Gora

Cabeçó D´or (1.209 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Sarrera data
2010/04/18
Aldatze data
2010/04/18
26
El Cabeçó d´Or, Cabezón de Oro (1.207 m) es sencillamente una montaña impresionante, se la mire por donde se la mire. Presenta una forma alargada y abrupta, con numerosas paredes que hacen las delicias de los escaladores. En sus entrañas se buscó oro durante mucho tiempo, sin ningún resultado. Hoy en día, son únicamente el sol matinal y el del atardecer los que tiñen de dorado esta singular montaña asomada al Mediterráneo.

La ascensión, como en otras tantas montañas de Alacant, está guiada por un magnífico sendero P.R. que conduce hasta la cima.

Desde las Cuevas de Canelobre

Para comenzar, tomamos la carretera que sube a las cuevas de Canelobre (visitables), cerca de la localidad de Busot. Unos centenares de metros antes, en una cerrada curva a la derecha, podemos aparcar en un espacio habilitado para tal fin ( 500 m ). Aunque los carteles del P.R. han desaparecido en este punto, comenzamos a andar por la ancha pista que de la curva nace.

Tras pasar junto a una pequeña casa, situada bajo un impresionante picacho y una microrreserva de flora señalizada, desciende brevemente para girar a la derecha y penetrar en el bonito Racó de Sevas (Rincón de Sevas), un impresionante circo de gran belleza.

En el momento en que estamos llegando a la única casa allí existente (0,35), abandonamos la pista, que se dirige por la izquierda a un visible collado, y tomamos la marcada senda que por la derecha encara por fin las duras pendientes del Cabeçó d´Or ( 1.209 m ). La senda serpentea sin tregua hasta llegar a un collado en el que se encuentran las ruinas de una casa y una especie de cava o pozo de nieve en estado de abandono también (1,15). Un poco antes de llegar al collado habremos observado bajo una vertical pared cercana, una pequeña puerta excavada en la roca y una senda que hasta ella conduce. Se trata de un minúsculo refugio en estado bastante aceptable.

Una vez en el collado, giramos a la izquierda, penetrando en el bosquete, y ascendemos hasta situarnos en la mismísima base de una pared. Tras superar una corta y sencilla trepada alcanzamos la parte alta de la montaña, en un colladito que se abre paso entre las paredes (1,45).

No tenemos más que continuar la evidente senda que, en fuerte pendiente y con pequeñas trepadas sin importancia, nos depositan en la cima de esta elegante montaña. Habremos pasado junto a una caseta de piedra en ruinas cercana a la cumbre ( 1.207 m ).

Las vistas desde el Cabeçó d´Or son de oro. Contemplaremos Puig Campana, Aitana, Serrella, Maigmó, Penya Migjorn y otras muchas grandes montañas alicantinas. Más cerca, y hacia abajo, el ancho mar Mediterraneo, la larga playa de San Joan d´Alacant y la propia ciudad de Alacant.

Accesos: Curva de la carretera-Acceso a la cueva de Canelobre (2h).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak