Gora

Monte Perdido (3.348 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2008/07/27
Aldatze data
2016/04/21

Legendaria cima pirenaica que se alza en su sector central para constituirse como una de las elevaciones más notables, elevadas y características de toda la cordillera. Durante algunos años, cuando no se conocía el Aneto, se creía que era la montaña que culminaba los Pirineos.

Se trata de una montaña de grandes proporciones y naturaleza calcárea de tal manera que forma el macizo calizo más elevado de los Pirineos y de todo Europa. A sus pies encontramos la gigantesca cicatriz natural del valle de Ordesa, por donde discurre el bravo río Arazas encajonado entre verticales farallones calizos que se elevándose más de mil metros por encima del cauce reciben el nombre de fajas.

Toponimia

Llámese Tres Sorores/Treserols al macizo que envuelve al Monte Perdido ( 3.348 m ) pues viene a agrupar tres cumbres señeras: Cilindro de Marboré ( 3.328 m ), Monte Perdido ( 3.355 m ) y Soum de Ramond o Pico de Añisclo ( 3.268 m ). Cuenta la leyenda que un poblado de guerreros vivía en esta zona. El jefe de esta tribu tenia tres hijas muy valerosas. Un día se encontraron con los guerreros de otra tribu rival que querían raptarlas. Se defendieron con arrojo pero perdieron la vida. Al día siguiente sobre los llanos de Goriz aparecieron tres cumbres similares que pasaron a denominarse “Las Tres Sorores”.

El origen de la denominación "Monte Perdido" hay que buscarla en los pioneros que ascendieron a su cumbre, que hasta entonces se consideró inconquistada, a principios del s.XIX. Hablamos de Ramond de Carbonière y sus guías Laurens y Palau de Gédre. La cumbre no es visible desde Gavarnie, se oculta tras la muralla de Marboré, y esto dió origen a que se bautizase como "Mont-Perdu", que es con el que se ha conocido en la bibliografía francesa desde ese momento hasta la fecha. El término Monte Perdido no es más que una traducción de este nombre. Aún peor resultaría la traducción al aragonés "Mon Perdito".

Sin embargo, el macizo de Monte Perdido si se observa desde lugares lejanos del Alto Aragón e incluso desde el otro lado de la depresión del Ebro. Tampoco queda patente su presencia desde buena parte de los pueblos del Sobrarbe, ni siquiera desde Torla, pero si que puede ser contemplado en los accesos a kas aldeas más elevadas del entorno de la garganta de Escuaín. Desde estos lugares, así como desde los pastizales que rodean la meseta majistralmente abierta por el magnífico cañón de Añisclo, se pueden observar con precisión tres cumbres agrupadas: Monte Perdido, Pico de Añisclo o Soum de Ramond y la Punta d'as solas o Punta de las Olas, formando un bloque compacto por encima de las últimas majadas donde se ha practicado el pastoreo desde hace unos milenios.

Por tanto, son estas tres cumbres las más llamativas cuando se observa el macizo desde el Sobrarbe y aún desde miradores más remotos, y estas podrían ser las "Tres Sorores". Sin embargo, en la actualidad se consideran tales: Cilindro, Monte Perdido y Pico de Añisclo ( Soum de Ramond ), aunque el primero no se observa más que desde algunos ángulos (SW), como por ejemplo el Cuello Gordo ( Nerín ), y cuando lo hace se presenta ligeramente desligado de las tres cimas anteriormente citadas. Incluso la vista resula engañda pues parece más baja que las tres restantes. En conclusión, puede ponerse en duda que las Tres Sorores sean el triplete Cilindro-Perdido-Pico de Añisclo, a favor de Perdido-Pico de Añisclo-Punta de las Olas ( Punta d'as Solas ), pero lo que sí que queda claro es que una de las cumbres más relevantes de todo el Pirineo no es una cota tan perdida como pretendían los primeros "expedicionarios" franceses y, que, en cualquier caso el nombre Tres Sorores/Tres Serols es motivo de recuperación y uso.

En la actualidad se ha propuesto la denominación Punta Treserols para la cumbre del Monte Perdido con independencia que la denominación recoge o referencia tres cumbres, señalando, en consecuencia, a la más elevada de las tres.

El parque nacional de Ordesa y Monte Perdido

El parque nacional de Ordesa y Monte Perdido recoge, en la actualidad, los valles de Ordesa, Pineta, Escuaín y el cañón de Añisclo, además del área montañosa del Monte Perdido.

Fue el segundo parque nacional constituido en España ( justo después de la constitución del de Covadonga ), el 15 de Agosto de 1918. Originalmente sólo incluía el área de Ordesa, pero fue ampliado en el año 1982 para recoger bajo su protección el Monte Perdido y las áreas periféricas, por lo que en la actualidad cuenta con 15.608 Ha. ( originalmente sólo eran 2.000 Ha. ). En el año 1977 fue declarado Reserva de la Biosfera, en 1988, Zona de Especial Protección para las Aves (Z.E.P.A.) y en 1997, Patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

El naturalista parisino Lucien Briet, que quedó deslumbrado por la belleza del lugar en su primera visita en el año 1892, y otros pireneistas célebres del otro lado de la frontera fueron los que reconocieron las esquisiteces del valle de Ordesa, y los verdaderos impulsores de este parque nacional.

Tanto el turista como el montañero van a poder disfrutar de este paisaje privilegiado donde el río Arazas precipita sus aguas en varias cascadas de imponente factura. La última de ellas, justo en la rinconada terminal del valle es la llamada "Cola de Caballo", marcando, normalmente, el final del recorrido turísitico y el inicio del periplo montañero hacia la cumbre del Monte Perdido. Pero antes de llegar a este paraje, el parque ofrece muchos y encantadores atractivos paisajísiticos en sus cascadas, los sutiles saltos de agua de las gradas de Soaso o en sus delicadas masas forestales.

Como se ha adelantado, el itinerario más clásico del parque es el que recorre el valle longitudinalmente junto al río Arazas para llegar a la famosa Cola de Caballo ( 1.787 m ). La marcha se inicia en la Pradera de Ordesa ( 1.301 m ), donde se encuentra el parking, al que se debe llegar en Autobús en Verano debido a la restricciones de acceso del Parque. El camino discurre por un ancho camino que nos permite descubrir las cascadas de La Cueva, El Estrecho, las gradas de Soaso y, al final, la Cola de Caballo.

Otro de los itinerarios espectaculares es el que discurre al pie de la llamada Faja de Pelay recorriendo la llamada Senda de los Cazadores. Parte el itinerario en la Pradera de Ordesa ( 1.301 m ) y se encarama en fuerte pendiente por el bosque para llegar al mirador de Calcilarruego ( 1.952 m ), desde donde se nos presenta una sobrecogedora panorámica del valle. A partir de aquí el itinerario discurre en suave descenso hacia el circo de Soaso llegando a la Cola de Caballo.

Finalmente destacamos la senda de Las Flores, un espectacular recorrido sobre el reborde opuesto del valle. Desde la Pradera de Ordesa ( 1.301 m ), retrocedemos algunos metros y tomamos a la derecha la senda que nos lleva al circo de Carriata. La senda de las Flores discurre sobre la faja homónima y permite cruzar al circo de Cotatuero. El descenso del mismo se realiza por un impresionante paso aferrándose a grandes clavijas por encima del bosque de abetos realmente sencillo pero no apto para personas con vértigo. Las clavijas de Cotatuero fueron instaladas en 1881 por un herrero de Torla por encargo de un cazador británico.

Aunque el valle de Ordesa es, obviamente, el gran atractivo del parque, el cañón de Añisclo ofrece parajes tan o más salvajes que este último, con barrancos secundarios tan bellos como La Pardina, sobre el que discurre una faja ( Faja de la Pardina ), que no desmerece en absoluto frente a la más conocida Faja de las Flores, ya que es tan hermosa o más que esta última.

En cuanto a la normativa del parque nacional, señalar que la acampada esta prohibida y el vivac sólo permitido por encima de los 2.500 metros, aunque los guardas no suelen advertir a los montañeros que pernoctan a altitudes incluso inferiores siempre que el vivac se instale entre la puesta y la salida del sol del día siguiente. Sin embargo, esas mismas normas admiten el tránsitode vehículos comerciales por las pistas de Nerín y Broto para conducir a los turistas a los privilegiados miradores del valle de Ordesa instalados a lo largo de la sierra de las Cutas. El cicloturismo por esos viales ha estado también restringido.

Historia ascensionista

En el año 1785 se inicia la elaboración de un mapa de los Pirineos que permita, además, establecer la frontera divisoria entre España y Francia. El capitán Vicente de Heredia fue el encargado de cartografiar la vertiente Española, por lo que tuvo que ascender ( en muchos casos por vez primera ) a algunas cumbres. Como no dejó nada escrito no se puede confirmar su posible ascensión al Perdido.

Louis Ramond de Carbonneres intentó su ascensión por la brecha de Tucarroya, desde donde se observa la inquietante cara Norte cubierta por un glaciar donde grandes “seracs” se precipitaban al vacío ante un estruendo enorme (1796). En el año 1802 cree descubrir una ruta a la cumbre por el collado de Añisclo y manda a sus guías Laurent y Rondo a inspeccionar la zona. En el camino se encontraron con un pastor aragonés que les acompañó hasta la cima siguiendo una ruta distinta a la marcada por Ramond. Es lógico pensar que si el pastor se prestó a acompañarles es porque sabía el camino y que, por tanto, éste hubiese conquistado la cumbre con anterioridad. Evidentemente, que Ramond debió enfadarse mucho al quitarle sus guías “esta primera”. Cuatro días más tarde se personaría en la cima.

Algunos historiadores apuntan a que el cura del santuario de Pineta en el año 1800, podía conocer la ruta al pico pues la ofrecía a los visitantes que acudían al mismo.

Geografía

Podemos considerar que el macizo de Monte Perdido, en su sentido amplio, es la cordillera que se prolonga a lo largo de la línea fronteriza entre el collado de Bujaruelo/Col de Bucharo ( 2.257 m ) y el Puerto Viejo de la Canal ( 2.598 m ), entre los valles de Pineta y Estaubé, y que extiende ramificaciones montañosas a lo largo de las dos vertientes que fija ese eje. En la vertiente N. abarcaría el valle de Gavarnie/Gavarnia y el cirque d' Estaubé. La vertiente contraria sería mucho más extensa y compleja, conteniendo los valles de Ordesa ( río Arazas ), el cañón de Añisclo, la garganta de Escuaín y el valle de Pineta. Esto incluye la sierra de Asín, la sierra de las Cutas, la sierra de Custodia, la Sierra de las Zucas y el macizo de Sestrales. Esto hace una superfie de unas 40.000 Ha. sólo en la vertiente española, de las cuales un 40% formarían parte del parque nacional. La vertiente S. queda al amparo del parque nacional de los Pirineos con 45.707 Ha. totales de las cuales un 10% cabría incluirlas dentro del macizo de Monte Perdido.

El listado oficial de tresmiles del Pirineo de la U.I.A.A. cataloga 22 tresmiles, de los cuales 18 son considerados cumbres principales. Su máxima altura es el Monte Perdido ( 3.348 m ), exactamente 3.347,86 m. Aceptado los datos del I.G.N., dando por válida la cota de 3.348 m y que en mapas anteriores ha figurado entre 3.355 m, sería, en la actualidad la séptima en altitud de la cadena. Atendiendo a cimas principales, sólo quedaría superada por Aneto ( 3.407 m ), Posets ( 3.375 m ) y el Pico Maldito ( 3.350 m ), por lo que ocuparía el puesto número cuatro, con la observación de considerar la Punta Astorg ( 3.350 m ), actualemente acotada con la misma altitud que el pico Maldito, como lo que verdaderamente es, una cumbre secundaria.

El glaciarismo es unos de sus principales atractivos. El glaciar de Monte Perdido, en franco retroceso, las últimas décadas, es el mayor del macizo. En la actualidad su extensión se cifra, en base de las ortofotos, en unas 32 Ha., el cuarto en extensiónde la cadena. Le sigue el glaciar de Marboré ( 6 Ha.), al pie del Cilindro ( 3.325 m ), segunda cota del macizo. En la vertiente N. tenemos el Glaciar del Taillón ( 12 Ha.), Gabieto ( 8 Ha.) y el Glaciar de Pailla ( 8 Ha. ).

En la vertiente N., la muralla de Gavarnie es el atractivo más apreciado por los turistas y por los amantes de la escalada invernal. De ella se despeña el mayor salto de agua directo de Europa con 423 m. de caída vertical.

Desde la Pradera de Ordesa (T4)

En los meses de verano ( entre finales de junio y mediados de setiembre ) y en semana santa el acceso a la Pradera de Ordesa debe realizarse en autobús desde Torla. La alternativa pedrestre (merece la pena realizarla al menos una vez) desde Torla ( 1.050 m ) desciende al río, cruzando a la orilla izquierda por el puente de La Glera. Sobre ella avanza el GR-15.2. El GR-11 se incorpora por el Puente de la Canaleta desde el Puente de los Navarros ( Puesto de control de entrada al parque nacional ). Entrando, de este modo, en la bocana del valle se avanza junto al Arazas, visitaremos el monumento que homenajea a Lucien Briet y cruza hacia la pradera òr el puentede los Cazadores ( 1.350 m ).

Partiremos del aparcamiento situado en la Pradera de Ordesa (1.350 m). La ruta comúnmente utilizada discurre por la margen derecha del Río Arazas, siendo el camino muy suave hasta las inmediaciones de la Cascada del Estrecho (1.500 m). Aquí se emprende un sinuoso ascenso hasta la Cueva de Franchinal y poco después queda atrás el bosque, apareciendo las praderas de Soaso (1.700 m) (1,30).

La amplia senda pasa junto a una sucesión de cascadas escalonadas, las Gradas de Soaso. Alcanza luego una cabaña, cruzando de inmediato el torrente. Siguiendo un rumbo predominantemente Este hemos llegado al límite del Valle de Ordesa, topando con la muralla del Circo de Soaso (1.787 m) (2,00).

Después de contemplar la espectacular cascada de la Cola de Caballo proseguimos la marcha teniendo que elegir entre continuar por el camino que remonta la ladera del circo por su flanco oriental o trepar directamente por la pared contando con el auxilio de clavijas. Esta segunda posibilidad resulta más aconsejable siempre que no se lleve una carga considerable. Superada la muralla del circo volvemos a enlazar con la senda principal que avanza hacia el norte elevándose por las praderas escalonadas hasta dar con el Refugio de Góriz (2.200 m)(3,00).

Estamos en las estribaciones meridionales del Monte Perdido. Para ir a la cumbre continuaremos al norte superando en primer lugar una empinada ladera cubierta de hierba. Al llegar a un rellano bordeamos los contrafuertes de la montaña por el oeste hasta las inmediaciones del torrente. Después ascendemos directo, teniendo que atravesar una zona de grandes bloques. El
sendero no siempre es nítido, pero numerosos hitos balizan el itinerario. Al otro lado del barranco destaca la redondeada mole del Cilindro. El terreno es generalmente pedregoso, apareciendo de vez en cuando cortos resaltes rocosos. Sin otra particularidad se llega al Lago Helado (2.980 m) (F) (5,00), situado bajo el abrupto Collado del Cilindro.

A la derecha (SE) se yergue altivo e inconfundible el Monte Perdido. Su vía normal es perfectamente visible y evidente; discurre por ese amplio corredor que se eleva hacia la cima. El itinerario preciso depende de la época. Con nieve abundante se asciende íntegramente por el blanco tapiz de 300 metros de desnivel que cubre el corredor. En pleno estío se remonta el espolón de la derecha (S), continuando la progresión por la escurridizas pedreras que deja al descubierto la fusión de la nieve. Se trata de la famosa "Escupidera". No representa ningún problema en época estival ( salvo el incordio de caminar sobre ella ), pero en invierno es zona frecuente de accidentes y han sido varios los montañeros que han perdido la vida por resbalón y caída.

Al salir del corredor se alcanza el rellano (3.300 m) donde se esfuma la cresta NW; ya solo queda remontar la pirámide cimera que se asciende por el norte, superando una pendiente de nieve hasta coronar el Monte Perdido (3.348) (F)(T4)(6,00) (3,00 del Refugio de Góriz).

Vía de Las Escaleras (PD)

El Monte Perdido figura entre los tres miles más frecuentados del Pirineo, por lo que en pleno verano su acceso habitual es una ruta de multitudes. Esa circunstancia, que le priva de los encantos de la alta montaña, puede ser soslayada utilizando un itinerario alternativo que discurre por la cresta meridional, paralelo a la vía normal. Se trata de la variante de las Escaleras, seguida por lo primeros ascensionistas.

Vamos a situarnos en el Refugio de Góriz (2.160 m) (3,00 de Ordesa). Emprendiendo la marcha por el camino que ya conocemos, nada más superar la ladera inicial, junto a la muralla rocosa (2.500 m) (F) (0,45) observaremos un pronunciado corredor flanqueado por dos espolones paralelos. Es el momento de abandonar la ruta normal remontando el corredor hasta una horcada.

Después se supera un corto resalte por un paso señalizado, alcanzando una pedregosa ladera en la cual existen indicios de sendero. No tarda en aparecer otra corta pared que asimismo se supera sin contratiempos siguiendo los hitos. A una nueva pendiente sucede la consiguiente muralla, más elevada que las anteriores pero siempre fácil y adecuadamente balizada. El resto de la ascensión sigue la misma tónica. La emoción reside en localizar los puntos vulnerables de los resaltes que van formando una escalera hasta la cumbre del Monte Perdido (3.348 m) (PD) (3,30) (6,30 de Ordesa). Durante la ascensión ganaremos además uno de los tresmiles secundarios del entorno del Monte Perdido, la Punta de las Escaleras ( 3.073 m ).

Desde Fanlo (T4)

Fanlo ( 1.370 m ) es el pueblo más elevado del valle de Vio. Situado sobre un altozano, constituye, junto con Nerín, un punto de entrada al parque nacional desde el S.

Junto al ir a entrar el pueblo, la carretera cruza Las Eras ( hay un pequeño bar a la derecha ) y contenedores de basura a la izquierda, junto a los cuales hay lugar para aparcar ( 1.385 m ).

Descender por la carretera al cruce donde existe una caseta de información turística y postes indicadores ( 1.375 m ). Tomaremos el pequeño sendero de P.R. que indica la dirección del Cuello Arenas. Siguiendo las marcas de pintura, muy desdibujadas en algunos puntos, se desciende al barranco de la Valle ( 1.280 m ), donde se cruza el torrente, más bien seco en verano. Se desemboca, entonces, en un prado donde la senda se difumina, aunque continúa hacia la derecha donde acaba uniéndose a un marcado camino que asciende entre pinos y zonas erosionadas. Ganando altura a la derecha del tajo del barranco Ballarosa, los pinos dan lugar a terrenos despejados y de escasa inclinación donde predomina el herbazal alto, suelo enlosado y algunos bojes y erizones, justo por encima de la discreta punta Cazuala ( 1.552 m ). La ascensión sigue una amplísima divisoria y luego gira bruscamente a la derecha ( marca de pintura amarilla y blanca en el piso rocoso ). Entonces ( 1.625 m ) se realiza una amplia travesía horizontal hasta desembocar en una pequeña cubeta ( 1.775 m ) bajo la Fuente del Cuello, a pocos metros de la pista que sube de Nerín a Cuello Arenas. De este modo conectaremos con ese carril que seguiremos ya, durante unos 900 m. hasta un cruce ( 1.893 m ), donde se deja definitivamente para llegar al refugio cerrado de Cuello Arenas ( 1.894 m )(2,00), donde se practica esquí de fondo en invierno.

Un poco antes del refugio, seguir el camino de la izquierda que penetra en la amplia vaguada bajo el Pueyo Mondicieto ( 2.385 m ) y que conduce suavemente a la gran depresión de Cuello Gordo ( 2.188 m )(3,00) que separa la sierra de las Cutas de la sierra de Custodia. Ahora hay que realizar una travesía al pie de esta última. En invierno el paraje es peligroso debido a la frecuencia con que se forman ventisqueros que terminan originando aludes, por lo que, en ese caso, conviene consultar los partes nivológicos locales para conocer la estabilidad de la nieve sobre la montaña.

Continuando entonces (NE) sobre la repisa que domina la rinconada final del valle de Ordesa, se pasa bajo el collado de Goriz o Arrablo ( 2.343 m ) antes de alcanzar el refugio alpino de Goriz o Delgado Ubeda ( 2.200 m )(4,00).

En este punto podemos seleccionar ya cualquier ruta a la cumbre, siendo lo más habitual la ruta normal ( 3.348 m )(T4)(F)(7,00).

Desde Cuello Gordo/Los Serracils (F)

En los últimos años está ruta se ha convertido en una, sino la más parcticada, ya que constituye la manera de alcanzar la cumbre de la manera más cómoda y corta posible y en el día. Para ello hay que contratar los servicios de autobuses que ascienden por la pista de las Cutas hasta las inmediciaciones del Pueyo Mondicieto, concretamente hasta al paraje denominado Los Serracils ( 2.180 m ), muy cerca del mirador más occidental de los que se han construído a lo largo de la sierra de las Cutas. Los servicios sólo se efctuan en los meses de verano, y suelen iniciarse a las 6:00 y 7:00, con retorno a las 18:00 y 20:00 y previo pago de 20 euros (2015). Con ello se reduce el desnivel y el tiempo de ascensión prácticamente a la mitad.

Desde Los Serracil ( 2.180 m ) una senda se dirige al mirador que exhibe una vertiginosa caída sobre el valle de Ordesa ( 2.255 m ). Luego contornea el Pueyo Mondicieto ( 2.385 m ) y gana un hombro ( 2.276 m ) antes de descender a Cuello Gordo ( 2.188 m )(1,00). Se continua luego bajo la sierra de Costudia y el collado de Goriz hasta el refugio montañero ( 2.200 m )(2,00). La vía normal del Perdido nos colocará en su apreciada cima ( 3.348 m )(T4)(F)(5,00).

Por el Refugio de Sarradets (F).

Desde el Refugio de Sarradets (2.587 m) ( 1,15 del Col de Tentes, 3,30 de Gavarnie) alcanzamos la Brecha de Roldán (2.807 m) (F) (0,30) continuando por la vertiente meridional de la cordillera en dirección SE Una estrecha vira equipada con pasamanos nos permite bordear el Casco sin bajar al Col de los Sarrios. Progresando hacia el Este sobre una amplia plataforma evitamos tambiér la Torre, con lo cual nos situamos junto al Col de la Cascada (2.931 m) (F) (1,30).

A continuación pasamos bajo la Espalda, recorriendo un extenso nevero que abandonaremos para alcanzar mediante una facil trepada el resalte superior. Una vez arriba dejamos la línea de crestas que prosigue hacia Marboré, emprendiendo el flanqueo de la ladera meridional del Cilindro para ir directamente al Lago Helado (2.980 m)(3,00) y, enlazar con la vía normal del Monte Perdido (3.348 m) (F) (4,00) ( 5,15 del Puerto de Bujaruelo).

Desde el Col de Tentes (F)

El Col de Tentes ( 2.208 m ) es accesible mediante una carretera (D-923) de 11 Km. desde Gavarnie ( 1.375 m ).

La ascensión al Monte Perdido desde el Col de Tentes ( 2.208 m ) se suele realizar también en dos etapas, enlazando los refugios de Sarradets y Góriz a traves del Collado del Descargador (2.488 m) y Cuello de Millaris (2.453 m) en dos horas y media. Esta ruta, más cómoda y relajada que la anterior, es la idónea para visitar la Gruta de Casteret, pero vuelve a plantear el dilema de la masificación de la montaña.

