Gora

Eskamelo Oriental (1.287 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2015/05/05
Aldatze data
2019/04/06
27

Espectacular cumbre rocosa situada al oriente de Eskamelo ( 1.292 m ) del que le separa una fina y vertiginosa arista, lo que hace que sea poco ascendida y sea normalmente esquivada por su cara N., en la travesía hacia el collado de Recilla ( 1.267 m ). Montañeros con experiencia pueden afrontar la aérea arista que no ofrece grandes dificultades, salvo superar el vértigo. Si solo se desea coronar la cima, sin realizar la travesía que incluya la cumbre principal, es más sencilla la ruta por la arista oriental.

Al no tener una denominación conocida usaremos la notación ya empleada en Palomares ( 1.443 m ), señalándola como Oriental. Se ha colocado un buzón montañero con la denominación, obviamente inventada, de Pico Zurracapote. Para aquellos que son de otras latitudes, el zurracapote es una bebida a base de vino y azúcar con varias frutas, fundamentalmente melocotón y limón, que se deja macerar, con distintas variantes locales. Se consume en las fiestas y es típica de La Rioja y las comunidades limítrofes, como Burgos, Soria, Navarra / Nafarroa, Soria o Euskadi, aunque se ha hecho popular también en otros lugares de la península.

Desde Pipaón por Eskamelo (F+)

Aunque podemos afrontar la ascensión desde diversos puntos, lo habitual es combinarla con la visita a Eskamelo ( 1.292 m ), si vamos a pasar por la arista oriental, dado que al ir después disminuyendo las dificultades, es poco lógico retroceder la arista.

Desde Pipaón ( 839 m ) se sale por la pista de tierra siguiendo las balizas del GR-1 que se abandona al llegar a una portilla metálica, debiendo seguir nosotros la pista de la derecha que va a llevar en larga travesía bajo las crestas, por un precioso hayedo. Alcanzado un refugio de cazadores ( 1.050 m ) el camino prosigue en el mismo componente hasta alcanzar el puerto de Pipaón ( 1.095 m ). Desde aquí es la ruta habitual a la cumbre principal, girando a la izqueirda (E) y esquivando la Peña del Cuervo ( 1.208 m ) por estrecha senda. De la cima de Eskamelo ( 1.292 m ), ascendida por su trepada (I+), no hace falta retroceder, ya que es más elegante, y sencillo, seguir la cresta, ya que cerca de la brecha tendremos unas sencillas gradas a la derecha (I).

En la brecha ( 1.252 m ) vemos la empinada y encajonada senda que desciende para esquivar la cresta por el N., pero la dejamos y nos enfrentamos a la arista, con buenos agarres en la pared (I+). Se camina por el filo y se llega al paso clave, donde pasamos en bavaresa, con los pies en la vertiente N. y las manos en el filo (II-), en un paso muy vertiginoso para los no habituados. La salida es más sencilla (I+) pasando ya a la vertiente S. donde ya se camina fácilmente a la cima ( 1.287 m ).

Para concluir el recorrido se sigue la arista, a veces sucia, con un único paso de trepada (I+), donde son útiles los bojes, para llegar a las tres peñas finales. Dado que su destrepe es luego complicado, y ya requeriría el uso de cuerda, un hito indica el descenso empinado a la derecha, vertiente S., apartando bojes hasta salir a una amplia repisa y ascender a una nueva brecha bastante evidente. Se han acabado las dificultades y ya es más sencillo alcanzar la cumbre del Castillo de Vallehermosa ( 1.256 m ), siendo lo mejor evitar el sucio polje por las cimas de Artesilla ( 1.341 m ) y Cervera ( 1.385 m ), antes de alcanzar el puerto de Recilla ( 1.267 m), del que fácilmente se sigue a la izquierda (N) la senda balizada que nos devuelve a la pista inicial, tras un recorrido fantástico de unas 5h.

Desde Pipaón por el Castillo de Vallermosa (F)

Evidentemente si solo se desea ascender esta cumbre, ahora que tiene buzón montañero, la ruta más sencilla es la que viene del Castillo de Vallehermosa ( 1.256 m ), que puede recorrerse en sentido inverso al descrito. Alcanzada la cima de esta cumbre no hay mayores obstáculos para bajar al collado y evitar por detrás la primera peña por una horcada para bajar al verdadero collado y enfrentarse a la cresta, buscando las trazas de sendero que se ha vuelto a cerrar un poco, en el lado izquierdo de ella, en un amplia repisa de matorrral que evita las dificultades, siendo este el punto más complicado de la arista oriental (II), que mencionamos en la ruta descrita en la cima principal de Eskamelo ( 1.92 m ), y que en este sentido es más evidente cómo evitar.

Tras seguir la arista, el paso de trepada de la cresta (I+), tocará en este sentido en bajada, y serán nuevamente de gran ayuda los bojes, pero no existe la exposición que presenta la ruta que viene de Ezkamelo ( 1.292 m ).

Accesos: Pipaón ( 2h 15 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak