Gora

Matanza, Picón de la (1.022 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2009/09/21
Aldatze data
2009/09/21
8
Cumbre del macizo del Porracolina, situada sobre el barranco de La Matanza, de cuyo término toma el nombre. Es una cota rocosa, rodeada por hayedos, que domina el itinerario de ascensión desde Calseca ( 600 m ) a Porracolina ( 1.414 m ), a través de la Calleja de la Mina, que es la prolongación y cabecera del referido barranco. Por su situación y menor altitud ofrece una bella y original panorámica del Porracolina, pudiéndose combinar con la ascensión de esta destacada cumbre.
El paisaje de la comarca pasiega siempre ha estado condicionado por la particular forma de vida de los montañeses pobladores de estos valles, a caballo entre la cordillera cantábrica pero con mucho más presencia en la vertiente Norte, entorno a los cursos de los ríos Pisueña, Pas, Miera, Asón y Gándara. Las fuertes pendientes que presentan las laderas y el clima fuertemente lluvioso y frío desde el otoño hasta bien entrada la primavera no condiciona el uso agrícola del suelom por lo que es la actividad ganadera la principal dedicación de las gentes. La cabaña pasiega, con su característico tejado de lastras de piedra y rodeada de un cercado de piedras envolviendo el prado, constituye el principal elemento de referencia, por encima de los escasos núcleos de población.Las cabañas se sitúan dispersas en los diferentes niveles de los valle, desde las zonas inferiores hasta en las inmediaciones de las cimas más elevadas, que se iban ocupando en la medida se consumía la hierba de los prados contiguos. El ganado es pues el agente dinamizador, es el que traza los senderos, pasando a segundo plano los que se deben a la intervención humana.

Al visitante, poco experimentado en las montañas de Pas, le llamará la atención la inexistencia de buenos senderos, incluso los que sirven para enlazar los principales núcleos de cabañas o majadas. Hay que volver siempre a la referencia del ganado que es el que da uso de esas vías, por encima del pastor. Antiguamente incluso para el vadeo de algunas regatas, el pasiego portaba un largo bastón o "palancu", que permitía saltar distancias utilizándola como un antecedente de la pértiga. Hoy en día, sin embargo, las comunicaciones dentro de la comarca pasiega han mejorado considerablemente e incluso se han abierto algunos carretiles que, aunque facilitan su trabajo a los ganaderos, han hecho perder el carácter ermítico y un tanto misterioso que siempre han tenido estas montañas.

Desde Calseca

En Calseca ( 600 m ), unos 300 m. antes de tomar la pista del barranco del Paso malo, debemos localizar un pequeño sendero que dseciende hacia el arroyo y discurre en diagonal por una ladera de hierba para penetrar en el barranco de la Matanza, para subir por él en campañía de prados y cabañas. Al situarnos en Los Cocinos ( 760 m ), bajo la característica torre rocosa del Picón del Castro ( 984 m ), nos situamos junto a una cabaña a la que llega el tendido eléctrico. Seguimos hacia la derecha, cruzando prados, bosquetes y pasando junto a cabañas mientras nos aproximamos a la Calleja de la Mina. En lo alto de la misma tenemos el collado o alto de la MIna ( 1.271 m ) que traspone la sierra y da paso hacia la izquierda hacia Porracolina ( 1.414 m ).

Antes de entrar de lleno en la calleja, cruzamos hacia la derecha en dirección a un pequeño hombro ( 985 m ) en el que se asienta una cabaña. En ese mismo lugar arranca la cresta oriental del Picón de la Matanza ( 1.022 m ). Se trata de una arista rocosa y practicamente horizontal en su primer tramo, algo incómoda de recorrer por la hierba alta. No obstante, es lo suficientemente ancha como para avanzar por ella sin dificultad hasta la antecima ( 1.010 m ). Salvando luego una brecha ( 1.005 m ) se llega a la cumbre del Picón de la Matanza ( 1.022 m ).

Por la cresta occidental (F+)

Desde el barranco de La Matanza, podemos abandonar los prados para remontar en fuerte desnivel el hayedo que cubre la vertiente N., efectuando algunas pequeñas trepadas (I) si se acomete la ladera más directamente, desembocando en el collado ( 955 m ) que separa la cumbre de la cota occidental ( 1.003 m ), o, según el itinerario elegido, más a la izquierda, ligeramente por encima de él, y, en cualquier caso, antes del escarpado resalte final. Este se presenta vertical pero escalonado y con buenos agarres (I+). Seguidamente una cresta fácil conduce al Picón de la Matanza ( 1.022 m )(F+).

Accesos: Calseca ( 1h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak