Gora

Becerrero (846 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Sarrera data
2017/02/10
Aldatze data
2017/02/10
1

El Becerrero es una loma de perfil alargado que se eleva a mediodía de la localidad sevillana de Estepa, formando una amplia meseta cuya máxima elevación se sitúa en el norte de la planicie. En honor a la verdad, no es una montaña especialmente llamativa, a pesar de su destacada prominencia; a su morfología achaparrada se añade la circunstancia de que posee algunas antenas que ocupan la cima, contando pues con el consiguiente vial asfaltado que convierte la subida habitual en una desaborida caminata de menos de tres kilómetros, más apreciada por ciclistas que por montañeros.

Su ascensión monte a través, sin embargo, puede ser el complemento ideal a una visita a Estepa (Conjunto histórico-artístico), ciudad considerada Balcón de Andalucía por su posición dominante sobre la campiña de la comarca de la Sierra Sur,  famosa además por su aceite y por los mantecados, polvorones y otras delicias navideñas que se elaboran de manera tanto industrial como artesanal en diversas fábricas y conventos de su término.

El bonachón cerro permite ser culminado por toda su ladera septentrional prescindiendo del asfalto, entre un paisaje verde donde no faltan los palmitos, el espliego o los afloramientos calizos de un lapiaz poco desarrollado que nos mantendrá entretenidos buscando el mejor paso, sin ponernos mayor impedimento. Como recompensa, divisaremos los cercanos techos sevillanos del Terril y el Peñón de Algámitas o, simplemente, podremos disfrutar de un sereno atardecer invernal mientras damos cuenta del sabroso mazapán que elaboran las monjas de clausura del convento de Santa Clara, antes de finalizar con un rápido descenso por la carretera con las últimas luces del crepúsculo, sin riesgo de extravío.

Emularemos, en cierta forma, las andanzas de el Pernales, el Lero, el Vizcaya, el Vivillo u otros  célebres bandoleros que merodearon los alrededores de Estepa en aquellos, los mismos tiempos en que la legendaria Torralba daba muerte a los soldados franceses después de atiborrarles a alcohol en su taberna, antes de ser fusilada en 1812.

Desde el Convento de Santa Clara

Sobre la pintoresca población sevillana se encuentran los conventos de Santa Clara y San Francisco, además de lo poco que queda del castillo (606 m). Aunque podemos alcanzar en vehículo este punto, puede ser una buena sugerencia estacionarlo en las calles del pueblo y comenzar ascendiendo por las empinadas callejas buscando la altiva torre de la iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico tardío, para proseguir después por el conocido como Balcón de Andalucía y los jardines de Francisco Ayala hasta el cerro de San Cristóbal, sobre el que se asientan los conventos y el castillo.

Con la extensa y verde loma del Becerrero ya a la vista, perdemos unos metros de altura por el asfalto para pasar junto al campo de fútbol y tomamos, seguidamente, la carretera que sube a las antenas. Recorrido un breve tramo por ella, la abandonamos junto a una construcción, tomando una pista que parte a la izquierda y se dirige a una solitaria vivienda situada en la falda meridional de nuestro objetivo. Dado que la referencia visual es bastante evidente, podemos trazar la ruta de subida a nuestro antojo, a sabiendas que no encontraremos ningún impedimento, exceptuando un vallado en la parte superior que habrá que sortear por donde se crea más conveniente.

Un poco antes de alcanzar la solitaria vivienda abandonamos toda suerte de camino junto a un cartel que advierte de la prohibición de paso a la propiedad privada, lanzándonos ladera arriba en busca de la pequeña pared caliza que no supondrá ningún problema en nuestro avance. Cuando alcanzamos la parte alta de la loma, con las antenas ya a la vista, sorteamos el matorral diverso que nos sale al paso, valiéndonos de las múltiples sendas y caminos que facilitan la progresión por el lapiaz.

Poco después de saltar la vieja valla que nos sale al paso alcanzamos  el vértice geodésico de la cota 844, apartado apenas unos metros de las antenas que ocupan la inapreciable parte más elevada (846 m) de la meseta, no demasiado generosa en panorámicas desde los alrededores de los armatostes de hierro. Hasta ellas llega la carreterilla por la que se desciende al pueblo rápidamente.

Acceso: Convento de Santa Clara, de Estepa (50´)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    2017.eko otsailak 11a

    La tarde que ascendimos a Becerrero creimos estar en el punto más elevado al alcanzar el vértice solitario, situado a 844 m de altitud. Días después pudimos comprobar en el mapa que el punto culminante (846 m) se encontraba unos pocos metros más allá, entre las antenas, a la entrada de cuyo afeado recinto cogimos la carretera para descender. Aunque sea irrelevante (ambos vértices se encuentran separados por unas pocas decenas de metros, siendo idéntica la sensación de máxima altura en ambos puntos) es esta la razón por la que no hay fotografía del vértice más elevado (846 m).