Gora

Rada (428 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2015/02/06
Aldatze data
2016/04/21
8

A unos 4 kilómetros de Caparroso ( 315m ), estratégicamente emplazado en lo alto de un cabezo, se halla el Despoblado de Rada, también denominado desolado, al estar en ruinas. Se trata de un recinto amurallado de gran importancia defensiva en la edad Media y que alberga restos de un castillo, un torreón, y la iglesia de San Nicolás, todos del siglo XII. El municipio actual de Rada se encuentra en otro lugar, por lo que el cabezo tiene un interés eminentemente arqueológico y turístico, pero tiene su prominencia como para constituir un objetivo montañero.

Rada

Aunque a las ruinas se puede acceder en vehículo hasta la puerta, desde el punto de vista montañero existe un sendero local, bastante olvidado, desde el mismo Caparroso ( 315 m ) o se puede acceder desde el mismo carretil de acceso, en la corraliza del Villar ( 358 m ).

Es interesante comentar que el visible vértice geodésico se encuentra sobre las ruinas del torreón, del que quedan aproximadamente 3m y que debió medir aproximadamente 15m. Por tanto la verdadera altura natural del cerro es 428 m, y no los 431 m que indican en la información turística. La verdadera cima montañera no son los restos arqueológicos, sino la base del cerro donde se encuentra. Esto tiene su importancia, dado que está prohibido subir a la torre, obviamente por razones de conservación, por poder estropear la ya erosionada piedra que queda, pero además no tiene ningún sentido, ya que es una altura artificial colocada hace 800 años. Tendría el mismo sentido que trepar a las antenas de San Cristóbal / Ezkaba ( 895 m ) o la Higa de Monreal ( 1.295 m ), para considerar ascendida la cima. Ya se nos dice a la entrada que seamos respetuoso con las ruinas y que se mantenga un comportamiento cívico para que duren muchos siglos más.

torreón

Aunque se puede acudir en cualquier época y horario, se recomienda hacerlo coincidiendo con el horario de visitas, para poder obtener el folleto informativo y acceder de forma oficial a las ruinas, tras pagar los 2 euros de entrada.

Información sobre los horarios:



Desde Caparroso por el S.L.-NA 207 (T1)

SLTomando la carretera NA-5500 hacia Mélida, se llega, tras 500m, a la salida de una pista y un espacio para aparcar a la izquierda ( 315m ), junto a unas porterías destartaladas. El panel está ya desconchado y no puede leerse, pero salimos por la pista que asciende a la meseta. Ya vemos que el sendero local brilla ahora por su ausencia, sobre todo cuando hay campos labrados en el mismo camino, que nos van a obligar a salirnos a la derecha, por la zona que hay una antena, antes de contornearlos y llegar a la continuación de la pista.

La parte final ya es sencilla y conecta con la carretera de acceso. Si queremos visitar las ruinas, considerando la cima la meseta cimera sin pisar el punto exacto, entonces hay que entrar por la puerta, y pagar la entrada. Si queremos acceder solamente a la cima geográfica, debemos entrar de frente en la despejada ladera con hierba y cascajos, caminando paralelos a la muralla hasta que la rebasemos y podamos ascender a la parte donde está el cortado natural del cerro, aprovechado para situar el torreón. Tras bordearlo llegamos a un punto en el que es fácil apoyar las manos para colocarnos en su base, la cual es obviamente la cima. Es de sentido común que se desaconseja entrar a las ruinas por este lado.

Tras volver al carretil asfaltado hay que bajar a la corraliza del Villar ( 358 m ), donde vemos la señal de retorno a Caparroso, por la pista de tierra del denominado camino del Villar.


Desde la corraliza del Villar (T1)

c.villarSi hemos aprovechado la visita a la zona para hacer algún recorrido por las Bardenas, más interesante que la pista del sendero local anterior, pero tenemos el prurito de ascender andando, para añadir la cima al curriculum montañero, podemos aparcar en la corraliza del Villar ( 358 m ), ascendiendo directamente la empinada ladera hacia la derecha de la muralla buscando bordear el torreón y alcanzar la cima ( 428 m ).

Un poco de historia sobre Rada

aljibeYa aparece documentada la existencia de esta atalaya defensiva desde el siglo XI, para protegerse del Islam, pero posteriormente fue en el siglo XII un núcleo de población para defender al reino de Navarra de los de Castilla y Aragón. Tras los muros llegó a haber 60 viviendas y muchas más en los alrededores. El deterioro ya era evidente en el siglo XIV en el reinado de Carlos II el Malo. En el siglo XV Rada apoyó a la facción beaumontesa, que defendía el acceso al trono de Carlos, príncipe de Viana, en detrimento de Juan II apoyado por los agramonteses. La guerra civil iniciada en 1.451 acabó con el despoblado de Rada en 1.455, cuando Mosén Martín de Peralta sitió el cerro y lo redujo a cenizas, exceptuando la iglesia de San Nicolás. Es por eso que es denominado desolado.

Tras la muerte de su hijo Carlos, por tuberculosis, Juan II de Navarra perdonó a sus partidarios y pudieron volver a Rada, pero los intentos de reconstrucción resultaron infructuosos. Finalmente Tristán de Mauleón, señor de Rada y Traibuenas, vendió en 1.492 el despoblado a Fernando de Baquedano, maestro de finanzas real. Tras posteriores cambios de propietarios, en el siglo XIX finalmente acabó incluido en el municipio de Murillo el Cuende y en 1.981 Luis de Silva, duque de Miranda, donó el desolado al Gobierno de Navarra, que realizó las excavaciones arqueológicas y acondicionó las ruinas para la visita turística.

Accesos: Caparroso ( 1 h ), Corraliza del Villar ( 20 m ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak