Gora

Andaradia (1.003 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2011/03/06
Aldatze data
2018/05/26
8

Se trata de la cumbre situada entre Izmendia ( 927 m ) y Soroluzeta ( 1.014 m ) claramente diferenciada y cubierta, al igual que el resto del cordal, por bosques y sotobosques de abundante boj. Si las antiguas sendas se conservaran en su integridad, pudiera haber servido de enlace para realizar una travesía entre las cumbres, pero hay que advertir que sólo se conserva ya una parte que lleva a la meseta cimera, siendo después la naturaleza la que ha seguido su curso, invadiendo los pasos, quedando en la actualidad relegada a monte para completistas, que no les importe pelear un poco con el boj cimero. La cumbre es combinable con la ascensión al Izmendia ( 927 m ), ya que su ruta normal entra desde el paso de Genbermin ( 802 m ), abierto entre ambas cumbres, y que se puede alcanzar desde Guembe / Genbe o Salinas de Oro / Jaitz.

Desde Salinas de Oro / Jaitz (T2)

Se sale de la localidad ( 670 m ) hacia el N. por la pista que va hacia una nave ganadera y que por la izquierda permite alcanzar el collado ( 802 m ) entre los prados superiores. A la izquierda (W) queda el campo que accede a Izmendia ( 927 m ), junto a una balsa, pero proseguimos la pista en dirección a nuestra cumbre (NW). Se desciende a un collado ( 790 m ) junto a un campo y aquí ya termina la pista y se inicia un camino a la derecha. La senda es bastante evidente y fácil de seguir y va trazando lazadas por repisas que nos van a llevar a la parte superior. En la parte final la senda se va cerrando un poco, pasando junto a unas formaciones rocosas, hasta finalmente concluir en un mar de bojes que han obstruido definitivamente el antiguo paso. Estamos a 150m de la cima, que requiere ya una pelea con la ramas y usar en ocasiones la técnica del jabalí para alcanzar unas repisas con menos árboles donde, cabalgando sobre los bojes, alcanzamos la zona cimera de escaso interés. Es muy personal de cada montañero decidir en que punto debe considerar hecha la cima y evitar este penoso tramo final.

El Pozo de las Sangüijuelas (T1)

En Salinas de Oro hay varias lagunas en las que se han criado sangüijuelas (Hirudo medicinalis), siendo la más conocida la de Larzuncelayeta o "de las sangüijuelas", que está a 2,5km del pueblo, al Este de la cima de Andaradia ( 1.003 m ). Este negocio estuvo vigente hasta el siglo XIX ya que los médicos y veterinarios las precisaban para realizar sangrías, lo que hizo que fuera arrendada por el ayuntamiento cada año en subasta. Nadie podía recogerlas salvo el arrendatario que las vendía a 9 maravedíes y tenía obligación de mantener un buen surtido, para caso de necesidad indicada por el facultativo. Para visitarla basta seguir la pista del camino de Munarritz, evitando entrar al collado de Gembermin ( 802 m ) y siguiendo por la derecha (N). Al llegar a un campo, tras un breve descenso del camino, es evidente que la balsa está a la izquierda, dado que el estruendo de las ranas la hace notar desde la distancia. Con atención se intuye incluso desde la parte superior, asomándonos entre la vegetación, habiendo algunas sendas de ganado que permiten bajar a ella (W).

Las otras dos balsas con sanguijuelas son las de Zanzelaieta, en la entrada al collado ( 802 m ), a 1km del pueblo, y la de Buztuberri, ya a 3km en el mismo camino de Munarritz, antes de atravesar entre Ezpeldiabazter ( 1.014 m ) y Garindo ( 1.003 m ). En las laderas orientales del cordal Soroluzeta ( 1.014 m )-Ezpeldiabazter ( 1.014 m ) se encuentran las trampas de Soluzeta, peligrosas simas en las que cuentan en el pueblo que una vez cayó un perro y apareció en Ciriza, al otro lado de la sierra de Sarbil.

Accesos: Salinas de Oro / Jaitz ( 1h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconPatxi De Eguarats
    2011.eko abuztuak 1a
    No soy amigo de los cazadores, siempre he sido crítico, pero tengo que reconocer que sin ellos muchos caminos estarían cerrados. Este es un caso, por las fundas de cartuchos que hay por el camino, me parece que son los únicos que usan este camino, que muere entre una selva de bojes. Al vecino Izmendia, le pasa lo mismo. Pena que no haya entre los vecinos del valle, algun grupo que se dedique a limpiar y mantener, en sus ratos libres, estos viejos caminos. Patxi.