonos al espeso boj para superar su fortísima inclinación. Al final de la misma, nos desviamos a la derecha para coronar, ya sin problemas, la cumbre de Astenbelarra ( 1.001 m )(PD-).

Accesos: Biloria (1h 30 min).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconRafael Bartolomé
    2016.eko apirilak 9a

    Se trata de una cima muy bonita al ser una repisa sobre el cortado con buenas vistas. Nosotros entramos desde el Raso de Viloria por la cara Este donde hay una buena senda que acaba sin llegar a la cima. La pena es que los 100m finales se han cerrado y hay que ir apartando las ramas, pero merece la pena el esfuerzo y al menos no hay zarzas por lo que solo es cuestión de paciencia, ya que el paso se intuye por donde iba antiguamente en varios puntos.

  • item-iconElena Sandoval Ribera
    2012.eko abuztuak 22a
    Desde Mendibela subimos a Astenbelarra (29/07/12). Agur gero arte.