Gora

Manzanar (1.805 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2015/08/20
Aldatze data
2015/08/20
3
Aunque Cerezales ( 1.865 m ) es el pico más elevado del sector, esta cumbre no es demasiado visible ni destaca particularmente cuando se observa desde el N. Sin embargo, existen otras cotas, de carácter más rocoso, que si exhiben una presencia mayor por encima del barranco de la Solana. Junto con la cumbre Norte del propio Cerezales ( 1.844 m ) puede darse cuenta de la peña del Prado ( 1.671 m ) y, sobretodo, Manzanal ( 1.805 m ). Cota desconocida. No aparece rotulada en los mapas. Sin embargo, es posiblemente la cota más interesante de la zona. En Villavelayo existe una asociación medioambiental que lleva su nombre y que han llegado a organizar varios años consecutivos una marcha senderista que permite coronar este pico, además de visitar otras cumbres o parajs interesantes de la zona.

Aunque presenta una cara N. rocosa, carece, básicamente, de vertiente S., ya que enlaza, sin apenas altibajos, con las estribaciones occidentales de Cerezales ( 1.865 m ). Por otro lado, aunque esa vertiente N. puede intimidar a los excursionistas, que posiblemente prefieran eludirla para realizar un flanqueo por el lado de levante, es fácil de superar para el montañero entrenadado, un poco más complicado para los demás.

Desde el barranco de la Solana

Antes de llegar a Villavelayo desde el lado de Mansilla tomar la carretera a Neila durante 3,5 Km. hasta encontrar la pista que recorre el barranco de la Solana. Comenzaremos a caminar por ese carretil ( 975 m ). Al cabo de casi 2 Km. ha ganado un poco de altura sobre el cauce del río y gira fuertemente en sentido opuesto, finalizando al cabo de 1 Km. más en un prado inclinado que desciende de la montaña ( 1.200 m ).

Remontaremos esa ladera despejada (SW) hasta que converge con una pequeña senda que penetra en horizontal hacia la izquierda en el hayedo. Ese sendero remonta el bosque efectuando un rodeo hacia la vertiente occidental y desemboca en una pradera que antecede a la cota ( 1.592 m ), la última de la cresta que proyecta desde Manzanar. Subiremos, entonces por terreno, nuevamente despegado, ganando la referida Elevación ( 1.592 m ), presidida por un gran hito de piedras al igual que las restantes que nos guiarán en el resto del itinerario. Se gana, entonces, la siguiente elevación ( 1.689 m ) para dirigirnos hacia el roquedo. En este punto si no se quiere trepara por la corta cara N. realizaremos un flanqueo por la izquierda para ganar, sin dificultad alguna, por detrás la cumbre de Manzanar ( 1.805 m ). Otro gran hito de piedras, muy visible incluso desde la lejanía, la corona.

La alternativa directa consiste en dirigirnos a la pared bajo el pico y localizar en la sección izquierda, un graderío que trepa (I) en ligera diagonal, para salir a una estrecha vira, sin dificultad pero aérea (I) que se recorre hacia la derecha. Una última trepada por los bloques de granito nos depositan en la cumbre de Manzanar ( 1.805 m )(F).

Desde la cumbre, se puede acceder a la cota S. de igual altitud pero sin la vistosidad de la precedente ( 1.805 m ) y enlazar en pocos minutos con la amplia comba herbosa que conduce cómodamente (W) a la cima de Cerezales ( 1.865 m ).

En el fondo del barranco de la Solana, existe un roble declarado árbol singular.

Accesos: Barranco de la Solana ( 2h ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak