Gora

Monte Pequeño (772 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2013/06/08
Aldatze data
2019/04/07
7

El Monte Pequeño o Montico ( 772 m ), a pesar de su denominación, es la cumbre más prominente de este sector de Itzagondoa situado al W. de la Sierra de Tabar / Tabarre. La denominación parece estar en contraposición con la de su vecino Monte Grande / Eskargaitz ( 801 m ), situado en frente, que a pesar de ser más alto es menos prominente. Lo mismo pasa incluso con la cumbre señera de la sierra, el monte Tabar ( 791 m ), que a pesar de su vértice geodésico no se encuentra ni la mitad de individualizada que la cumbre que nos ocupa, aunque siempre nos la oculta y por eso probablemente nunca haya nadie reparado en ella. La cima también se denominaba "El Alto" por los pobladores de Besolla, incluso "Las Huertas", dado que cultivaban patatas en los muros del castro que ocupó la cima.

Según las investigaciones de Javier Armendáriz en el monte hubo un castro, aunque la muralla iba bastante más abajo que la ruta a la cima, dado que los escarpes rocosos ya eran suficiente defensa al S y al E. Aún y todo se aprecia que fueron modificados en alguna zona. La puerta del castro al encontrarse al NE de la cima, es prácticamente imposible de visitar en la actualidad. Por los restos encontrados se data en el Hierro medio y final, y se sospecha relación con el castro de "El Castillo", del que solo le separa 1km, dado que se encontraba en la cima situada al E de la cota principal de Eskargaitz, en una cota que ronda los 794 m.

La verdad es que a pesar del interés por su prominencia, y por el entorno que permite visitar el despoblado de Besolla y su ermita, la investigación me resultó más decepcionante de lo que pensaba, ya que la senda a la cima ha sido abandonada hace años y cada vez está más cerrada. En estos casos me planteo si merece la pena reseñar este tipo de montes, pero me parece que al menos debo ofrecer la información, para aquellos que busquen coronar las 300 cumbres más prominentes de Navarra / Nafarroa o aquellas de más de 100 m de prominencia.

Dado que la única opción razonable de ascenso es pasando por Besolla, que pudiera alcanzarse desde Induráin en un recorrido más largo, pienso que, aunque haya que perder desnivel, es más corto el recorrido desde Loiti ( 724 m ).

Desde el Puerto de Loiti (T3)

Aparcados en la parte superior del puente sobre la autovía ( 730 m ) lo cruzamos y seguimos la pista, tomando junto al tendido eléctrico el camino de la izquierda que lleva al parking de cazadores ( 775 m ). De frente tomamos la pista de tierra descendente, que no abandonamos, y que tras 1km sale a los campos bajo nuestra cumbre ( 641 m ). Giramos a la izquierda y llegamos a Besolla ( 662 m ), donde podemos contemplar el exterior de la abandonada ermita románica de San Andrés, que requeriría restaurarse, al igual que se hizo con la cercana ermita de Guerguitiáin.

Junto a la antena del tendido eléctrico, a la derecha (E), iniciamos el ascenso por una senda bien definida entre los bojes, que en su tercio inicial todavía está bastante bien, pero en algún punto no quedará más remedio que ir apartando ramas. En alguna ocasión el pinar de la izquierda ofrecerá mejor paso, pero otras veces las zarzas nos obligarán a volver a la cresta y pelear de nuevo con el boj. Con paciencia se va sorteando este laberinto inicial, donde al menos aún vemos señales de paso de cazadores y ramas cortadas, alcanzado así un punto más despejado en la cresta ( 760 m ), donde recomiendo que se dé por hecha la cumbre. Los más testarudos y cabezotas pueden proseguir, con gran esfuerzo, buscando como esquivar las zarzas, por murallas de boj, para recorrer los penosos 100m que quedan, hasta las repisas rocosas que constituyen la cima ( 772 m ). Es una pena que este lugar ya no pueda alcanzarse sin una durísima pelea, porque es interesante ya que abre vistas hacia la sierra de Tabar.

Accesos: Loiti ( 1h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconRoberto Gil Alonso
    2018.eko otsailak 27a

    Han desbrozado la senda de acceso, aunque no pasa exactamente por la cima. A cincuenta metros de la cima se topa con los cimientos de un muro de piedra, bastante ancho, hay que seguirlo hacia la izquierda olvidándose de la cresta. En un trazado semicircular la senda va rodeando la zona de cumbre y vuelve a sacarnos al filo rebasada ésta. Ahora hay que seguir por la cresta en dirección contraria, hacia la cumbre. No hay senda, pero el terreno no es muy sucio, solo hay cortos pasajes incómodos. A mí se me hizo mucho más sencillo que el Muniain. Reconstruí el hito en la losa cimera.

    No continué investigando adonde llevaba la senda de cazadores porque se me hacía tarde. Pero a la vuelta descendí por una senda muy perdida, que un poco antes de la cima baja hacia la pista de Indurain y lleva a unos abrigos bajo la cima. Luego ya bajé campo a través por terreno más abierto, salvo un corto muro de boj que atravesé como pude.

  • item-iconPatxi De Eguarats
    2015.eko martxoak 21a
    Ningún monte es pequeño. Salimos de Indurain, por pista, hasta Besolla, en obras y con valla de prohíbido el paso, eso sí abierta. De Besolla, por el cordal..... hasta donde pudimos. Bajada por el pinar en busca del sendero de Gergetiain, también bastante sucio. Al cruzar el barranco, tuvimos que andar por un sembrado, en busca del camino que nos lleva a Gergetiain y de ahí, por la pista a Indurain. Pudimos disfrutar del eclipse de sol. Desguaze Mendi Taldea. Patxi Lakarri.