Desde el Lac des Glouriettes (F)

Efectuando la aproximación desde el norte poco más arriba de Gédre se sustituye la carretera de Gavarnie por la del Valle de Héas, tomando el ramal que desemboca en el embalse de Glouriettes (1.688 m). En los meses de verano, el acceso a la presa suele estar cerrado, debiendo iniciar la marcha en el Pont de l' Arraillé ( 1.479 m ), por lo que deberemos invertir media hora adicional en alcanzar la misma.

La marcha se inicia bordeando el lago y en su extremo se toma dirección sur para penetrar en el Valle de Estaubé y recorrerlo por la margen izquierda del torrente. Al rato la senda comienza a superar la ladera occidental dejando en un llano el refugio abierto de Estaubé (1.765 m) (0,45).

Continuamos ascendiendo con suavidad y a partir de la cabaña en ruinas de Labassa (1.900 m) (1,30) el camino sube raudo hacia el SW para enlazar (2.200 m) (2,15) con la ruta de Gavarnie que viene de la Horcada d' Alans ( 2.430 m ). Sigue un trecho suave que flanquea (SE) el sector superior del Circo de Estaubé. Luego, mientras el camino principal continúa bordeando el circo para dirigirse al Puerto Nuevo de Pineta, tomaremos un impetuoso sendero que va en busca del espolón septentrional del Pico de Tucarroya ( 2.818 m ).

Atravesando una horcada (2.431 m) (F) (3,00) penetramos en el Corredor de Tucarroya. Es una empinada canal generalmente cubierta de nieve e incluso hielo, por lo que a veces hay que tomar precauciones. Arriba, en la brecha, está el Refugio de Tucarroya (2.666 m) (F) (3,30).

Puestos por fin a emprender la ascensión al Monte Perdido, del refugio se baja al lago, bordeándolo por la brecha (W) mientras se salvan unos resaltes rocosos. Después se avanza recto a la muralla, hasta situarse en la perpendicular del Col del Cilindro. La barrera inferior se supera por un corredor inclinado hacia la izquierda (E). Desemboca en un graderío que se recorre en dirección oeste, yendo a dar con una canal bastante vertical. Superándola se sale al glaciar intermedio para proseguir el ascenso, según la época, por pendientes palas de nieve o pedreras escurridizas que se elevan hasta el Col del Cilindro (3.071 m).

Con mucha nieve es más conveniente remontar la pared inicial por otro corredor, situado un centenar de metros al Este del anterior. Conduce directamente al glaciar intermedio y enlaza con el itinerario precedente subiendo en diagonal hacia el oeste. La vertiente meridional del Col del Cilindro está cortada a pico; para descender la pared hay que bajar a una cornisa horizontal y recorrerla por completo, de este a oeste, hasta topar con la abrupta muralla del Cilindro. Desde ahí se destrepa por rocas fáciles y compactas a la pedriza situada sobre el Lago Helado (2.980 m) (F) (2,45 del Refugio de Tucarroya), donde una vez más nos volvemos a encontrar en la ruta normal del Monte Perdido (3.348 m) (F) (3,45 del Refugio de Tucarroya) (7,15 del Embalse de Glouriettes).

Desde Gavarnie por el refugio de Tucarroya (PD)

También es frecuente acercarse desde Gavarnie (1.375 m), utilizando el itinerario de acceso a la Cabaña de Pailla (1.800 m) (1,00), donde en este caso se toma el sendero que va al norte para elevarse por una loma herbosa. Dejando a la derecha el Refugio Espuguettes (2.027 m) se sube al E., bifurcándose la senda en las cercanías del cresterío. El ramal izquierdo (N) se dirige al panorámico Pimené (2801); el nuestro es el derecho (S) que alcanza la Hourquette d' Allanz (2.430 m) (F) (2,30). Ahora es inevitable perder altura para enlazar (2.200 m) con la ruta del Valle de Estaubé y llegar al refugio de la Brecha de Tucarroya (2.666 m) (F) (4,00).

Ahora deberemos descender al lago de Marboré ( 2.591 m ), flanqueando la depresión donde confluyen los materiales de aluvión y cursos de agua. Es preciso localizar la morrena por donde discurre la hilera de hitos que conduce al punto clave de la ascensión. Remontando la gravera se accede a la base de la muralla en el punto donde se desploma una torrentera ( 2.700 m ). A su derecha aparece un corredor oblícuo que posibilita trepar hacia el chorro de agua (II). Las presas son buenas y firmes pero habitualmente húmedas y pulidas (II). Al llegar arriba, una clavija permite efetuar un rápel ( 15 m ) en el descenso o asegurar la ascensión a un segundo. Saliendo a la plataforma, evitar un resalte por el nevero de la izquierda o superarlo sin más para entra más arriba en el glaciar, que se sube en diagonal hacia la derecha. Es posible avanzar enlanzando los islotes rocosos para alcanzar la resbaladiza pendiente de grava que conduce al Col del Cilindro ( 3.071 m )(PD).

