Gora

Torre del Hoyo de Liordes (2477 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
remove-icon
David Atela
Sarrera data
2007/02/16
Aldatze data
2020/08/09
10

Constituye el vértice de las Peñas Cifuentes, que rodean la extensa cuenca pastoril de Liordes (1900 m).

Desde el Puerto de Pandetrave (PD-)

En el Puerto de Pandetrave (1560 m), y nada más entrar en la vertiente de Valdeón, surge a la derecha una pequeña vaguada recorrida por el comienzo de una pista con limitación de tránsito desde el primer momento. La pista entra a dominar el valle de la Reina, donde quedará a nuestra derecha una majada abierta aunque algo precaria (5 minutos a pie), y luego vuelve a la izquierda sobre la vertiente de Valdeón a medida que cruza una media ladera de muy suave ascenso al pie de la divisoria herbosa que enlaza la Cordillera Cantábrica con el Macizo Central de los Picos de Europa. Se pasa junto a una fuente con abrevadero (1725 m)(0,40) y transitamos un buen trecho a media ladera, hasta un marcado repecho que ofrece una doble curva muy inmediata para alcanzar el paso de la horcada de Valcavao (1790 m)(1,00), en plena divisoria y paso hacia Fuente Dé.

Antes de coronar el paso, una bifurcación a la izquierda (cartel) da acceso al ramal que continúa cabalgando en las inmediaciones de la divisoria hasta el descenso sobre la estrecha collada del Cebón de Remoña (1775 m)(1,20), final de pista al pie del inequívoco resalte donde se inician los Picos de Europa.

Sobre el contrafuerte opuesto al de la pista que va al Cabén de Remoña (1775 m) surge un camino amplio en suave ascenso que pronto entra a la derecha entre el brezal (vertiente de Fuente Dé) y gira la loma (izquierda) hasta una zona de campas (1820 m) al pie del resalte calcáreo de los Picos. Hay una fuente con abrevadero a nuestra derecha, y un poco por encima pasa (travesía hacia la derecha, marcas PR) el camino de la canal de Pedabejo. Sin embargo, hay otra opción que surge a la izquierda a la altura de la fuente, confusa entre el prado (NNE, sube hacia la gravera) y que luego se marca a modo de sendero hollado entre el pedregal: es la senda de las Traviesas de Pedabejo.

El sendero cruza en horizontal la campera hacia nuestra derecha para alcanzar el umbral donde se rompe la pendiente sobre la vaguada que acoge la majada de Pedabejo. Entonces se ciñe a la esquina izquierda para así perder la menor altura posible, en balcón sobre ese valle, a la vez que avanza (ENE, cruza la ladera hacia la derecha) rumbo a la entrada inferior de la canal de Pedabejo. Un poste indicador señala el punto inferior del camino, en el cruce donde enlaza la senda que procede de la majada de Pedabejo (1780 m). Alto de la canal de Pedabejo (2030 m).

Perdemos altura sobre la traza en revueltas por la otra vertiente, que desciende una ladera pedregosa (N) y luego entra en una canal marcada que ya domina la vega de Liordes y su casetón, punto donde se bifurca (1980 m): Hacia la vega de Liordes baja el sendero que continúa sobre el fondo de le canal (marcas PR) y que luego se ciñe un trecho a un canalizo lateral sobre la margen derecha, para finalizar la bajada de nuevo en el centro de la vaguada, a la vez que el roquedo se aplana en una zona minera (bocamina a nuestra izquierda).

Un poco más abajo entramos sobre la pradera de Liordes donde la senda avanza en la margen izquierda hasta encontrar el asentamiento de la reducida cabaña de Liordes (1880 m)(poste indicador). Si seguimos la ruta PR por la campera a nuestra derecha, al poco de dejar la gruta que sume el torrente aparece a unos 50 metros, aguas arriba y en esta misma margen, un amontonamiento de piedras que esconde la fuente de Liordes.

Nosotros debemos seguir, en cambio, otra ruta hacia Collado Jermoso. Seguir el camino a nuestra izquierda (1980 m), que sin tardar mucho deja de perder altura y avanza sobre los entresijos rocosos de esta ladera con la idea de mantenerse en el entorno de la divisoria que cierra la vega de Liordes y la separa del inicio de la canal de la Sotín. Se avanza (N) en esta vertiente de Liordes hasta un pasillo herboso que nos saca a la izquierda sobre el lado de la Sotín (1950 m)(2,20).

En este momento preciso deberemos abandonar la ruta a Collado Jermoso, y, por tanto, apartarnos del camino principal y ascender un cerro calizo que tenemos justo a nuestra izquierda.

Allí aparecen sendos hitos que indican el comienzo de la ruta hacia las Peñas de Cifuentes. Desde este altozano avanzaremos a media ladera (sube y baja, WNW, hitos), a la vez que evitamos el fondo quebrado de una hondonada contigua que se abre paso hacia el NW. Luego aparecerán trazas de paso en las reducidas graveras que se cruzan al pie de los sucesivos resaltes que vamos atravesando hacia la derecha, ya en progresivo ascenso. Así se alcanza un rellano a modo de boca del grandioso hou que aparece al pie de la parte superior de la canal del Hoyo Chico (2040 m) y nos da vista sobre la pared Norte de la Torre del Hoyo de Liordes, surcada de corredores y bastiones de roca rota. Buscaremos ahora a la izquierda la línea de hitos que sigue (SW) el fondo de esta canal, hasta culminar un segundo rellano que da acceso a una gran hoyada (2130 m) en la base del collado del Hoyo Chico.

Avanzamos en horizontal sobre el fondo de esta hoyada (SW, ausencia de hitos, terreno muy quebrado) y debemos salvar un escarpe que es base de la rampa del collado, ya sea por el fondo y un poco a la derecha, ya sea bastante a la izquierda. Subimos luego una rampa pedregosa con tendencia a evitar la base de la Torre del Hoyo de Liordes para así enfilar en el tramo superior un canalón de cascajo que salva una zona inclinada y luego ya alcanza las rampas fáciles que nos emplazan en el amplio collado del Hoyo Chico (2290 m). Afrontamos el cordal a nuestra izquierda, en principio suave, que se encamina hacia le Torre del Hoyo de Liordes. Se avanza un poco sobre la vertiente Norte para contornear unos curiosos pináculos que marcan el inicio del roquedo, y remontamos una canal de rocalla que nos devuelve al quicio del contrafuerte. Desde este collado, debemos perder unos metros sobre la vertiente de Valdeón hasta adivinar una repisa que se sigue en ascenso oblicuo hacia nuestra izquierda (II-) y alcanza una canal contigua a la arista en esta otra vertiente.

Remontamos la canal por su fondo (hitos, alguna baliza vieja, terreno descompuesto), a la vez que se tuerce a la izquierda hacia la cresta, y observamos su continuación impracticable en ese rumbo. Surge a nuestra derecha una repisa que enfila una fisura-canaleta dibujada en el muro rocoso. Trepamos por ella, seguimos por una zona de bloques poco fiables y sal-vamos un último muro (II-, luego II, bastante vertical pero buenas presas) que nos alza sobre otra repisa de la que se sale hacia la izquierda con facilidad (anclaje para rápel, 15 m). Tomamos ahora hacia la izquierda otra canal en subida (pequeño muro, I+, algo expuesto) que alcanza una terraza con un bloque de roca que seguiremos hasta culminar la espalda del pico, justo sobre una última brecha por encima de los escarpes que ha ido presentando el contrafuerte (2400 m). Seguimos ya por terreno pisado (ESE), primero sobre una canaleta contigua a la divisoria en este lado Norte, y luego por la amplia loma a modo de cresta que culmina en la Torre del Hoyo de Liordes (2474 m)(PD-)(4,45).

Desde Santa Marina de Valdeón (PD-)

En Santa Marina de Valdeón (1160 m) subiremos (N) por cualquiera de las sendas que remontan la ladera herbosa hasta la base de una loma. Entonces giramos al Oeste atravesando la vaguada del Arroyo de Cifuentes y alcanzando una cabaña pastoril en buen estado (1520 m)(1,00), situada ligeramente por debajo del collado Paranieva (1575 m).

Aproximándonos a un promontorio rocoso proseguimos el ascenso por una cresta cubierta de matojos que concluye (NNE) ante una singular torre. Bordeándola por la izquierda (W) encontramos una generosa fuente (1750 m) (1,30). Estamos en la Canal de la Chavida. Superando una corta y empinada ladera nos situamos al borde de la pedriza que sube al collado. El acceso puede realizarse (NNE) por la propia canal aprovechando las franjas herbosas, o subiendo por la ladera contigua a la Torre de Friero (2445 m) para efectuar arriba un flanqueo horizontal a través de una extensa pedrera. Ambas variantes confluyen bajo la amplia Collada de la Chavida (2207 m)(2,45).

Se bordea ahora (SE) le Torre del Hoyo Chico (2369 m) para llegar el amplio collado del Hoyo Chico (2290 m)(3,15), donde nos hemos unido a la apret final del itinerario anterior que lleva a la cumbre de la Torre del Hoyo de Liordes (2474 m)(PD-)(4,00).

