Gora

Mojón Cimero (1.822 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2015/12/08
Aldatze data
2016/06/06
6



El Alto de Condemios (1451 m), paso de la carretera GU-151 entre Condemios de Arriba y Aldeanueva de Atienza, divide la Sierra de Alto Rey, última estribación importante del Sistema Central hacia el este, en dos sectores perfectamente individualizados: a oriente, el propio cordal de Alto Rey (1858 m), y a occidente, el monte denominado Los Mojones, con el Mojón Cimero (1822 m), Cerro Copetón (1789 m) y Cerveguilla (1780 m) como cotas más destacadas. La Sierra de Alto Rey forma parte desde 2011 del Parque Natural "Sierra Norte de Guadalajara", con enclaves tan notables desde el punto de vista ambiental como la Sierra de Ayllón o el Hayedo de Tejera Negra; el Río Pelagallinas, llamado así por la frialdad de sus aguas, baña los extensos pinares de pino albar de la vertiente norte de la sierra y fue declarado en 2003 Reserva Fluvial con el fin de preservar algunos de sus principales valores naturales: las turberas con Drosera rotundifolia, la pureza genética de sus poblaciones de trucha común (Salmo trutta) o la presencia de nutria (Lutra lutra) y mirlo acuático (Cinclus cinclus).

En contra de lo que pudiera sugerir, el Mojón Cimero que da nombre a la cima no hace referencia al gran pilón geodésico que corona la cumbre desde 1983, sino a un sencillo mojón de piedra situado en su base, que delimita los términos de Aldeanueva de Atienza y El Ordial; en dirección SE, sobre una marcada grada pétrea, se levanta el llamado "Mojón de Enmedio", visible desde la cima, y habrá que suponer la existencia, en algún punto de la línea divisoria municipal entre ambas localidades, de un "Mojón Bajero", o similar, que complete la lógica toponímica. Curiosamente, en el mismo ramal que desciende al SE se alza otro Mojón Cimero (1588 m), que en este caso marca la linde entre La Huerce y Arroyo de las Fraguas. Esta abundancia en mojones parece estar en el origen de la denominación genérica de este sector de la sierra, Los Mojones, que fue el adoptado por el IGN para bautizar su propio vértice geodésico.

A pesar de tratarse de una inevitable referencia paisajística en la comarca, Mojón Cimero es un destino montañero poco concurrido, probablemente eclipsado por la popularidad y la facilidad de accesos del vecino Alto Rey. El tupido pinar que tapiza las laderas septentrionales del Mojón Cimero, tomado literalmente en temporada otoñal por recolectores de setas, está recorrido por varias pistas forestales restringidas al tráfico rodado; todas ellas acaban convergiendo antes o después en la principal, que enlaza Condemios de Arriba con la caseta de vigilancia forestal de la cumbre por la pradera de Navalpotro, en un recorrido balizado de 10'5 km utilizado con cierta frecuencia por los aficionados a la bicicleta de montaña.

La amplia cima, invadida por la caseta forestal (ocupada de junio a septiembre), el vértice geodésico y cacharrería diversa (en algunos casos, inaudita), no deja de ser un excelente mirador hacia Alto Rey, Ocejón y las olvidadas comarcas castellanas asentadas a sus pies.

Desde el Alto de Condemios

Descartando posibles aventuras monte a través de incierto desenlace, los itinerarios habituales a Mojón Cimero discurren a través de las pistas forestales comentadas más arriba, todas ellas en excelente estado pero inaccesibles para vehículos no autorizados.

Elegimos como ruta más breve la que parte del Alto de Condemios (1451 m), en el km 22'3 de la carretera GU-151 entre Aldeanueva de Atienza y Condemios de Arriba. La pista desciende suavemente y enseguida se bifurca; seguir a la derecha (SE) el ramal principal, que discurre entre los pinos por la vaguadilla que forma un arroyo estacional. En la siguiente bifurcación (18 min) se puede seguir por cualquiera de los dos ramales, pero elegimos el que gira a la izquierda y más adelante el de la derecha, que nos permitirá luego, tras sobrepasar un oscuro y alargado crestón rocoso, encaramarnos al cordal y romper un poco el monótono ascenso por la pista (50 min). Tras asomarnos a la vertiente meridional y dar vista a Alto Rey y al aún lejano Mojón Cimero, conviene regresar a la disciplina del carril para evitar la encrespada cresta de cuarcita que continúa hacia la cima.

Un amplio cortafuegos que cruza nuestra ruta (60 min) puede servir de empinado atajo hacia la cresta y luego hasta la cumbre, si preferimos trocar paciencia por esfuerzo; el ahorro en tiempo no es significativo, aunque puede ser una buena alternativa para el descenso. Si elegimos obviar el repecho y continuar por la pista, pronto se entronca con las balizas de la principal, procedente de Condemios de Arriba, que en un par de largas lazadas alcanza la cima; entre la variada parafernalia que la adorna destaca por su incongruencia el cubo macizo de una hormigonera empleada en la construcción del vértice geodésico, que acumula ahí arriba más de treinta años de herrumbre y de desidia.

Accesos: Alto de Condemios (1h 20min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak