Gora

Biskaxun (976 m)

remove-icon
Angel Marín Martínez
remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2009/10/02
Aldatze data
2019/04/11
16

La larga loma de Biskaxun ( 976 m ), o Bizkaxon, cierra por el Sur el vallecito en el que se asienta Orotz-Betelu ( 595 m ), y emerge imponente a orillas del Irati, alcanzando pronto alturas de 900 m. En esa cota se mantiene a lo largo de un kilómetro, dejando, también, hacia el Norte una pronunciada ladera. Cuando ya se aproxima a la cuerda que enlaza los montes de Otsa (Pausaran, Elke, Jaun Done Jakue), repunta en torno al llamado Castillo, una modesta fortaleza natural rodeada de vegetación y canchales sobre la que se asienta la cima principal. Sobre la fachada Norte existen un par de cimas menores de 949 y 947 metros, que apenas presentan prominencia respecto a la principal.

Según informa Javier Armendáriz en la cumbre existió un castro protohistórico y las defensas rocosas que observamos en el perímetro son artificiales, debiendo haber constituido una muralla de unos 2m de altura. Son piedras careadas de caliza en parejo de sillarejo y colocadas "a hueso". Las investigaciones hacen sospechar que la puerta estaba en el flanco NE, y la cerámica encontrada data el asentamiento en la Edad de Hierro. Al estar cubierto de vegetación se ha conservado su fisonomía, siendo precisamente el derrumbe de la muralla el espacio más sencillo de transitar, al impedir las piedras apiladas el crecimiento vegetal.

Desde Orotz-Betelu (T1)

Durante un largo tramo el camino es el mismo que el que lleva a Elke ( 1.297 m ) o Pausaran ( 1.276 m ). Se parte de la entrada Sur al pueblo ( 595 m ). Junto a la primera casa se toma la pista que conduce a Gorraitz-Atzibar / Gorráiz de Arce ( 902 m ). La pista se inicia con un par de eses y continúa a media ladera (W) hasta alcanzar los llanos que rodean a Gorraitz. En el collado que da acceso a estos llanos ( 888 m ) sale un desvío, una pista encementada, a la izquierda. Con ella pronto convertida en camino subimos (S) a la loma y nos adentramos en ella hasta un portón. Tras atravesarlo, quedarán a nuestra izquierda entre la vegetación un par de bordas y en esa misma dirección se vislumbra un pequeño cerro. Dejamos entonces el camino y avanzamos por sendas de ganado entre pedrizas hasta arriba. La cima rocosa es un privilegiado mirador desde el que se contemplan las principales cumbres de la sierra de Otsa.

Desde Lakabe

Aunque parezca más alejado, no es descartable iniciar el recorrido en Lacabe / Lakabe ( 753 m ), dado que las opciones de combinación con otras cumbres más importantes la hacen atractiva.

Alcanzado el collado Elutsandi o Zalakarte ( 845 m ) por la pista (W), tomamos la pista de la derecha, que nos va llevando a la borda Xuscal ( 932 m ). Aunque los mapas aquí indican la senda de frente, está en mejor estado la que va a la derecha, realizando una circunvalación (NE) antes de volver a la dirección que llevábamos, hasta formas un camino común que desemboca en el llano de Gorraitz. Aquí tomamos la pista de la derecha que es la que viene de Orotz-Betelu y conecta con la entrada de la ruta anterior. 

Desde el llano de Gorraitz es muy sencillo dirigirse al W para tomar el camino al collado entre Elke ( 1.294 m ) y Pausaran ( 1.267 m ) y ascender alguna de ellas, antes de volver a Lakabe por la misma ruta.

Accesos: Orotz-Betelu (1h 15 min); Lakabe ( 2h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconPatxi De Eguarats
    2014.eko otsailak 9a
    Yo también recomiendo el viejo camino, más agradable que la pista y bien conservado. En la parte final lucha con los bojes, con hielo en las piedras. La vista encantadora. Desguaze Mendi Taldea. Patxi.
  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    2012.eko martxoak 26a
    Al poco de comenzar a ascender por la pista de Gorraiz desde Oroz Betelu, en una cerrada curva a la izquierda, parte por la derecha el antiguo camino (hito), mucho más agradable para caminar. Tras salir a la pista otra vez, un poco más adelante se retoma este camino. La cima de Biskaxun se alcanza sin mayores problemas, a pesar de que algunos bojes intentan defender la cima. Agradable estancia en la solitaria cumbre, antes de lanzarnos al Elke.