Gora

Tubau (1.544 m)

remove-icon
Marc Bota Alsina
Sarrera data
2014/04/17
Aldatze data
2016/09/22
10


Sant Jaume de Frontanyà es uno de los municipios menos poblados de Catalunya. Está situado al NE de la comarca del Berguedà, haciendo frontera con el Ripollès. De este pequeño pueblo, destaca su iglesia románica del s.XII. La ascensión más popular es la subida a los Rasos de Tubau, en la parte NE del municipio. Esta zona, situada en el extremo oriental de la Sierra de Catllarás tiene el Pedró de Tubau o Cap de Mordolar (1544 m) como punto culminante. Desde la cima hay una buena panorámica de la Sierra del Montgrony y del Prepirineo Berguedà ( Pedraforca, Moixeró, Cadí y Ensija ).

Desde Sant Jaume de Frontanyà

Desde Ripoll, hay que ir unos 2 km en dirección S por la C-17. Se gira a la derecha, por la carretera C-26 en dirección Berga y las Llosses y se continúa hasta Borredà. Justo a la entrada del pueblo, se gira a la derecha hasta Sant Jaume de Frontanyà por la BV-4656. A la entrada del pueblo hay un aparcamiento donde se puede dejar el coche. Desde Berga, hay que tomar 1 km en dirección N por la C-16. Se gira a la derecha, para tomar la carretera C-26 en dirección al Embalse de Baells y Ripoll y se continúa hasta Borredà. Se pasa el pueblo y se gira a la izquierda hasta Sant Jaume de Frontanyà por la BV-4656.

La ruta comienza en la Fonda Cal Marxandó (1070 m). Salimos a la plaza, donde podemos observar que la iglesia de Sant Jaume es casi tan grande como el resto del pueblo. Siguiendo la calle que va en dirección NE y que nos deposita en la carretera que va hasta la Pobla de Lillet, nos vamos alejando del pueblo poco a poco. El primer tramo sigue esa pista asfaltada, por lo que se hace bastante monótono hasta llegar a Cal Cintet. Continuamos unos metros más, hasta el Coll de Sant Jaume, donde se deja atrás el asfalto (1148 m).

Al abandonar la carretera, giramos a la derecha (NW) por la pista, en dirección a la masía de Cal Roma (1170 m). Aquí se deja por unos momentos la pista para ganar altura rápidamente por el lomo, por donde se sube bastante bien para salir al encuentro de la pista que lleva al Coll de la Creu del Soler (1311 m) y que seguiremos hasta la próxima bifurcación de caminos.

Llegando a la bifurcación hay dos opciones. La fácil y corta es continuar recto por la pista que lleva directa a los Rasos de Tubau, pero optamos por girar a la izquierda por un sendero que sigue la línea eléctrica en dirección N hasta el Torrent de Sabuc, que cruzamos y subimos directo por bosques de pino con desnivel bastante pronunciado hasta encontrar el Risco de las Baumes (1425 m), que tiene buena vista del Pedraforca y el Cadí. Siguiendo hacia el E se llega al Pedró de Tubau o Cap de Mordolar (1544 m) con vértice geodésico y pequeña capilla en la cima.

Dejamos la cima y comenzamos a bajar por los Rasos de Tubau en dirección SE. Siguiendo el Rec de Corrubí, se enlaza con la pista que va en dirección SW y S, cruzando el Rec de Corrubí en varias ocasiones. La bajada es bastante rápida hasta la masía del Tubau y la ermita de Sant Esteba de Tubau (o Montner). A partir de aquí, el camino baja directo en dirección S siguiendo un sendero poco marcado hasta el Torrent de Tubau. Al topar con la pista, se prosigue por ella, pasando cerca de la masía de El Prat y se llega a Cal Cintet. A partir de aquí se sigue la carretera por donde he empezado a subir hace unas horas .

Accesos: Sant Jaume de Frontanyà (1h 30min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    2012.eko apirilak 17a
    No es la más interesante del entorno de la Sierra de Catllarás, pero es un fácil y agradable paseo para un día en que el tiempo no es de fiar (el nuestro terminó en tormenta). Subimos por una pista (descendente al principio) que parte de las cercanías de Sant Jaume de Frontanyá y pasa al poco del comienzo por la Font de la Mata (señalizada). Esta pista termina por ascender muy suavemente hasta los rasos que se encuentran junto a la cima. Es factible sin ningún problema ascender monte a través, al poco de pasar un cartel con mapa de la zona. Encontramos en la cima un vértice, un pequeño oratorio con santo y un agradable lugar donde tumbarse a la bartola mirando al bonachón Puigllançada. En algún cartel, aparece esta montaña como Pedró del Tubau.