Para descender al Lago helado ( 2.980 m ), cruzar el collado hacia la izquierda y descolgarse por una cornisa, recorriéndola hacia la derecha, y destrepar por el borde de la muralla del Cilindro a la pedrera que rodea el lago ( 2.980 m ). Sólo queda unirnos a la vía normal que sibe de Góriz a la cumbre y que conduce al Monte Perdido ( 3.348 m )(PD).

Desde el valle de Pineta por El Balcón de Pineta (PD)

Por la cabecera del Valle de Pineta (1.300 m) cuna del río Cinca, discurre también un itinerario de aproximación. Se parte de la zona de acampada contigua al parador. La senda cruza el torrente elevándose por su margen izquierda en permanente zigzag. Sobre los 1.800 metros aparece a la derecha (N) el sendero que conduce al Valle de Estaubé atravesando el Puerto Nuevo de Pineta (2.466 m). La ascensión resulta dura hasta que tiende a decrecer la pendiente y aparece el Balcón de Pineta (2.500 m). Para alcanzarlo se debe superar el denominado Embudo. Es un paraje pronunciado sin dificultades con tiempo seco, pero que puede volverse peligroso en tiempo húmedo o ante la presencia de neveros persistentes ( han ocurrido varios accidententes en este lugar ).

Estamos en el Balcón de Pineta ( 2.550 m )(3,00). Hemos ganado una altitud considerable, pero la cumbre del Perdido queda todavía lejana. Atravesando un laberinto kárstico llegamos al Lago Helado de Tucarroya (2.591 m)(3,30), espejo del Monte Perdido y Cilindro que siendo cumbres gemelas poseen escasas semejanzas. Superando una corta pendiente se alcanza la brecha donde se asienta el Refugio de Tucarroya (2.666 m) (F) (3,45), aunque podríamos olvidarnos de él y pasar la noche en cualquier cobijo, conforme es práctica habitual en este grandioso y solitario paraje.

Al iniciar nuevamente la marcha, subiremos al Col del Cilindro ( 3.071 m ), bajaremos al Lago Helado ( 2.980 m ) y nos uniremos a la vía normal del Monte Perdido ( 3.348 m )(PD).

Arista NW (PD+)

Uno de los itinerarios más bellos para llegar a la cima.

El corredor de la ruta habitual del Perdido se encuentra al pie de un cresterío en cuyo perfil destaca el torreón denominado Dedo del Monte Perdido (3.178 m). Saber que existe una cota de tres mil metros es razón suficiente para describir la vía que discurre por esa cresta. Además es una interesante alternativa a la ruta normal, si se pasa por el Col del Cilindro.

De modo que partiremos precisamente de dicho collado (3.071 m) (2,15 de Tucarroya y Góriz) elevándonos con rumbo SE por terreno descompuesto hasta que se forma la cresta. Al principio es amplia y carece de complicaciones, pero al llegar a las proximidades del torreón se transforma. Todas las caras del Dedo del Monte Perdido son abruptas, siendo más vulnerable desde la brecha oeste; de modo que bajamos a dicha brecha, lo alcanzamos por la cresta y volvemos a retornar para eludir el desplome de la brecha oriental. No teniendo interés expreso en ascender el Dedo (3.178 m), ni por tanto de recorrer íntegramente la cresta, desde la brecha occidental se flanquea el torreón por la izquierda (N), volviendo a la arista en la horcada Este.

A continuación se yergue y agudiza la cresta, pudiendo evitar el tramo más escabroso, primero por el norte, después por el sur. De vuelta a la arista hay que soslayar un resalte extraplomado desviándose otra vez a la izquierda. De inmediato tiende la cresta a esfumarse y se alcanza la antecima Norte (3.306 m) a escasa distancia de la cumbre del Monte Perdido (3.348 m) (PD+) (1,30 del Col del Cilindro) (3,45 de Tucarroya y Góriz).

Cara Norte ( 700 m)(AD-)

El glaciar del Monte Perdido, suspendido sobre la cara Norte de la montaña, ha experimentado un retroceso progresivo y espectacular durante las últimas décadas por lo que esta ruta, antiguamente jalonada por cascadas de “Seracs” ha mermado considerablemente su interés pese a ser una de las ascensiones más clásicas del macizo.

Como hay que emprender la marcha antes del alba es conveniente situarse de víspera en el Refugio de Tucarroya (2.666 m) (3,30 del Embalse de Glouriettes y 3,45 de Pineta) y mejor todavía vivaquear bajo la pared. Partiendo del refugio se bordea el Lago Helado para alcanzar la base de la cara norte del Monte Perdido y seguirla hacia el SE dejando a la derecha (W) la ruta del Col del Cilindro.

La escalada de la primera barrera rocosa se inicia en el extremo oriental de la muralla, donde antaño existia una cascada de seracs. La pared se puede remontar por varios itinerarios; el menos amenazado por los bloques de hielo que penden del glaciar intermedio es el de los corredores oblicuos (III) que aparecen a la izquierda (E).

Desde el caparazón de nieve y hielo, cuya inclinación es moderada, se asciende en diagonal hacia la derecha (W) en busca de un corredor de nieve con fuerte pendiente (50º) que une el sector intermedio del glaciar con el superior. Para llegar al corredor es preciso trasponer una rimaya. Después se sube recto, yendo a dar con otra muralla rocosa que se asciende de frente, iniciando la trepada por una canal.

La pared no está muy empinada, pero hay tramos con malos agarres (III). Se sale a la cresta oriental cerca de la cima del Monte Perdido (3.348 m) (AD-) (4,00 del Refugio de Tucarroya).

Aunque constituye una vía menos directa que la anterior, otra posibilidad es recorrer el glaciar superior hasta la horcada oriental del Dedo del Monte Perdido, concluyendo la ascensión por la arista NW.

Cotas Restantes

Antecima N. de Monte Perdido ( 3.306 m ) ( ED50 31T 257099 4729373 ). Prominencia 1 m.

Accesos: Pradera de Ordesa ( 6h ); Goriz ( 3h ); Ref. Tucarroya ( 3h 45 minin ); Pto. Bujaruelo ( 5h 15 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Refugio de Góriz-Punta de las Escaleras-Monte Perdido-Refugio de Góriz-Ordesa calendar-icon2018/07/20
distance-icon19,168 Km duration-icon09:45 elevation-gain-icon1.206 m elevation-loss-icon2.080 m calendar-icon2010/09/26
user-imageRoberto Gil Alonso 22,09 Kb.
Fanlo - Cuello Gordo - Góriz - Monte Perdido calendar-icon2016/07/08
distance-icon17,841 Km duration-icon11:53 elevation-gain-icon2.190 m elevation-loss-icon199 m calendar-icon2013/07/13
user-imageMikel Larrañaga Romeo 15,66 Kb.
Pineta - Cara Norte - Monte Perdido - Cuello Cilindro - Balcón de Pineta - Pineta calendar-icon2016/07/08
distance-icon19,922 Km duration-icon15:43 elevation-gain-icon2.302 m elevation-loss-icon2.302 m calendar-icon2015/06/08
user-imageMikel Larrañaga Romeo 33,43 Kb.
Pineta - Faja Tormosa - Cuello de Monte Perdido - Monte Perdido - Cuello del Cilindro - Balcón de Pineta - Pineta calendar-icon2016/07/08
distance-icon14,719 Km duration-icon06:40 elevation-gain-icon2.198 m elevation-loss-icon2.062 m calendar-icon2015/06/08
user-imageMikel Larrañaga Romeo 23,31 Kb.
Col de Tentes - Brecha de Rolando - Refugio de Góriz - Monte Perdido calendar-icon2016/07/08
distance-icon16,429 Km duration-icon07:28 elevation-gain-icon820 m elevation-loss-icon1.952 m calendar-icon2016/07/18
user-imageMikel Larrañaga Romeo 22,96 Kb.
Bus Nerin - Góriz - Punta de las Escaleras - Monte Perdido calendar-icon2016/07/08
distance-icon21,218 Km duration-icon12:08 elevation-gain-icon1.491 m elevation-loss-icon1.491 m calendar-icon2015/07/14
user-imageMikel Larrañaga Romeo 24,22 Kb.
Pradera de Ordesa - Valle de Ordesa - Refugio de Góriz - Monte Perdido calendar-icon2016/07/08
distance-icon15,866 Km duration-icon07:33 elevation-gain-icon2.205 m elevation-loss-icon174 m calendar-icon2015/07/02
user-imageMikel Larrañaga Romeo 11,04 Kb.
Pradera de Ordesa-Senda de los Cazadores-Faja de Pelay-Senda de los Mulos-Góriz-Monte Perdido calendar-icon2010/09/01
distance-icon18,626 Km duration-icon09:15 (zenbatetsia) elevation-gain-icon3.174 m elevation-loss-icon1.137 m calendar-icon1989/12/31
user-imageHugo Fernández 6,67 Kb.
Bus Nerín - Cuello Gordo - Refugio de Góriz - Monte Perdido calendar-icon2009/09/01
distance-icon21,309 Km duration-icon07:00 (zenbatetsia) elevation-gain-icon1.516 m elevation-loss-icon1.516 m calendar-icon2016/01/10
user-imageItziar Lazurtegi 5,39 Kb.
Nerín - Cuello Arenas - Cuello Gordo - Góriz - Monte Perdido calendar-icon2007/10/21
distance-icon16,552 Km duration-icon05:26 elevation-gain-icon98 m elevation-loss-icon2.161 m calendar-icon2007/10/20
user-imageSanti Usabiaga 16,89 Kb.

Iruzkinak