Desde Fuente Dé (PD-)

Desde Fuente Dé (1094 m) se puede subir por el abrupto sendero de los Tornos de Liordes hasta el collado (1945 m (1,45) que da paso a la espléndida Vega de Liordes (1900 m)(2,15), continuando luego en dirección al collado de la Padiorna, para alcanzar el pasillo herboso que nos saca a la izquierda sobre el lado de la Sotín (1950 m)(3,00).

Se enlaza de este modo con la vía normal de la Torre de Liordes (2474 m)(PD-)(5,30).

Espolón ENE (AD-)

Escalada con algún tramo de dificultad media intercalado por zonas de avance sencillo (ensamble o incluso sin cuerda). No hay equipamiento instalado. Apta en condiciones invernales (más difícil y expuesta, pero con escasos sectores sobre filo de cresta: algún tramo en la subida hasta la Torre Olavarría y, eso sí, en la bajada de está).

Seguimos la vía normal desde Pandetrave o desde Santa Marina de Valdeón hasta la bifurcación (1980 m)(2,20) en el descenso del alto de la canal de Pedabejo, donde evitamos la senda que desciende directamente sobre Liordes y seguimos el camino que faldea (izquierda, ligero descenso) en la base de los repliegues rocosos de la Torre de Salinas. En el momento en que esta senda comienza a ganar altura para flanquear la base que sostiene el contrafuerte ENE de la Torre del Hoyo de Liordes, debemos abandonar la senda y remontar la loma (WNW, terreno cómodo, dejamos a la izquierda la vaguada que da entrada al escondido Hoyo de Liordes) rumbo a la muralla de roca firme que se aprecia como inicio del citado contrafuerte. Base del contrafuerte ENE (2140 m)(2,50).

Algo a la derecha de su eje, se observa en le pared rocosa una chimenea que asciende hacia la derecha (algo más a la derecha hay una fisura dibujada en esa misma línea). Nos encaramamos sobre unos muros sencillos de buena roca (III-) hacia el pie de esa chimenea, donde se alcanza una repisa junto a un arbusto y un bloque de roca separado (R1). Escalamos la chimenea (fisureros) sobre un primer resalte (III+), al que sigue un muro (IV-) en cuyo lado tocamos unos peligrosos bloques sueltos, y finalmente un resalte de roca mala (III+) tras el que la inclinación merma sobre un corredor de cascajo, donde buscamos el espolón a nuestra derecha para establecer reunión (R2, se puede seguir a ensamble).

Ahora se avanza un tramo cómodo en diagonal hacia la izquierda (II+) y llegamos a la base de un resalte liso y vertical (R3) que obliga a girar hacia la derecha la loma para así enlazar con otro ramal del contrafuerte (más sencillo) que baja al NE. Algo a la derecha de este nuevo filo, se marca una fisura-chimenea que ascendemos con agrado (III) para culminar sobre el contrafuerte principal, expuesto en abismos sobre el Hoyo de Liordes (R4, no se deben hacer largos en adelante). Volvemos a acercarnos ahora a un impresionante resalte en la cresta, que esconde en su vertiente Norte una diagonal ascendente hacia la derecha por donde lo sortearemos con comodidad (II). Regresamos a la izquierda sobre la divisoria (canaletas), que trepamos en roca firme de pendiente agradable. Aparece un paso algo escaso en presas (III-, se evita por las terrazas al norte) y alcanzamos la zona cimera de la Torre Olavarría (2410 m)(5,00), cortada a pico hacia el S.

Aparecen ahora dos gendarmes amenazantes en la cresta hacía la Torre del Hoyo de Liordes. Descendernos sin problemas a la brecha contigua, y remontamos una canaleta (II-) que acaba a la derecha de la primera aguja para afrontar su cima a plena cresta (III-). La siguiente bajada no exige bajar hasta la brecha, dado que podemos saltar sobre la siguiente aguja (III-, expuesto) y coronar su filo para descender en su continuación (III, expuesto y roca rota) hasta alcanzar una terraza que se dibuja en el lado Norte. Por allí evitamos una cima secundaria y bajamos (II) sobre una brecha cómoda. Enfrente, salvamos un murete y ganamos altura en busca del filo, que se sigue un buen trecho con agrado y en ascenso (II), hasta culminar la antecima de la Torre del Hoyo de Liordes. Aquí, la divisoria gira a la derecha y obliga a un descenso por la marcada brecha que, un poco más abajo y a la derecha, ofrece el inicio de una trepada elegante (II+) sobre una canaleta (II, buenas presas) que nos lleva a coronar la Torre del Hoyo de Liordes (2474 m)(AD-)(5,50).

Accesos: Pandetrave (4h); Fuente Dé (4h 15 min).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak