Gora

San Quiriaco (659 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2010/12/10
Aldatze data
2018/09/09
13

Las espectaculares peñas sobre las que se asentó la ermita de San Ciriaco o Quiriaco, también escrito como Quirico, el mismo que el conocido San Kiriko de Navascués / Nabaskotze, deben su nombre en este caso a la advocación del santo del obispo fundador de la orden del Monasterio trapense de San José de Alloz, Don Ciriaco María Sancha y Hervás, que siendo obispo de Ávila la fundó en 1884. Se sospecha que tan espectacular paraje pueda haber servido de lugar de culto desde la época de los romanos, lo que se ha sugerido por el hallazgo de un ara romana, es decir una piedra conmemorativa con una inscripción, que fue usada en la misma ermita como aguabenditera, y que se expone en el museo diocesano de Pamplona, tras ser hallada en 1967 por J.Mª. Jimeno Jurío. En ella parece que se lee Domitius Marcellus VSLM (cumplió aquí su voto). Antes incluso de la época romana pudiera haber servido como lugar de culto a una diosa denominada Loxa, sacralizado después en honor al santo.

cumbre

Para el montañero, sin embargo, poco importará la advocación de la ermita ya que quedará sorprendido por la elegante presencia de las peñas, al circular por la vertiente sur de la carretera que une Alloz / Allotz con Guirguillano / Girgillano.

Desgraciadamente en los años 30 del siglo pasado una cantera usada para construir el pantano de Alloz, destrozó el 30% de la vertiente norte de la montaña, arrasando con la rampa rupestre de acceso a la ermita que llevaba allí 3000 años, dado que era anterior a su construcción, cuando la peña estaba ocupada por un castro prerromano. Se sospecha que en esta cara pudiera haber estado el altar prerromano original.

La ascensión es más sencilla de lo que parece, aunque se debe comentar que no es aconsejable el cerradísimo acceso de la visible cara Sur, siendo por el Norte por donde de forma sorprendente se puede ganar la cima. A pesar de la tentación de ascender estos montes "menores" en días de climatología adversa, cuando no se pueda visitar cumbres más elevadas, considero importante advertir que la ascensión no debe aconsejarse con lluvia, ya que, aunque no es difícil, discurre por una zona algo expuesta, y los antiguos escalones tallados en la roca, actualmente incluso prácticamente desaparecidos, pueden ser algo resbaladizos. Un curioso paso tallado en la roca bajo el visible monolito pone la guinda a la excursión, siempre que se realice "en seco".

Desde el collado con Txapardia / Camporredondo (T2)

Aparcados en el collado (568 m ) entre Txapardia / Camporredondo ( 706 m ) y nuestra peña, en un espacio de tierra entre los Km 1 y 2 de la carretera NA-7123, tomamos la pista de la izquierda que desciende pero, en la primera curva, la abandonamos a la izquierda para ascender al visible campo bajo la cara S. de la cumbre.

Atravesamos el campo, pegados al lindero derecho, tomando donde acaba una senda claramente marcada que sigue de frente, a media ladera, y que nos lleva a pasar bajo la cara E. de la cumbre, pudiendo elegir un pequeño murete limpio o los matorrales algo cerrados, para salir a la repisa herbosa. Se alcanza fácilmente la cara posterior de las peñas donde hay un curioso redil, cercado bajo la imponente pared.

A la izquierda de la peña que posee la ermita vemos unos muros de mampostería, y una canal herbosa, por donde se asciende por los restos de escalones, apreciando una curiosa cueva que dejamos a la derecha. En zig-zag, y con precauciones al pasar sobre una laja rocosa se alcanzan las ruinas. Por la derecha tenemos el paso bajo el monolito. Dado que se encuentra tallado a pico en la base de la roca obliga a pasar agachado, por lo que se hace recomendable abandonar la mochila para evitar sustos, siendo por lo demás sencillo aunque algo impresionante. La vegetación ha invadido la cara S. por lo que andaremos con precaución cerca del cortado de la cara N. hasta la base de la arista cimera, que se escala de forma sencilla en buena roca, simplemente apoyando las manos (F), y que puede resultar aérea a los no montañeros.

Alternativa por las pista del Km.2 (T2)

Como alternativa de ascenso, u opción para el descenso, se puede caminar por la carretera hasta el Km. 2 donde sale una pista que lleva directamente al collado Norte ( 628 m ) y posteriormente al redil bajo las peñas.

Accesos: Carretera de Allotz a Girgillano ( 30min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconPatxi De Eguarats
    2013.eko otsailak 21a
    Tenía un poco de tiempo y me decidí explorar estas curiosas peñas. Considero que, con mucha precaución, como siempre que se sale al medio natural, puede ser una excursión para animar a los txikis de la casa a salir al monte. Con un poco de "aventurilla".