Gora

Penya Blanca (954 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2015/03/05
Aldatze data
2017/11/30
2

Enclavado en la comarca de la Marina Alta, el Vall de Laguar se extiende con una orientación general W-E, comprimido entre la Serra de Migdia por el N y la Serra del Penyal (o del Penyó) por el S., mientras que hacia levante, con el fondo azul del Mediterráneo y la omnipresente silueta del Montgó (753 m), se abre a las fértiles llanuras de Pego y a la costa de Denia. Pueblos y montañas de tradición morisca, cultura que ha dejado su huella en un prodigioso paisaje abancalado, surcado de caminos de herradura maravillosamente trazados y, en muchos casos, tras la ignominiosa expulsión de principios del s.XVII, perfectamente mantenidos por los sucesivos pobladores de estos valles.

Una elevada barrera caliza de perfiles suaves y monótonos, la Serra de la Carrasca, cierra la Vall de Laguar por poniente, alcanzando los 954 m de altitud en Penya Blanca, cuyo nombre completo parece ser Penya Blanca de la Mallada de Figuera. La Serra de la Carrasca (o Serra d'Ebo) constituye una prolongación hacia el NE de la Serra d'Alfaro (1165 m), y continúa con la misma orientación por la Serra de Migdia (Puntal del Morrut - 747 m), aunque la interrupción propiciada por los barrancos de Malafi y de L'Infern, respectivamente, contribuyen a individualizar los tres macizos. Es también límite meridional de la Vall d'Ebo.

Pese a ser una sierra bastante desconocida y poco transitada, eclipsada por la merecida fama de las rutas al Cavall Verd (792 m) y, sobre todo, al Barranc de l'Infern, cuenta con itinerarios de ascenso suficientemente atractivos tanto desde Vall d'Ebo como desde Benimaurell, aunque quizás este último resulte más variado e interesante, atendiendo a sus valores paisajísticos y etnográficos.

Desde Benimaurell

A la salida del pueblo más elevado de la Vall de Laguar (440 m), cerca del espacio habilitado como parking y junto al punto verde, hay un panel informativo del PR-CV 181, sendero que vamos a utilizar en la primera parte de la ruta hasta el Coll de Garga. El camino, perfectamente señalizado, abandona hacia el S el núcleo de Benimaurell y asciende luego suavemente paralelo a la carreterilla del coll de Garga, en dirección W, con un magnífico trazado a través de bancales de piedra seca plantados de almendros. Toca luego brevemente el asfalto y lo abandona enseguida por la izquierda, para proseguir hasta una encrucijada de caminos, en un collado abierto entre el Castellet de Garga (829 m) y los Penyons de la Perereta (834 m); un poste de señales del PR indica la dirección a seguir, por ancho camino, hasta los corrales y el rústico restaurante ubicados en torno al Coll de Garga (763 m), punto de unión entre las sierras de la Carrasca y del Penyal.

El PR cruza el asfalto y continúa por una ancha pista de tierra, para desviarse enseguida por un camino a la izquierda; abandonar en este punto el sendero balizado y seguir por la pista en dirección al entronque con la visible ladera de la sierra; una solitaria encina junto al camino marca el inicio de un desdibujado atajo que pronto recupera, en un amplio collado, el trazado de la pista, que se dirige claramente en suave descenso hacia las ruinosas construcciones de las Juvees de Dalt. En el collado, abandonar la pista por la izquierda, rastreando una trocha punteada de amarillo y con algunos hitos, que luego se define y asciende por la ladera pedregosa y totalmente desforestada, con buenas panorámicas hacia los pueblos de Laguar, las sierras que delimitan el valle y sobre el profundo y sugerente Barranc de l'Infern, excavado por el río Girona, y objeto de una espectacular ruta senderista, PR-CV 147, bautizada ampulosamente como "la catedral del senderismo".

Sin mayores dificultades, se alcanza el lomo de la sierra en un collado a la derecha de Penya Blanca, con su característica cresta caliza que la identifica desde el inicio de la ruta. Un senderillo punteado en rojo asciende hasta la inofensiva cresta, la soslaya por la derecha y se presenta junto al montón de piedras que señala la cima de Penya Blanca (954 m). Inmensa panorámica en todas direcciones. Merece la pena alargar brevemente el paseo hasta la siguiente cota al W para localizar en un rellano de su ladera meridional lo que queda de la Nevera d'Ebo.

Accesos: Benimaurell (1h 40min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak