Gora

Pusilibro (1.597 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2009/07/13
Aldatze data
2009/07/13
31
La sierra de Loarre no parece muy espectacular desde las carreteras de la Hoya de Huesca, a excepción de la bonita Peña Gratal ( 1.567 m ), sin embargo ofrece algunas excursiones, más interesantes de lo que parecería, como este Pusilibro o Puchilibro ( 1.597 m ), que además es el punto más elevado de la sierra. La obligada visita al cercano castillo de Loarre, hace que la excursión familiar sea especialmente atractiva para todo tipo de públicos, si bien existen algunas rutas con algo más de interés montañero como la sorprendente, aunque corta, cresta W., que nos permitirá una sencilla ascensión en nuestro retorno desde las grandes cumbres pirenaicas. La mayoría de personas inician la ascensión en el propio castillo ( 1.070 m ) si bien el P.R., perfectamente balizado en pintura amarilla y blanca, puede iniciarse en el mismo pueblo de Loarre ( 773 m ). Para los amantes de este tipo de montes queda la larga ruta desde Rasal ( 711m ). Como curiosidad, en 1977 esta montaña fue internacionalmente conocida gracias a los avistamientos de OVNIS realizados en ella, por lo que cientos de personas ascendían entonces de madrugada buscando fotografiar los objetos volantes.

Por el espolón SE (T1)

La ruta más sencilla y transitada hacia la cumbre se inicia en el mismo parking del castillo de Loarre. Si venimos del pueblo habremos accedido a la misma puerta del castillo siguiendo las señales de madera. El camino señalizado como Rasal / Pusilibro nos introduce en el pinar donde se agradece la sombra. Enseguida tomamos el desvío del Pusilibro, siguiendo la pintura, hasta salir del bosque en una amplia pista. Unos 100m a la derecha salimos de la pista por las señales de la izquierda, en gran lazada de la senda, hasta que gira a la izquierda (NW) y entra en el precioso espolón rocoso con vistas a la cima y la llanada de Huesca. Es el tramo más elegante que hará las delicias de los niños por su escasa dificultad caminando sobre el amplio espolón, de aspecto más escarpado de lo que es en realidad. La senda nos lleva al hombro S. ( 1.510 m ) de la cumbre, donde llega la ruta del repetidor y la cresta W., pero giramos a la derecha para remontar fácilmente la senda entre erizones que lleva al vértice cimero con buzón y libro de firmas. Los montañeros pueden descender por la ruta siguiente.

Por el collado del repetidor y la cresta W. (T2)

La ruta se inicia en el mismo lugar pero en el primer cruce dentro del pinar tomamos ahora la señal de Rasal. De esta forma se bordea un cabezo con cortafuegos hasta una campa con un corral. Al otro lado de la campa las estacas del P.R. nos llevan al pinar donde se encuentra una nueva bifurcación. No tomaremos la señal que indica Pusilibro, a no ser que queramos evitar directamente la cresta, ya que nos llevaría justo al lugar donde termina, por lo que nuevamente seguimos hacia Rasal alcanzando, por la pista, el collado con el repetidor ( 1.428 m ). A la derecha de él, en una zona desbrozada, buscamos los cairns que nos indican el giro a la derecha (E), para caminar entre los bojes y matorrales hasta la base de la cresta rocosa. Como el ascenso directo es ciertamente impresionante (no lo probé pero los peñascos descompuestos bien podrían tener algún paso de II) la senda sigue afortunadamente a la derecha, bordeando esta primera parte, hasta unas grandes losas rocosas que se trepan sin dificultad para auparnos a la cresta. Caminamos sobre ella, sin necesidad de apoyar las manos, pero al ser algo aérea no es recomendable para niños pequeños. En algún tramo central podremos bajar por algunas viras o apoyar las manos ( F. ) si bien la caída no es muy pronunciada. Finalizada la bonita cresta, la senda remonta el desnivel, en fuerte pendiente, hasta la señal del hombro S. ( 1.510 m ), donde conectamos con la ruta anterior que se usaría lógicamente de bajada.

Desde Rasal (T2)

Esta ruta más larga usa el P.R. HU-105 que une Rasal ( 711 m ) con Loarre. El panel y las señales se encuentran junto al lavadero. Tras pasar junto a la ermita de la Virgen de los Ríos la senda discurre por encima del barranco de las Zoyes. Normalmente se sigue la senda hasta la pista que permite conectar, tras pasar junto al cerro Caballera ( 1.548 m ), con la primera ruta comentada, teniendo en este caso la señal de subida al espolón SE a nuestra derecha. Otra opción es alcanzar por pista el collado del repetidor ( 1.428 m ), a través del Cerro de la Selva ( 1.312 m ), por lo que esta ruta permite también la circular, combinando ambas, en un recorrido que refieren los paneles que dura unas 6h.

Accesos: Loarre ( 2h ); Castillo de Loarre ( 1h ); Rasal ( 3h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    2014.eko apirilak 7a
    Hay dos montañas muy interesantes entre el Puchilibro y Gratal: el Tozal Royo (o Marcovil) y, especialmente, el Tozal d´a Pardina. Este último es una montaña de perfil muy espectacular y atractivo. Cuenta con una pequeña cruz metálica en la cima, y parece ser que solo tiene un punto débil por donde llegar a la cumbre sin meterse en aventuras peligrosas o en peleas con la vegetación. Sin embargo, el sábado salimos tarde y nos conformamos con su montaña vecina. el Tozal Royo, una bonita montaña también. Ascendimos desde Aniés por sendas y pistas (PR), pasando por el precioso Santuario de la Virgen, de espectacular ubicación, y con un precioso camino viejo encaramado a la pared en el último tramo para acceder a él. Por cierto, la romería se celebrará el segundo fin de semana de Mayo. Habrá ocasión de ver el Santuario por dentro y de degustar buena comida, amen de actos más serios para los más devotos. La bajada hasta el pueblo de Bolea por el barranco donde se ubica la ermita rupestre de San Cristóbal también es una preciosidad.
  • item-iconEnrique Zozaya Alvarez
    2013.eko irailak 15a
    Bonita mañana en la sierra de Loarre, subí en solitario desde el castillo por la cresta W y bajé por el espolón SE. Desde luego, cuando ves el Pusilibro desde la Hoya no parece que tenga ni la mitad de encanto...