Gora

Jorrios (839 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2001/01/01
Aldatze data
2017/12/29
274
Cumbre rocosa que forma parte de los montes que delimitan la cuenca de Karrantza por el N., quedando al E. el valle de Turtzioz, por el que discurre el río Aguera que desemboca rápidamente en Oriñón ( Cantabria ).

Este pico llama la atención entre los restantes de la zona por su carácter rocoso, de tal modo que un pequeño laberinto kárstico configura su zona somital. El collado de El Remendón ( 721 m), se presenta, en cambio, herboso y permite unir esta cima con las suaves formas del Armañón ( 854 m ). Entre estas dos montañas se forma, al E., el barranco de Valnero de Pando, en cuyo fondo se hallan las cuevas de Melera. Al W. de Los Jorrios ( 847 m ) un cordal calcáreo apunta hacia el embalse del Juncal ( 551 m ). Los picachos se llaman Poza del Sauce ( 788 m ) y Pico Redondo ( 779 m ).

Una zona que llama la atención es el intrincado macizo calcáreo, fuertemente erosionado, que desde Los Jorrios ( 837 m ) desciende en dirección a Aguera ( 140 m ), formando un conjunto que bien recuerda a la sierra de Legarmendi (Aramotz). Se trata de un caos de puntas y hoyadas en el confín de Bizkaia y Cantabria, cuya extensión aproximada abarcaría unas 1.000 Ha. Aunque cuenta con algunos picos, tampoco demasiado individualizados, el montañero no suelo transitar estos arduos pedregales. Sin embargo, siempre ha mantenido el interés espeleológico desde las primeras incursiones en los años 60. La Torcas del Pico y la Torca de la Mazuela son simas que destacan por su profundidad de más de 300 m. La Cueva de la Mora, cerca de Basinagre, es sumamente destacable por requerir un descenso subacuático más que relevante, de nada menos que 111 metros de profundidad.

Desde Turtioz/Trucíos (T2)

La vía habitual parte del barrio de Cueto ( 247 m ) en Turtzioz, y remonta la margen derecha del barranco de Valnero de Pando hasta el portillo del Remendón ( 721 m ). Un balizaje permite llegar a la cima de la forma más cómoda posible avanzando por el laberinto rocoso.

Accesos : Cueto ( 1h 30 min ); El Suceso ( 2h ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Pando-Precencio-Los Jorrios-Cantera de Perico-Pando calendar-icon2018/07/26
distance-icon10,453 Km duration-icon04:16 elevation-gain-icon699 m elevation-loss-icon699 m calendar-icon2010/04/11
user-imageRoberto Gil Alonso 10,98 Kb.
ARMAÑON y LOS JORRIOS desde barrio El Suceso (KARRANTZA) calendar-icon2015/11/19
distance-icon13,847 Km duration-icon04:25 elevation-gain-icon670 m elevation-loss-icon670 m calendar-icon2015/11/19
user-imagePedro de Andres 18,84 Kb.
RANERO, JORRIOS y ARMAÑON desde Paules-Ranero (Karrantza) calendar-icon2012/06/11
distance-icon24,317 Km duration-icon07:00 (zenbatetsia) elevation-gain-icon1.166 m elevation-loss-icon1.166 m calendar-icon2016/01/09
user-imageEnrique Fernández Vieites 8,42 Kb.
Circular a LOS JORRIOS desde Basinagre calendar-icon2011/09/19
distance-icon18,920 Km duration-icon06:00 (zenbatetsia) elevation-gain-icon1.288 m elevation-loss-icon1.288 m calendar-icon2016/01/09
user-imageEnrique Fernandez Vieites 7,73 Kb.
Subida desde Pando por el camino de Precencio y bajada por el barranco de Valnero calendar-icon2010/10/01
distance-icon10,453 Km duration-icon04:16 elevation-gain-icon692 m elevation-loss-icon692 m calendar-icon2010/04/11
user-imageRoberto Gil 12,49 Kb.
Itinerario Armañón-Jorrios desde El Suceso calendar-icon2007/01/13
distance-icon14,782 Km duration-icon05:33 elevation-gain-icon741 m elevation-loss-icon741 m calendar-icon2005/12/27
user-imageJuanjo 4,31 Kb.

Iruzkinak

  • item-iconRobín García Saiz
    2016.eko martxoak 27a

    **De Valmaseda a Guriezo por Los Jorrios**


     Pensaba en subir a los blancos -por el karst- Jorrios partiendo de Carranza y el Pico del Carlista, bajando por Guriezo de donde hay autobuses para Castro, pero el metro en semana santa toma sus pausas, no iba a llegar a tiempo, por poco, para el tren de las 8; me fui a la estación de autobuses para intentar lo mismo desde Valmaseda.


     No tenía nada preparado para esta ruta, no uso gépéese ni mapas digitales ni analógicos durante la marcha, pero recordé que desde el Kolitza se veía muy bien Los Jorrios (lo atestiguaba la acertada mesa de orientación e identificación); que me bastaría entonces con subir a lo alto del siguiente monte más al norte de la cima bocinera, que para el caso es la Peña de la Cueva y desde allí construirme la ruta tomando referencias visuales. Hice mal en elegir la vía de la derecha, conservando en lo posible la altura adquirida, que te impone de bajar hacia el pueblo llamado Valle de Villaverde y volver a subir después hasta casi lo más alto del Armañón para evitar dos barrancos sucesivos, insospechados, en el camino más directo hasta el monte pálido de lapiaces. Hacia la izquierda existe un gran cordal que te lleva de una manera directa, aunque con importantes y sucesivos desniveles y atravesando algunas zonas, dudosas y algo extensas, de pinos o eucaliptos.


     Sólo la bajada-travesía desde la cima, por el karst laberíntico y agrietado en dirección a Guriezo me llevó dos horas, a buena marcha y mucho equilibrio; recorrido bastante más laborioso y difícil que la subida por entre los múltiples agarres para pies y manos que ofrece la piedra lapiaz en la ladera Sur cerca del Armañón. No había llegado nunca por monte a Guriezo y empezó a diluviar, a la vez que anochecía, cuando el pueblo por fin se ofrecía desde lo alto directo a mi vista, y yo dudaba de si las pistas que estaba recorriendo me llevarían pronto al puerto deseado, avanzando campo a través para ganar tiempo por máximas pendientes, evitando vallados férreos casi imposibles de sortear, cruzando algún arroyuelo intempestivo y hondo a más del tobillo, sin tiempo ni luz para buscar un vado, totalmente calado, tomado de la mano adusta de la noche ya plena, tras 11 horas de marcha, sin haber descansado ni sentado, comiendo poco y sobre la marcha. Con pausa última antes del último autobus para cambiarme en un bar del bonito y calmo pueblo, un vino peleón y un pincho de tortilla que saben  a menú de reyes. Lo más duro que he hecho hasta ahora y sin embargo no me hallé exhausto al finalizar esta exitosa y bella ruta improvisada.