Gora

Pina (1.399 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2015/04/28
Aldatze data
2016/07/10
9



El Pina es uno de los montes clásicos de Castellón. Su silueta cónica, oscurecida por los extensos pinares que tapizan sus laderas, es visible y reconocible desde muchos lugares de la Comunidad Valenciana y de Aragón; por el contrario, las panorámicas que se esperaría disfrutar desde su cima, aunque amplias hacia el este y sur, resultan algo decepcionantes, a causa de los pinos (y de las antenas) que entorpecen la visión hacia el resto de orientaciones.

Probablemente esto no es un problema para los vigilantes que otean el horizonte para detectar rastros de humo desde la altísima torre de vigilancia forestal de la cumbre, que sobrepasa con holgura las copas de los árboles; una cima, por otro lado, tremendamente antropizada, pues además de las antenas con sus respectivas casetas y de las instalaciones de vigilancia contra incendios, hay que inventariar el descomunal pilón geodésico, la ermita de principios del siglo XIX dedicada a Santa Bárbara (virgen y mártir, protectora contra tormentas y tempestades, romería el 4 de diciembre) y a Santa Quiteria (virgen y mártir también, abogada contra la rabia y las plagas de los cultivos, romería el 22 de mayo) y, en un plano ligeramente inferior, una zona recreativa con mesas, barbacoa y hasta refugio abierto; como era de esperar, la amplia pista que da servicio a toda esta infraestructura contribuye a degradar aún más la propia cima y su entorno.

El monte, que presenta una ladera meridional en proceso de recuperación tras no lejanos incendios, conserva una importante masa forestal compuesta principalmente por pino rodeno (Pinus pinaster) y pino albar (Pinus sylvestris), con rodales de roble quejigo (Quercus faginea) y, sobre todo, de roble melojo (Quercus pyrenaica) sobre sustrato silíceo; una Microrreserva de flora de 4,86 ha en la umbría bajo la cima los protege, junto a sus especies acompañantes, desde 1998.

El ilustre botánico ilustrado Antonio José Cavanilles, en su obra "Sobre la historia natural, geografía, agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia", editada entre 1795 y 1797, describe con deliciosa y culta prosa dieciochesca su visita a Pina de Montalgrao y a la montaña de Santa Bárbara durante el viaje que realizó por encargo real en 1791:

"Tierras y moradores no parecen ya del reyno de Valencia: no he visto pueblo más infeliz excepto Pina, retrato vivo de la miseria y pobreza: viven en él 60 vecinos; sus casas, ó sea chozas miserables, parte caidas, parte amenazando ruina, semejan un esqueleto de población en la raiz del pico, llamado Montalgrao, ó Santa Bárbara de Pina. Este monte, aunque inferior al Peñaescabia, y mucho más al Peñagolosa, y á otros muchos del reyno, levanta su cresta coronada de pinos sobre los que yacen en sus inmediaciones. (...) Compónese enteramente de amoladeras roxas hácia el sur, y blanquecinas hácia el norte en hojas inclinadas. (...) Todo el monte está cubierto de pinos y de arbustos, el más común es la xara con hojas de laurel, que se levanta allí hasta cinco pies en la mayor parte del monte. Sus hojas, y mucho mas sus grandes flores son tan gratas al ganado cabrío, que apenas come otra planta mientras la xara le suministra pasto. En la cumbre del monte está la ermita de Santa Bárbara, y desde allí se descubre una extensión considerable. (...) No son muy rápidas las faldas del monte Pina, principalmente las del norte, que presentan planos inclinados, sembrados de peñas y de escombros, bien vestidos de pinos, xaras y enebros...".

En la cima se localiza el vértice número 61461, cuyo pilar se eleva sobre una torreta constituida por cinco cuerpos varios metros por encima del suelo. La cota del vértice es (1406,061 m) pero la altitud del terreno sobre la que se asienta la señal es inferior (1399 m ) y es la que se ha consignado.

Por otro lado, Pina es el nombre del municipio donde se enclava la cumbre (Pina de Montalgrao), por lo que la denominación más adecuada parece ser Alto de Santa Bárbara o del Pilón, siguiendo la advocación de la ermita de la cumbre.

Desde Pina de Montalgrao

Sencillo itinerario desde Pina de Montalgrao (1039 m), localidad de la Comarca del Alto Palancia situada junto a la raya con Teruel, territorio con el que comparte las características climáticas del altiplano en el que se ubica; un corto ramal une esta localidad con la A-23 (Autovía Mudéjar) a la altura de Barracas.

Al este del pueblo sale una pista asfaltada señalizada a la Ermita de Santa Bárbara, con alguna marca del sendero PR-V 62; al finalizar el asfalto, se bifurca: por la izquierda, con aspa de dirección equivocada, continúa la pista de servicio que llega hasta la cima en un recorrido total de 4 km; por la derecha sigue el sendero (las marcas pueden estar borrosas en algunos tramos) hasta la Balsa de las fuentes, donde abandona la pista por un sendero a la izquierda que asciende por una vaguada, pasa junto a las ruinas de un corral y cruza nuevamente la pista de servicio abandonada en la bifurcación.

Al otro lado se pasa por una área recreativa (La Pimpollada), se vuelve a cruzar otra pista y se toma un agradable sendero entre pinos, con alguna marca blanca y amarilla sobre los troncos; el camino, muy evidente, sale luego a terreno despejado cubierto de jaras y zigzaguea con más pendiente por la ladera SE hasta llegar al área recreativa inmediata a la cima. Un breve tramo de camino de grava nos sitúa junto a la ermita y el gran pilón geodésico del Pina (1398 m).

Accesos: Pina de Montalgrao (1h 30min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak